Apelaciones: 22 años de prisión a dos homicidas de vecino de San Luis

Publicado: 11/02/2019 20:00 | Actualizado:
Apelaciones: 22 años de prisión a dos homicidas de vecino de San Luis
Gent. Diario de Arena

El fallo en primera instancia, que absolvía a los imputados, había generado indignación. Gustavó Barón murió el 3 de noviembre de 2017.

El Tribunal de Apelaciones de 4° Turno revocó una sentencia de la Justicia de Atlántida y condenó a dos de los acusados por el asesinato de Gustavo Barón, el 3 de noviembre de 2017, en el balneario San Luis, a 22 años de prisión por un homicidio muy especialmente agravado.

Los condenados fueron un hombre de iniciales L.J.A.F., uno de los autores materiales del hecho, y una mujer cómplice, de iniciales R.A.M., según precisó a ECOS el abogado de la familia de la víctima, Oscar López Goldaracena.

Fue una muerte que impactó mucho en la población y que incluso derivó en una visita del presidente Tabaré Vázquez a esta localidad de Canelones para charlar con los vecinos que reclamaban más seguridad.

Barón murió de un disparo en el pecho al resistirse al asalto de dos delincuentes, luego de forcejear con ellos. Tenía 51 años. Estaba esperando a su cuñada, que levantaba quiniela en distintos comercios de San Luis. Él se había ofrecido a llevarla en su auto.

Los asaltantes fueron vistos e incluso perseguidos por los vecinos. Estos tenía una cómplice, que les había pasado el dato de dónde cometer el atraco.

Sin embargo, en una decisión que causó estupor e indignación, el juez de Atlántica Marcos Seijas decidió liberarlos en mayo de 2018 -estaban cursando prisión preventiva- aduciendo falta de pruebas y cuestionando la labor de las fiscales Silvya Lovesio y Darviña Viera.

Seijas -cuya decisión fue muy cuestionada, incluso por el Ministerio del Interior- no fue el único que criticó la actuación de las fiscales. También lo hizo el abogado de la familia de Barón, López Goldaracena, que tomó el caso luego del fallo de primera instancia.

"Siento una gran satisfacción en que se corrigió un error del sistema judicial. Pero también hay una desazón porque la corrección fue solo en parte. Si la Fiscalía hubiera recavado la totalidad de la prueba y la hubiera presentado en forma, serían tres y no dos los condenados", indicó el abogado a ECOS.

De hecho, uno de los dos hombres señalados como autores materiales del hecho, no tuvo una condena.

Evaluando lo que fue el sufrimiento de la familia, López Goldaracena dejó como "recomendación" para aquellos que pasen por una situación similar, "que toda víctima o familiar de ella consulte a un abogado para que no todo caiga en la Fiscalía".

La actuación de la víctima, incluso aportando pruebas al caso, es una de las novedades del Código de Proceso Penal vigente desde el 1 de noviembre de 2017.

Esa falta de pruebas también configuró para que los jueces no consideraran la figura penal de asociación para delinquir, aunque sí se consideró probada la relación entre el hombre y la mujer condenados en el homicidio. Del celular de ella, del comercio de su madre, se envió una foto de la víctima en su auto hacia el sentenciado. Así lo "marcaba".