Gerardo Bleier y el encuentro de su padre: "estuvo siempre allí"

Sociedad

8/10/2019 06:45

Gerardo Bleier y el encuentro de su padre: "estuvo siempre allí"

PCU

El gobierno confirmó que los restos hallados en agosto en el Batallón 13 son del militante del PCU, desaparecido en 1975.

Los restos hallados a finales de agosto en el Batallón 13 pertenecen a Eduardo Bleier, un odontólogo y militante del Partido Comunista desaparecido en 1975.

Así se lo informó este lunes el Poder Ejecutivo a sus allegados más cercanos y a los principales referentes de Familiares de Detenidos Desaparecidos.

“Es oficial”, dijo a ECOS Ignacio Errandonea, uno de los referentes de esta organización, luego que se confirmara la coincidencia a partir de las muestras de ADN que habían sido enviadas a la ciudad argentina de Córdoba.

La confirmación será sustanciada este martes en una audencia que se llevará a cabo en el juzgado que sigue el caso.

“Una alegría de que se pudo identificar, que se pudo hallar a otro familiar, y la certeza de que los encontraremos a todos”, aseguró Errandonea.

"Estuvo siempre allí, hasta que lo encontramos" fue, en tanto, la primera expresión de Gerardo Bleier, que ahora y luego de 44 años puede empezar a conocer la verdad sobre el destino de su padre.

"Infinitas gracias a la abrumadora y sanadora solidaridad social que nos rodea", expresó.

Eduardo Bleier integraba el PCU y tenía 47 años al momento de su desaparición. Era casado, y padre de cuatro hijos.

“Honor y gloria al camarada” se destacó desde ese sector, celebrando su identificación.

Conocido como “Enrique” en la militancia, integró el Comité Central del partido.

Se sabe que, luego de su detención,en plena vía pública, estuvo recluido en la “Casona de Punta de Gorda”, un centro clandestino que dependía del Organismo Coordinador de Actividades Antisubversivas (OCOA), también conocido como “infierno chico”.

De allí, existen testimonios que indican su traslado al Batallón de Infantería 13, denominado “La Fábrica” o “infierno grande”.

Según información oficial, Bleier fue víctima de la “Operación Morgan”, desatada en 1975 contra militantes del PCU, que se cobraría la desaparición de diez personas.

Los testimonios también indicaron que fue sometido a “salvajes torturas”. Su asesinato se habría producido entre el 1 y el 5 de julio de 1976.

La información previa, que había sido recabada por la Comisión para la Paz, durante el gobierno de Jorge Batlle, señalaba que Bleier había sido enterrado en el Batallón 14 de Toledo. Sus restos luego, se afirmaba, habían sido exhumados, incinerados y tirados al río de la Plata.

En el mismo predio en el que fue hallado Bleir habían aparecido en 2006 los restos de Fernando Miranda, otro militante del PCU y padre del actual presidente del Frente Amplio.
Informes recabados por el gobierno a partir de datos aportados por el Ejército apuntan a que en el Batallón 13 también habrían sido enterrados otros desaparecidos.

Entre ellos Carlos Arévalo Arispe, Otermino Montesdeoca, Julio Escudero Mattos, Julio Correa y la maestra Elena Quinteros.

La confirmación de la identidad de los restos de Bleier fue saludada a nivel político, sobre todo en el Frente Amplio.

“Eduardo supo ser un héroe por la patria y por la libertad”, afirmó el dirigente comunista Oscar Andrade. “Los vamos a encontrar a todos y habrá justicia”, garantizó.

El diputado de ese sector, Gerardo Núñez, optó por recordarlo como alguien que “fue asesinado defendiendo la democracia y siendo solidario con sus compañeros de tortura”.

“Los crímenes de Estado perpetrados por la dictadura cívico-militar sale a la luz”, sostuvo el diputado José Carlos Mahía (Asamblea Uruguay). “Verdad y Justicia”.

La candidata a vicepresidenta por el Partido Independiente, celebró que a partir de este lunes Uruguay tenga un desaparecido menos. “La noticia debe impulsarnos a seguir la búsqueda, con la esperanza de saldar esta terrible deuda con nuestro pasado”, dijo.

Su compañero de fórmula, Pablo Mieres, llamó a continuar la lucha por la verdad y la justicia.