Coronavirus en Uruguay
369

Confirmados

4

Fallecidos

Coronavirus en el mundo
1.033.035

Confirmados

53.498

Fallecidos

Se destinarán 37 millones de pesos al sector de la cultura /// Presidencia anula compra de mobiliario para la estancia Anchorena /// Sony Corporation donará U$S 100 millones a lucha contra el COVID-19 /// Proponen crear Comisión Internacional de la Verdad sobre Covid-19 /// Trasladan a una australiana grave varada en el puerto de Montevideo
Sociedad

29/01/2020 07:17

La polémica por el tatuaje, el piercing, el gorrito y el porte de cara

El borrador de la ley de urgente consideración habla de “hechos” y no de “personas” con apariencia delictiva.

La polémica por el tatuaje, el piercing, el gorrito y el porte de cara

Foco UY

El borrador de anteproyecto de urgente consideración difundido por el gobierno electo sigue siendo una fuente inagotable de polémicas.

La última, producida en las últimas horas, estuvo referida al concepto de “apariencia delictiva” usado en el articulado.

Todo comenzó cuando el senador electo Jorge Gandini defendió la iniciativa este lunes, al ser entrevistado en “La tarde en casa” de Canal 10.

Allí fue interrogado por la periodista y activista Denise Mota que, como mujer negra y que vive en un barrio como Palermo, el término “le molesta mucho”.

“Hay que pasar por la calle y ver a los guardias de seguridad ¿a quién siguen en los comercios, a quién se mira? A los negros, las personas que no están bien vestidas, a los trabajadores”, dijo Mota.

“¿Quién determina qué es la apariencia delictiva?", continuó y luego agregó: "Si soy negra y estoy mal vestida tengo una apariencia que puede ser considerada delictiva".

Al responder, Gandini consideró que la apariencia incluye la actitud.

“La apariencia no refiere a la constitución física, refiere a la sospecha de que puede haber una conducta que termine en un delito”, explicó.

“Lamento si eso puede molestar a mucha gente, pero no tengo problema de que a mí me paren en el auto y me pidan el documento", agregó.

Gandini habló de “determinada gente que tiene tatuaje, gorrito y piercing da una tipología que el seguridad mira más que al otro, pero no tiene que ver con la ley, tiene que ver con una realidad".

Sus comentarios desataron el rechazo generalizado en las redes sociales y dieron pie a que, desde el Frente Amplio, se aventurara un futuro complicado si la ley de urgencia entra en vigor

“Los dichos sobre la apariencia delictiva desnudan los peligros de la discrecionalidad para reprimir”, dijo el diputado y secretario general del Partido Socialista, Gonzalo Civila.

“El porte de cara es una de las peores formas de estigma y crimilización. Se aprovechan del miedo para institucionalizar el abuso”, indicó.

Lo cierto es que el borrador de la ley jamás habla de “personas”, sino de “hechos” con apariencia delictiva. En total, el concepto aparece seis veces en todo el texto.

Por ejemplo, dos veces en el artículo 42: “La Policía deberá conducir a dependencias policiales a cualquier persona cuando existan fundados indicios de que ésta ha participado en un hecho con apariencia delictiva y puede fugarse del lugar donde el mismo se ha cometido, o entorpecer la investigación policial incidiendo en perjuicio de los elementos probatorios”.

En el mismo artículo se aclara que, “si en ocasión de procedimientos tendientes al esclarecimiento de hechos con apariencia delictiva, se verifica la negativa de personas implicadas o de testigos a concurrir a dependencias policiales, la Policía podrá conducirles y mantenerles en tales dependencias con un término máximo de 24 horas”.

También en artículo 75.

Allí se establece que, de suscitarse hechos de apariencia delictiva en un espectáculo público, el Ministerio del Interior lo comunicará en forma inmediata al Ministerio Público.

En el artículo 94, por otra parte, se establecen sanciones económicas a los que efectúen llamadas maliciosas, falsas o irregulares al servicio 911, sin perjuicio de las denuncias que puedan corresponder en caso de que esas llamadas tengan contenidos de apariencia delictiva.

Finalmente, el artículo 450 habla de que la intervención policial competente se efectuará a fin de garantizar el derecho a la libre circulación, el orden público y la tranquilidad.

En caso de hechos de apariencia delictiva, las autoridades actuantes detendrán a los presuntos infractores en informarán de inmediato al Ministerio Público.

El concepto de “hechos de apariencia delictiva” ya es utilizado en leyes vigentes del ordenamiento jurídico nacional. Por ejemplo en el artículo 54 del Código del Proceso Penal y en el artículo 42 de la ley de Procedimiento Policial.

También estaba incluido en el viejo sistema procesal.

Se trata de caso en los que, hasta tanto no haya una resolución judicial que así lo establezca, se considera que, jurídicamente, no es un delito, sino que tiene aparencia de tal.