Justicia obligó a estudiar a menores que robaban casas en Guichón

Sociedad

9/03/2019 12:30

Justicia obligó a estudiar a menores que robaban casas en Guichón

Fueron formalizados por diez delitos de hurto en viviendas y comercios. Tienen 13 y 16 años, y tenían armas en su poder.

Dos adolescentes que venían robando viviendas y comercios de la ciudad de Guichón fueron detenidos por personal policial de la seccional 11ª. La Justicia dispuso que deberán iniciar estudios secundarios este año.

Los menores tienen 13 y 16 años, y desde hace varios días venían cometiendo delitos en las casas, y también algunos comercios, de la ciudad del departamento de Paysandú. El robo a una farmacia fue su último delito y por el cual pudieron ser identificados, según informó la Jefatura de Policía local.

Los ladrones aprovechaban su complexión física pequeña para ingresar a las casas a través de ventanas o banderolas. Una vez adentro, se llevaban todo lo que podían. Incluso utilizaban armas de fuego ante la posibilidad de encontrarse con algún morador o con la Policía.

Esta semana, el objetivo de estos ladrones fue una farmacia de la ciudad. Allí robaron dinero en efectivos, así como también varios productos y algunos medicamentos. A partir de ese robo, se pudo determinar que los dos adolescentes serían los sospechosos.

La comisaría local pidió a la Justicia una orden de allanamiento. Una vez que los efectivos ingresaron a la vivienda se encontraron con más de $ 40.000 en efectivos, un arma de fuego, varios cuchillos y cortes estilo carcelario, electrodomésticos pequeños, equipos de audio, ropa, entre otros elementos. Mucho de lo encontrado luego fue reconocido por las personas que habían sido robadas.

Derivados a la Fiscalía, los jóvenes admitieron ser los autores de los hechos. Una vez conducidos ante el juez, se dispuso el inicio de un proceso para los menores de edad por diez delitos de hurto.

Como medida sustitutiva, deberán residir en un domicilio fijo y permanecer allí desde las 20:30 a las 6:30 horas por 90 días, someterse a un tratamiento psicológico, y se los obligó a cursar la totalidad del año lectivo en la UTU de la localidad.