Cubana asesinada era víctima permanente de violencia doméstica

Sociedad

7/02/2019 17:35

Cubana asesinada era víctima permanente de violencia doméstica

Testigos señalaron a su marido como un hombre "controlador y celoso"; estará 150 días en prisión preventiva mientras sigue la investigación.

El cubano de iniciales N.C.P.E., acusado de asesinar a su pareja Jacqueline Rodríguez, también proveniente de ese país, fue formalizado este jueves con 150 días de prisión preventiva por homicidio muy especialmente agravado por femicidio, aceptando el pedido de la Fiscal Letrada Penal de Montevideo de Delitos Sexuales, Violencia Doméstica y Violencia basada en Género de 1º turno, Alba Corral.

En una audiencia que duró más de dos horas, la fiscal sostuvo su pedido en base a las pericias forenses que confirmaron que la víctima murió por asfixia en una maniobra de estrangulamiento.

"La fractura detectada implica la aplicación de una fuerza a nivel de cara anterior de cuello, lo cual es compatible con el planteo de asfixia mecánica por compresión del mismo mencionada en el informe anterior", sostiene la pericia radiológica, que fue uno de los principales insumos del equipo fiscal.

Otros elementos que Corral y su equipo mostraron fue el teléfono que utilizó para comunicarse luego de cometer el crimen y el cinturón con que ahorcó a su pareja, según se desprende del documento de Fiscalía.

El hombre fue denunciado por su yerno, quien recibió un mensaje de texto con una confesión.

"Luisi, agarré a Jaqueline por el pelo y la maté", fue el mensaje que el homicida la envió a su yerno y a su hija minutos después de cometido el crimen.

Durante la investigación la Fiscal Corral entrevistó a varios cubanos y compañeros de trabajo de la pareja -ambos trabajan en Avícola del Oeste de manera tercerizada- quienes indicaron que el hombre era "controlador" y "extremadamente celoso".

Incluso, ante la negativa de mantener relaciones sexuales, el hombre amenazó con matar a su pareja y se acostó con la víctima mientras el hombre apuntaba una cuchilla al tórax de la víctima.

Inclusos sostienen que ella estaba "sumisa" y "resignada" porque "sabía que él la iba a matar", según el pedido de formalización.

Compañeras de trabajo de Jacqueline -varias cubanas pero también uruguayas- le insistieron en que hiciera la denuncia pero su respuesta fue siempre dubitativa.

La víctima había planteado hace pocos días finalizar la relación pero el hombre la volvió a amenazar. En una de las tantas golpizas la mujer apareció con el labio partido y afirmó ante sus compañeras que "Dios la había salvado".

Un mensaje de texto recibido en el celular que ambos compartían fue el desencadenante, según la investigación fiscal, de la reacción del hombre que tomó su cinturón y asfixió a su pareja.

Para reconstruir el crimen la Fiscal Corral se basó en el testimonio de varios compañeros de trabajo de la víctima, del dueño de la finca donde residían y del testimonio del denunciante principal, el yerno del imputado.

También brindaron su testimonio el dueño del establecimiento rural que le dio trabajo al imputado en Cerro Largo -lugar al que se trasladó luego del crimen- y los Policías que lo detuvieron.

Las pericias radiológicas y el informe de autopsia fueron claves para, como adelantó ECOS el miércoles, confirmar que la víctima fue estrangulada.

El hombre recibió 150 días de prisión preventiva ante el inminente riesgo de fuga (se fue de Montevideo a Cerro Largo) y por el "miedo" que manifestaron los testigos que aportaron datos en su contra.

El caso ocurrió el 31 de enero en Paso de la Arena y la Policía encontró el cuerpo de la mujer envuelta en nylon en el dormitorio que compartía la pareja.