Murió el único sospechoso por el asesinato del grafitero Felipe Cabral

Sociedad

6/05/2019 17:53

Murió el único sospechoso por el asesinato del grafitero Felipe Cabral

Según su abogado, falleció por causa "de todos estos avatares que nunca se probaron". Familia evalúa emprender acciones legales.

A los 77 años, padeciendo cáncer de piel, próstata y vesícula, y sin terminar de cumplir las medidas cautelares que se le impusieron durante su formalización, murió el viernes el hombre de iniciales A.J.P.A., quien fuera el único indagado como sospechoso por el asesinato del grafitero y músico Felipe Cabral, "Plef", de 29 años, el sábado 16 de febrero en la rambla de Malvín.

"Él no murió de cáncer", dijo a ECOS Luis Lozano, abogado del fallecido. "Él se murió como consecuencia de todos estos avatares que nunca se probaron".

El hombre vivía en un apartamento contiguo a la casa abandonada en cuyo jardín fue encontrado muerto Cabral, de un balazo disparado desde atrás. Las pericias apuntaban a que el proyectil fatal partió desde su casa aunque no pudo probarse que él fuera el tirador. Cuando allanaron la vivienda se encontraron varias armas en situación irregular, aunque ninguna de ellas era la homicida, por lo que fue formalizado el 22 de febrero por tráfico de armas, debiendo fijar residencia y no salir del país por 90 días, que vencían el 22 de mayo.

Dado lo fácilmente ubicable del lugar donde pasó la muerte y la conmoción que generó el asesinato de Plef, un hombre muy querido en la comunidad del arte callejero y el hip hop, la vida del sospechoso se había convertido en un suplicio, según su abogado, entre amenazas, insultos y concentraciones a las afueras de su casa.

"La familia quedó muy molesta con la situación, más con cómo quedó afectada su vida. Hoy (por el lunes) nos juntaremos en el estudio para evaluar la situación. No sé si se tomará una acción legal, pero hay mucha molestia por cómo ocurrieron los hechos. La responsabilidad es del sistema, la máquina nunca se pudo parar", indicó Lozano.

El abogado también cuestionó a la Justicia, al señalar que la Fiscalía -el caso es investigado por Mirta Morales- ha tenido acceso a información que él no ha podido revisar. "Las pericias se hicieron en febrero. Yo quería acceder a documentación y me dijeron que recién las voy a poder ver el 23 de mayo".

Según dijo el ahora fallecido en la audiencia de formalización, las armas incautadas solo servían “para cazar perdices y liebres” y estaban "todas oxidadas”.

La investigación sigue abierta, más allá de este fallecimiento. Según dijeron fuentes de la investigación a ECOS, no hay otro lugar posible de donde pudo haber partido el disparo que el apartamento de este hombre, a unos 15 metros de donde se encontró el cuerpo de Plef, Aún así, la Fiscalía no ha podido acceder al informe final.

El hombre vivía con un hijo y su nuera, que también están siendo objeto de investigación.