Detenido por muerte de taxista está vinculado a desaparición en abril

Sociedad

23/01/2019 13:12

Detenido por muerte de taxista está vinculado a desaparición en abril

Fiscalía había solicitado prisión preventiva para el joven por la desaparición de Federico Olivera pero la Justicia le concedió domiciliaria

Comienzan a esclarecerse lo ocurrido con el taxista Juan Carlos Nacaratto, de 56 años, quien fuera asesinado en vísperas de Nochebuena mientras cumplía con su horario de trabajo.

El fiscal Juan Gómez ya formalizó a un joven de 23 años, con antecedentes penales, por la autoría de un delito de homicidio muy especialmente agravado y la Justicia determinó 150 días de prisión preventiva como medida cautelar.

Pero el martes la Policía logró detener a otro joven que, de acuerdo con las investigaciones, también participó en el asesinato de Nacaratto. Este fue golpeado con un objeto contundente hasta la muerte en Piedras Blancas, donde ambos delincuentes buscaban robarlo, informó a ECOS Gómez.

El fiscal de Homicidios pretende formalizar a este segundo sospechoso, al que ya conoce, este mismo miércoles. El detenido, que es primo del joven que ya fue formalizado, tiene también 23 años y antecedentes penales. Ambos viven a unas dos cuadras de donde ocurrió el asesinato, en la esquina de Teniente Galeano y Roberto Ibañez.

Antecedente

Si fuera por el fiscal Gómez el destino de Nacaratto, tal vez, habría sido otro. Hoy habla con cierta amargura de ello.

En mayo de 2018, a Gómez le llegó el caso de un joven trabajador de 22 años, Federico Olivera, que había desaparecido el 9 de abril. Esto aún está latente en la memoria del fiscal.

El joven, que salió de trabajar y dijo que iba a encontrarse con una chica, lleva más de nueve meses desaparecido. El fiscal de Homicidios pudo determinar que el joven que ahora está detenido por el asesinato del taxista estaba vinculado a la desaparición de Olivera.

Luego de una exhausta investigación, Gómez pudo comprobar que el detenido fue quien le envió un mensaje a Olivera por Facebook haciéndose pasar por una chica y concreto el encuentro en Piedras Blancas por la zona donde vive. "Nunca más se supo nada exacto sobre qué le pasó a ese joven que era un trabajador y el caso está en proceso de investigación", cuenta.

A fines de mayo, el fiscal de Homicidios formalizó al joven. "Nosotros lo formalizamos con una privación de libertad. Inoportunamente la Justicia dispuso la prisión domiciliaria con tobillera que al final nunca se pudo colocar", señala Gómez.

En ese entonces, la jueza Patricia Rodríguez no dio lugar a la solicitud de Fiscalía y a cambio decretó la prisión domiciliaria con uso de tobillera electrónica. Gómez apeló la decisión pero el Tribunal entendió que la decisión de la Justicia había sido la correcta.

El joven formalizado, al que nunca se le pudo colocar la tobillera, no cumplió con la medida. El principal inconveniente fue que el domicilio que había aportado a la Justicia no tenía un contador de UTE regular y que funcionara, requisito fundamental para que el sistema de tobilleras funcione, explica el fiscal.

El ahora detenido estuvo prófugo desde ese entonces y se había solicitado su detención. "Se libró varias órdenes de allanamiento y era una persona que tenía formas de eludir el accionar de la policía hasta el día de ayer que por la gestión brillante de dos funcionarios lograron su detención", sostuvo Gómez.

El fiscal aseguró que fue un arresto "muy complicado" en el que los policías terminaron con algunas lesiones. Si bien Gómez está abocado en esta jornada a resolver el caso del taxista, afirmó que el detenido "también tendrá que responder oportunamente" sobre el caso de Olivera.