Coronavirus en Uruguay
789

Confirmados

22

Fallecidos

638

Recuperados

Coronavirus en el mundo
5.683.735

Confirmados

353.998

Fallecidos

2.401.252

Recuperados

Editorial:La otra cara del Mayo francés
Ver editoriales anteriores
El saqueo gasolinero en Venezuela /// ¿Cuántas toneladas de residuos se generan en Montevideo? /// Té: una historia de amor que resiste el paso del tiempo /// Revelan el ángulo del asteroide que pudo acabar con los dinosaurios /// Rania de Jordania y Melania Trump, un duelo estilístico
Sociedad

5/03/2020 12:02

PIT saluda “guiños” de Lacalle y espera que tenga “los oídos abiertos”

Fernando Pereira destacó la voluntad de diálogo del presidente y cuestionó la “satanización absurda” del movimiento sindical.

PIT saluda “guiños” de Lacalle y espera que tenga “los oídos abiertos”

FocoUy

El presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira, celebró y destacó el clima de respeto que se vivió en el país el pasado domingo, en el marco de la asunción del nuevo presidente, Luis Lacalle Pou.

El titular del movimiento sindical optó además por remarcar en forma positiva algunos aspectos del discurso que el flamante mandatario elevó ese día a la Asamblea General.

Así, pese que a la “omisión” de alguna referencia al pasado reciente y a lo vinculado con los derechos humanos, el dirigente dijo estar convencido de que el nuevo gobierno continuará con las tareas de excavación y búsqueda de los restos de detenidos desaparecidos. Un tema en el que, aseguró, “no hay marcha atrás en Uruguay”.

Es que, para Pereira, una omisión no siempre se traduce en una posición negativa. “En el discurso en el Parlamento no lo habló, pero en distintas ocasiones lo dijo públicamente. Incluso a mí, personalmente, me ha dicho que tiene el objetivo de buscar los restos de los desaparecidos”.

En un posicionamiento difundido por los canales oficiales del Pit-Cnt, Pereira sostuvo que Lacalle Pou fue coherente en su discurso entre lo planteó durante la campaña electoral y, meses más tarde, en el período de transición.

El dirigente dijo haber visto dos “guiños” por parte del presidente. Uno fue la mención a que las organizaciones sociales, entre ellas el movimiento sindical, pueda participar en el diálogo que el gobierno convocará para la reforma del sistema de seguridad social.

El segundo, agregó, fue la garantía de que “no se va a violentar la autonomía de la enseñanza” en las iniciativas que se incluyan sobre el gobierno de la educación en el proyecto de ley de urgente consideración. “Habrá que ver cómo queda plasmado todo esto”, dijo Pereira.

El presidente del Pit-Cnt insistió en que Lacalle Pou debe quitarle el rótulo de “urgente” al proyecto de urgencia, a los efectos que la “calidad democrática del debate” sobre ciertos temas de importancia fundamental para el país queden opacados por tener que tratar una iniciativa de más de 400 artículos en noventa días.

“Ojalá el presidente tenga los oídos abiertos y le quite el rótulo de urgente consideración, para que el diálogo y el debate sea de mayor calidad democrática”.

Pereira remarcó que Lacalle Pou es coherente y que el movimiento sindical también lo es.

“Hemos planteado en todo momento que no éramos neutrales y que muchos de los cambios que proponía eran negativos para la sociedad uruguaya”, expresó. “Fue votado para gobernar, y a nosotros nos eligieron para defender los intereses de los trabajadores”, aseveró.

Pereira llamó, en ese sentido, a encontrar caminos de diálogo que posibiliten solucionar los problemas de la gente, en un años que, “naturalmente”, se espera complejo.

Otra buena señal, para el presidente del Pit-Cnt, es que existe una comunicación fluida, con “teléfonos abiertos” con el gobierno.

Pereira advirtió, por otra parte, sobre la “satanización absurda” de la que es objeto el movimiento sindical en los últimos meses, en el que ciertos sectores cuestionan duramente algunas medidas anunciadas por los sindicatos.

Por ejemplo, la paralización de actividades definida por la Asociación de Docentes de Educación Secundaria (Ades), en protesta a determinados contenidos del borrador de ley de urgencia.

El presidente de la central sindical cuestionó que “la noticia” sea que “los sindicatos paran” cuando, fuera de Ades, ninguno más resolvió medidas de ese tipo.

“El año pasado tuvimos 185 días de clase, y los niños asistieron, en promedio, 158 días”, recordó. En ese lapso hubo solo tres jornadas de paro. Pereira se preguntó, entonces, qué sucedió durante los otros 24 días en que no hubo clase.