El sospechoso de la muerte de Plef ha sido amenazado, dice su abogado

Sociedad

27/02/2019 17:24

El sospechoso de la muerte de Plef ha sido amenazado, dice su abogado
La fachada de la casa de Punta Gorda en la que Plef encontró la muerte.

El lugar donde ocurrió el homicidio fue muy difundido y el caso muy comentado en las redes. La Policía espera tener novedades en días.

La fácil ubicación de la casa abandonada en Punta Gorda en cuyo frente mataron al artista callejero Felipe Cabral, la notoriedad que tuvo este episodio en los medios y en las redes sociales, y el hecho de que el único sospechoso viviera en el inmueble contiguo, transformaron la vista de este en “un suplicio” desde que recuperara su libertad el viernes 22, luego de ser formalizado pero por tráfico de armas. Esto ha incluido insultos y amenazas, según dijo a ECOS su abogado, Luis Lozano.

Mientras esto ocurre, fuentes policiales dijeron a este portal que “en unos días” piensan entregarle a la fiscal del caso, Mirtha Morales, información lo suficientemente contundente y documentada como para esclarecer la muerte del graffitero y cantante de hip-hop de 29 años hallado muerto de un disparo en la cabeza, el sábado 16 en la tarde, frente a una casa abandonada ubicada en Rambla México y Belastiquí.

“Realmente no quisiera estar en el lugar de él… La gente lo ha amenazado, lo ha insultado. Por todo eso su situación es un caos total. ‘Te vamos a matar’, le dicen, ‘Muerte al asesino’. Eso lo pone en una situación tremenda. Y es indefendible, nadie se ocupa de ese tema…”, afirmó Lozano. El abogado ha reiterado que su patrocinado, un hombre de 77 años de iniciales A.J.P.A., es inocente.

También era algo muy probable que pasara desde el mismo momento que recuperó la libertad. El lugar de los hechos y sus alrededores fue rápidamente difundido. De hecho, para ese mismo viernes de noche se había organizado una concentración en el lugar, que finalmente no tuvo lugar por expreso pedido de familiares y allegados a la víctima.

Lozano resaltó que “en ningún momento en el expediente” surge que su patrocinado cumpla alguna de las características que se le señaló, sobre todo a través de las redes sociales. “No integra ningún grupo de vecinos en alerta, no fue militar ni policía, nada de eso surge de las declaraciones”. Tampoco se confirmó que hubiera tenido problemas con el hace dos años fallecido dueño de la casa abandonada frente a la cual murió Cabral ni con ninguno “de sus 28 herederos”.

Sí es viudo desde hace dos años, “lo que no ha podido superar”, señaló su abogado. Es también un hombre que padece varias enfermedades, como cáncer de piel, próstata y vesícula, por lo que toma medicación. Debido a su condición debió practicársele una exéresis de nariz, por lo que usa prótesis nasal.

Y si bien Morales dejó en claro en la formalización del viernes que no tenía elementos para imputarle el asesinato de Plef, como era conocido el artista callejero, la investigación policial y fiscal apuntó desde siempre a él.

De hecho, luego de la audiencia del viernes la Policía siguió haciendo peritajes en el frente y alrededores de la casa de A.J.P.A., dijo Lozano.
En primer plano, el abogado Luis Lozano; al fondo, la fiscal Mirtha Morales. Esto fue durante la audiencia de formalización del sospechoso.
En primer plano, el abogado Luis Lozano; al fondo, la fiscal Mirtha Morales. Esto fue durante la audiencia de formalización del sospechoso.

“Mi cliente está asustado, nervioso, preocupado y enojado. Que le haya pasado esto, a los 77 años, sin que tenga antecedentes penales de ningún tipo, no lo puede creer. Además, no hay ningún elemento de prueba por parte de la Fiscalía que lo involucre en el homicidio, salvo esas armas vetustas”.

En la formalización, la fiscal Morales indicó que de ninguna de esas armas por las que fue formalizado –incluyendo una medida cautelar de fijar domicilio y prohibición de salir del país por 90 días- salió la bala que mató a Plef. Esta, presuntamente una calibre 22, es una de las cosas que está buscando la Policía para tratar de cerrar el círculo. Eso y todas las cámaras de seguridad posibles, públicas y privadas, que permitan rebatir o confirmar el relato del sospechoso.

Según este, ratificó su abogado, no estuvo en su casa en el momento en el cuál Cabral habría muerto, a eso de las 13 horas. Él se habría ido en la mañana y habría regresado a eso de las 14 horas. El hijo y la nuera del sospechoso sí estaban en la casa. Según Lozano, la pareja había llegado tarde esa mañana de una fiesta y dormía en un piso superior. No despertaron hasta eso de las tres de la tarde, expresó. “Pero para la Fiscalía ambos quedaban al margen”, agregó.

La Policía, en tanto, maneja un gran hermetismo en la investigación. Según dijeron a ECOS fuentes involucradas a esta tarea, el responsable del homicidio del joven “o es él o no está muy lejos de él”. Confían en obtener información clave en estas jornadas “En unos días vamos a tener algo más claro”.