Coronavirus en Uruguay
960

Confirmados

28

Fallecidos

858

Recuperados

Coronavirus en el mundo
11.791.198

Confirmados

543.536

Fallecidos

6.778.018

Recuperados

Editorial:Montevideo, una ciudad a iluminar
Ver editoriales anteriores
Se oficializa acuerdo salarial de entre 2% y 4% para "período puente" /// Mujica sobre relevo de Talvi: "Fue un error, podrían haber esperado" /// Vivía en Brasil, volvió a su pueblo con COVID-19 y contagió a su madre /// Bolsonaro tiene coronavirus y se sacó el tapaboca ante los periodistas /// Dos hombres fueron asesinados a balazos en las últimas 24 horas
Sociedad

25/04/2019 20:50

Trabajadores desalojaron en forma pacífica MontevideoGas

Tras 12 horas de ocupación con control obrero, prohibido por la justicia expresamente, dirigentes del gremio decidieron abandonar la planta

Trabajadores desalojaron en forma pacífica MontevideoGas
A las seis de la mañana de este jueves, el sindicato de trabajadores del Gas tomó el "control obrero" con ocupación de la planta de MontevideoGas y las oficinas céntricas de la empresa, pese a la resolución de la Justicia que falló a favor de la compañía brasleña y prohibió expesamente esa medida.

Más de 12 horas después, y tras un desfile de sindicalistas y diputados que se acercaron a expresar su apoyo, los trabajadores decidieron proceder a una desocupación pacífica, tras que el juez liberara un oficio "en forma urgente" para que el Ministerio del Interior, de Trabajo y de Energía tomaran medidas para el cumplimiento de sentencia.

Según explicaron fuentes del Poder Judicial a este portal, los Ministerios debían resolver cómo actuar ante esta situación; si lo harían por separado o coordinadamente. "El juez ya decretó que esto no corresponde, aquí hay un desacato", advirtieron.

Un rato después, arribó a la planta una unidad de negociadores de la Guardia Republicana que trasmitió la decisión de la justicia, e invitó a una desocupación pacífica y en diálogo. También los diputados frenteamplistas Luis Puig y Gerardo Núñez se acercaron a la vereda, donde aguardaban los negociadores, para intentar mediar entre las autoridades y los trabajadores

Dentro de las instalaciones el presidente del gremio, Alejandro Acosta, señaló a sus compañeros: "La medida cumplió una etapa. Esta empresa dirigida por un gobierno fascista no se va a llevar por delante a los trabajadores".

Poco después, Marcelo Abdala se acercó a la Policía para señalar que se realizaría el desalojo "pacífico", al tiempo que dijo, frente a la mirada incrédula de los efectivos: "Aquí los malos de la película no son los trabajadores, es la patronal y su intransigencia".

Quince minutos antes de las 19 horas de este jueves, trabajadores y vehículos que estaban en la planta comenzaron a desalojar las instalaciones, y solo quedaron aquellos funcionarios que trabajan bajo la guardia.

Lo que se viene: negociación, reclamos y posible huelga de hambre

Ya entrada la noche y con la Unidad de Negociadores de la Guardia Republicana aguardando en la vereda, el dirigente de la Unión Autónoma de Obreros y Empleados del Gas, Alejandro Acosta, dijo que el desalojo fue en buenos términos y explicó los próximos pasos a considerar.

“En el marco de su estrategia la empresa está haciendo todo lo posible por destruir el servicio público y seguimos entendiendo que el Ministerio de Industria debe dar una respuesta que signifique o retirar a la empresa Petrobras de la concesión o que habrá una solución duradera y fiable que permita recomponer la gestión y conservar los puestos de trabajo. Lo que tenemos resuelto por asamblea es instalar una huelga de hambre a partir del lunes que será llevada adelante por tres compañeros que van a ser definidos mañana por el plenario de delegados. El inicio de la huelga de hambre está pactada frente al ministerio de Industria, Energía y Minería en el marco de un paro de 24 horas si el lunes no hay soluciones”, afirmó en una improvisada rueda de prensa.

Acosta fue consultado sobre si el sindicato intentó “politizar” la ocupación debido al tenor ideológico de los visitantes como Núñez, Puig, Abdala, el exTupamaro Jorge Zabalza y la líder de Plenaria Memoria y Justicia, Irma Leites.

“Con el compañero Zabalza tenemos una relación de muchos años de cuando él era edil y había otra compañía que hacía lo mismo que hace Petrobras ahora. Él fue parte de los compañeros que nos dieron una mano en aquella época desde lo institucional y desde lo social. No le cerramos las puertas a nadie de todos los que nos vinieron a saludar. No es un demérito que vengan compañeros siempre y cuando se respete la orgánica sindical. Hay un problema político de fondo porque hay un servicio público que se está destruyendo y las soluciones deben ser políticas y jurídicas”, agregó.

Para Acosta están todas las condiciones dadas “para que la empresa la gestione directamente el Estado” si no hay ningún privado interesado en asumir el mando de la compañía si Petrobras se retira de Uruguay.

Autoridades de MontevideoGas, entre denuncia y preocupación

La empresa MontevideoGas manifestó en un comunicado su "enorme preocupación" sobre la medida, calificando el hecho como "gravísimo".

La compañía informó que había solicitado el desalojo al Poder Ejecutivo así como también a la Justicia. "MontevideoGas ha accionado (...) todos los medios legales a su disposición para restablecer la normal y segura operación de la concesión de distribución del gas", se expresó en el documento.

Diputados en un intento fallido

Los diputados Luis Puig y Gerardo Núñez, integrantes de la Comisión de Trabajo, se hicieron presente en la planta temprano en la mañana. En una primera instancia se reunieron con los trabajadores y les solicitaron que levantaran la medida para instalar una nueva instancia de negociación.

Sin embargo, los obreros señalaron que únicamente cesarían la medida si la empresa retiraba los despidos y los envíos al seguro de desempleo. De esa forma dieron paso a una asamblea para analizar la propuesta. Mientras tanto, Puig se comunicó telefónicamente con Carlos Bellomo, gerente de la empresa, para comunicarle la propuesta. “Me dijo que ellos no van a ser flexibles con los despidos y que no están dispuestos a negociar”, señaló Puig. Él le recordó que hace tres semanas, sin medida sindical, la empresa tampoco quiso negociar.

Minutos más tarde, sindicalistas y legisladores se volvieron a reunir. “Ya nos comunicaron que la empresa no está dispuesta a negociar y nosotros resolvimos que no vamos a levantar la medida”, expresó Alejandro Acosta, dirigente del sindicato.

Consultado sobre la posibilidad que Petrobras se retire de la Concesión, Puig dijo: “Lo que se menciona es que traspasaría la concesión a otra empresa transnacional, pero nosotros no tenemos nada confirmado”.

PIT cuestiona decisión judicial de prohibir control obrero

En tanto, el PIT-CNT emitió un comunicado en el que manifestó su apoyo a los trabajadores ocupando. A su vez, cuestionó las decisiones judiciales.

La solidaridad de la central sindical con los trabajadores se debe a las “provocaciones constantes de Petrobras, que motivan las acciones implementadas por el sindicato”, según dice el texto. La defensa del servicio y de los puestos de trabajo es lo que manifiesta al PiT-CNT como primordial en esta situación.

A su vez, cuestionó la decisión judicial que prohibió la ocupación con control obrero. “Planteamos nuestra enorme duda sobre la pertinencia que la justicia civil laude en conflictos colectivos de trabajo”, dice el comunicado.

Tanto en la mañana, como ya cuando se realizaba la desocupación, Marcelo Abdala, secretario general del PIT-CNT, estuvo presente en la planta para ofrecer apoyo a los trabajadores.

Policía continúa con protocolo correspondiente

La jornada de "control obrero" comenzó con la llegada de autoridades de Petrobras que al constatar la medida se fueron a realizar las denuncias pertinentes.

Poco después, dos agentes policiales se hicieron presente en la planta. Según dijo Miguel Mascarello, dirigente del Sindicato del Gas, en ese momento la Policía fue únicamente para tener conocimiento de la situación y continuar con el protocolo correspondiente.

“Seguramente todos los trabajadores vamos a ser procesados, pero es un riesgo que asumimos por el bien del servicio y defender los puestos de trabajo”, expresó Mascarello más temprano.