Sindicato del gas espera que Ejecutivo retire concesión a Petrobras

Sociedad

19/03/2019 17:29

Sindicato del gas espera que Ejecutivo retire concesión a Petrobras

“No es conveniente que Petrobras siga con el servicio”, dijo Alejandro Acosta, dirigente del gremio.

“Todo sigue igual”. Con resignación respondió Alejandro Acosta, integrante del sindicato del gas, al ser consultado por una nueva instancia tripartita que tuvo lugar en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) este lunes. Allí se volvieron a ver las caras los representantes de la empresa brasileña Petrobras y el gremio.

“La empresa sigue con la postura de no negociar y confirmó su intención de enviar a más trabajadores al seguro de paro”, agregó en diálogo con ECOS.

Ante esta situación, los funcionarios esperan que haya una acción por parte del Poder Ejecutivo, más precisamente del Ministerio de Industria, Energía y Minería que es el que tiene la potestad de tomar una resolución.

Petrobras es la propietaria de las dos empresas que ofrecen el servicio de gas por cañería en Uruguay: Montevideo Gas y Conecta. Dicho servicio ha perdido más de 7.000 usuarios desde que inició el conflicto hace dos años y 40 trabajadores fueron despedidos.

"Al hablar con integrantes del Poder Ejecutivo, el Frente Amplio, el PIT-CNT y distintas organizaciones sociales, notamos que hay un consenso de que Petrobras no está apostando a una negociación con el fin de buscar un acuerdo”, dijo Acosta.

La falta de inversión y de desarrollo económico, se suma a la necesidad de personal. “Más allá de la pérdida de puestos de trabajo, existe un riesgo porque no hay un control correcto. Acá si hay una fuga es algo peligroso”, expresó el dirigente sindical señalando que las guardias se sostienen con las horas extras y que hay funcionarios que trabajan más de 16 horas seguidas.

“No es conveniente que Petrobras siga con este servicio. Pero demás, si sigue así lo va a destrozar”, indicó.

Todas las propuestas presentadas por el Poder Ejecutivo y por los trabajadores han sido rechazadas por parte de la empresa.

Acosta sostuvo que el ministerio tiene dos opciones: obligarlos a que se cumpla con ciertas pautas o se los retira de la concesión. Ante la negativa de Petrobras a negociar, los trabajadores esperan la acción del gobierno como única salida.

“No es válido que los trabajadores y los usuarios paguemos el pato”, señaló. Sin embargo, desde el ministerio se ha señalado que la empresa tiene la concesión y que por el momento se respetará.

Este miércoles habrá una nueva instancia en el Ministerio de Trabajo, pero el sindicato siente que nada va a cambiar.

Los trabajadores anunciaron una ocupación con control obrero a partir del 25 de marzo en caso de que no haya avances en la negociación. “Con esa medida, la única opción que quedará es que se vaya o que el gobierno los invite a irse”, sostuvo.

Intensiones políticas

Según Acosta, Petrobras ha escondido sus verdaderas intensiones en la "excusa" del déficit económico. "Nosotros hemos propuesto rechazar el ajuste salarial que nos correspondía para solucionar el conflicto, pero no fue considerado", expresó.

Ante esa situación, desde el gremio sostienen que hay otras intensiones por parte de la empresa. "Se busca una desestabilización que tiene tintes políticos".

Días atrás, el PIT-CNT emitió un comunicado en el que sostenía que la situación en estas empresas se dio luego de la destitución de Dilma Rousseff en la presidencia de Brasil, y que existe un ataque constante a los trabajadores y al país.