Coronavirus en Uruguay
769

Confirmados

22

Fallecidos

618

Recuperados

Coronavirus en el mundo
5.482.809

Confirmados

347.148

Fallecidos

2.268.874

Recuperados

Editorial:
La otra cara del Mayo francés Ver historial
El Correo Uruguayo retoma su horario habitual /// Fito Páez estrena álbum y videoclip de "La canción de las bestias" /// Valverde: "Esto lo sacamos adelante juntos, hay que estar unidos" /// 210 años de la Revolución de Mayo, hito de la libertad americana /// Medidas del BHU para atender dificultades de pago que tienen deudores
Sociedad

20/06/2019 06:58

Denuncian problemas de higiene y acceso al agua en cárcel de Las Rosas

La crisis de superpoblación y hacinamiento fue parcialmente resuelta pese a que llegaron a convivir siete presos en celdas de dos personas.

Denuncian problemas de higiene y acceso al agua en cárcel de Las Rosas
Siete presos comparten el espacio en una celda diseñada para dos personas.
El Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP) publicó un informe sobre el estado de situación de la Unidad Nº13 (Cárcel Las Rosas) con foco en la población, la higiene y la alimentación.

En el documento, elaborado por profesionales del equipo del MNP y por especialistas en medicina y nutrición, se sostiene que la cárcel de Las Rosas es una de las unidades del interior del país que presenta más problemas.

Según el informe la prisión de Las Rosas presenta "graves carencias en materia de salud, alimentación y seguridad" lo que originan "múltiples conflictos y tensiones".

Además los técnicos subrayaron la "escasa cantidad de funcionarios, operadores penitenciarios, técnicos, médicos, psicólogos y psiquiatras que desempeñañ sus funciones en forma coordinada para una unidad de sus características y problemáticas".

Entre otros déficit la Unidad 13 presenta una "carencias de infraestructura y logística adecuada" y "falta de móviles policiales para la gran cantidad de traslados y desplazamientos (coordinaciones médicas, quirúrgicas, traslados a juzgados, traslados a diferentes unidades)".
Un "rancho" como le llaman los presos a la comida caliente que reciben al día.
Un "rancho" como le llaman los presos a la comida caliente que reciben al día.

A los reclusos no se les proporcionan artículos de limpieza para la higiene adecuada de la celda y solo tienen acceso al agua potable por espacio de 20 minutos en tres oportunidades al día.

Los presos aprovechan esos minutos para llenar envasos plásticos y luego administrar el agua "para la limpieza de la celda, hidratarse y el aseo personal".

Según el documento las personas "alojadas en el sector de seguridad carecen de actividades laborales y recreativas, tienen escaso tiempo de patio al aire libre".

En materia de higiene y alimentación los médicos que recorrieron la unidad señalaron que la planta física así como el servicio de alimentación presentan "condiciones inadecuadas tanto en el estado de conservación como de mantenimiento e higiene" lo que "facilita la contaminación de los alimentos en el proceso de elaboración, no estando dadas las condiciones para garantizar la inocuidad de los alimentos elaborados".

Los especialistas remarcaron también la necesidad de generar "modificaciones en las condiciones de los presos en las celdas de seguridad, reducir el hacinamiento y corregir la precariedad de infraestructura que constituye una situación de violación de la dignidad humana", además de dotar de mayores recursos humanos para garantizar que todos los presos
"dispongan de horas diarias de patio, así como de la posibilidad de participar en tareas educativas y laborales".

"En visitas anteriores a las que corresponden a este informe y en la del 8 de octubre de 2018 se constató superpoblación y hacinamiento de todas las celdas del sector, problemas de higiene, carencia en el abastecimiento de agua, falta de espacio y lugar de dispersión y así como falta de actividades laborales y educativas. Más allá de los recaudos que se deben de tomar para proteger a quienes requieren de seguridad interna, estas personas no debieran verse afectadas en sus derechos como fue constatado", señala el documento.

Además se constató que "en celdas para cuatro o para dos personas se alojaban 7, 8 y hasta 9 personas, muchas de ellas durmiendo sin colchón, mientras que otras dormían debajo de una de las camas de hormigón existentes sin espacio para moverse y con mucha dificultad para respirar en forma normal".

Esto "fue señalado reiteradamente a la administración por parte del MNP" y ameritó que el 3 de octubre de 2018 la Dirección del INR dictara la Orden de Servicio Nro. 43-2018 que establece que "a partir del día de la fecha, todas las personas privadas de libertad que sean derivadas a la Unidad Nro. 13, solicitando seguridad tanto jurídica como administrativa y los ofensores sexuales, serán derivados al Centro de Ingreso, Diagnóstico y Derivación de la Zona Metropolitana a efectos de ser tratados por la Junta Nacional de Traslado".

En la última inspección se constató una disminución de los presos en el sector de alta seguridad ya que no ingresaron nuevos reclusos sin embargo se indicó que se trata de una solución parcial, ya que el traslado de puede congestionar otras unidades del Interior del país.

Para la realización del documento los técnicos realizaron tres visitas, el 8 de octubre y 15 de noviembre de 2018 y el 21 de marzo de 2019.