¿Cuál es la situación judicial de los familiares de Mónica Rivero?

Sociedad

4/03/2019 16:21

¿Cuál es la situación judicial de los familiares de Mónica Rivero?

Si bien se reactivó con la aparición de la mujer, el caso no arranca de cero. Ellos ya tenían un expediente armado en Crimen Organizado.

Desde muy poco después que su familia denunciara la desaparición de Mónica Rivero, el 13 de febrero de 2017, tanto su marido, un hombre de iniciales M.A.D.G., y sus dos hermanos ingresaron a la categoría de indagados para la Justicia. Eso desde que el caso pasó de ser una persona ausente a estar aplicado a la ley 18.494, la de control y prevención de lavado de activos. Y con la aparición de esta mujer el miércoles, dos años y 14 días después, su situación puede complicarse.

“Ellos ya tenían un expediente armado en Crimen Organizado luego de la desaparición (de Rivero). No se arranca de cero”, dijo a ECOS el fiscal especializado en Crimen Organizado Luis Pacheco, quien llevará adelante la investigación para saber si esta mujer, además de cometer estafa y falsificación de documentos, delitos por los cuales el jueves ya fue procesada con prisión por la jueza Ana Ruibal, lavó dinero obtenidos con fines ilícitos. “Con su aparición, lo que declare, la ampliación de denuncia de (la empresa Julio César) Lestido, más una contestación que esperamos del Hotel Conrad, vamos a ver cómo seguir”.

No hay fecha aún para el comienzo de las indagatorias ya que aún no se envió copia del expediente de la Justicia Penal a la de Crimen Organizado. Si bien la jueza Ruibal no quiso derivar todo el expediente, como lo había pedido la fiscal penal Sylvia Gari, la ley señala que ante un delito investigado por una sede “común” y una “especializada”, será esta última la que actuará.

El marido y los hermanos de Rivero, actualmente, están a la espera de que se los cite a declarar, dijo a este portal la abogada de la familia, Fabiana González Raggio.

Los delitos que pueden configurarse son lavado de activos o asistencia de lavado de activos. Esto último sería lo que involucraría a sus familiares y gira en torno a una pregunta que todo el mundo se hace: ¿Es posible que no les haya llamado la atención la cantidad de dinero que jugaba esta mujer en casinos como el del Conrad, en Punta del Este, tomando en cuenta cuáles eran sus ingresos?

La fiscal Gari, quien intervino en la audiencia por la cual la jueza Ruibal procesó con prisión a Rivero por estafa y falsificación de documentos, dijo a este portal que tras ser aprehendida, la mujer desligó a sus familiares de la maniobra. Lo hizo ante la Policía, porque ante la Justicia no quiso realizar declaraciones.

La abogada González Raggio resaltó la total inocencia del marido y los hermanos de la mujer. “Ella actuó sola, totalmente. Y ellos cuando iban a jugar juntos no estaban pendientes cuánto apostaba el otro”, agregó.

En fuentes judiciales consideran poco creíble que no llamara la atención el fuerte juego, las altas sumas y los beneficios que recibían hoteles como el Conrad gracias a Rivero, usualmente reservados a apostadores que dejaban grandes sumas sobre el paño.

Según publicó El País el domingo, ella tenía un sueldo de poco más de ochenta mil pesos nominales, lo que no le impidió jugar medio millón de dólares una noche en ese casino de Punta del Este.

Gari había pedido una nueva declaración del marido de Rivero, lo que fue aceptado por Ruibal. Esto por denuncia de la desaparición de la mujer. “Es lo lógico que ocurra”, indicó la abogada.

Luego de Carnaval, González Raggio irá hablar con su defendido. Al menos uno de sus hermanos ya tuvo contacto con ella, agregó.

Como jefa de Tesorería de Lestido, Rivero sustrajo 7.622.233 dólares y 1.435.044 pesos en un plazo de diez años, según estimó la propia empresa. Cuando a principios de 2017 anunciaron en la empresa que iban a cambiar la forma de hacer las auditorías, Rivero decidió irse. El 13 de febrero de 2017 su esposo la dejó cerca de la peluquería en Ramón Anador y Luis Alberto de Herrera, a la que nunca ingresó. No se volvió a saber de ella hasta el 27 de febrero pasado, cuando fue detenida en Barra del Chuy.