Detectan en Paysandú un nuevo caso de leishmaniasis canina

Sociedad

20/12/2018 12:13

Detectan en Paysandú un nuevo caso de leishmaniasis canina

Pixabay

Las autoridades de salud recomendaron no llevar ni traer perros de Salto o Artigas.

En diez días aparecieron dos perros con la enfermedad en el departamento; ambos llegaron de Salto y fueron sacrificados.

La Dirección Departamental de Salud De Paysandú confirmó la presencia de un nuevo caso de leishmaniasis canina en la zona sureste del departamento, a cinco cuadras del lugar donde hace poco más de una semana otro perro presentó la sintomatología típica de la enfermedad.

"La noche anterior nos informaron de un caso de leishmaniasis canina, de un perro proveniente de la ciudad de Salto. Se trata del segundo caso en pocos días ya que la semana pasada hubo otro caso a cinco cuadras de ese lugar. Ya desplegamos el protocolo de acción correspondiente coordinado por el Comité Departamental de Emergencia", dijo a ECOS el director departamental de Salud, Juan Gorosterrazú.

El protocolo activado incluye la presencia de técnicos del Ministerio de Salud Pública, del Ministerio del Interior, de la Intendencia, del Ejército Nacional, de Prefectura y del Ministerio de Desarrollo Social, quienes realizan un contacto con la familia -a quienes deben quitarle le perro- y establecen un perímetro de ocho manzanas para estudiar la zona.

"El protocolo de acción busca posibles lugares donde puede desarrollarse el vector y establece una planilla de perros que hayan ido o venido a las zonas críticas, es decir, los departamentos de Salto y Artigas en este momento", agregó Gorosterrazú.

Los perros con una sintomatología acorde a la enfermedad no tienen otro camino que la eutanasia, ya que, según las autoridades, no hay tratamientos para curar la enfermedad.

Lea también: En pocos días se sacrificaron a 600 perros por brote de leishmaniasis.

Todos los resultados en la búsqueda de posibles vectores -los mosquitos que desarrollan la enfermedad- dieron negativos, por lo que Paysandú está protegida de leishmaniasis autóctona.

"Son animales que están francamente desmejorados, sufren y no tienen tratamiento alguno para curar su enfermedad. Se hace una eutanasia por su condición clínica y por el riesgo que supone para los humanos y para otros perros", indicó el director de salud sanducero.

"Todos los resultados nos dieron negativos y desde el año 2015 hicimos 16 búsquedas preventivas, todas con el mismo resultado. Es por eso que consideramos vital que la población se mantenga alerta y elimine posibles focos de desarrollo, teniendo sus jardines limpios, sin residuos orgánicos ni restos de poda, que son los lugares predilectos de desarrollo del vector", cerró el director.

Sacrificio o prevención: una polémica instalada en torno a los perros

Hace unos días el Ministerio de Salud Pública ordenó, como política preventiva de salud, que cerca de 600 perros fueran sacrificados en los últimos días en Salto y Artigas.

A raíz del caso leishmaniasis visceral detectado en Salto, las autoridades ministeriales ordenaron seguir el protocolo de acción en estos casos, por lo que fueron inspeccionados 12.219 perros de ambos departamentos.

De ese total 679 dieron resultado al análisis positivo de la enfermedad y 600 fueron sacrificados.

"Más del 90% de los perros diagnosticados positivos fueron sacrificados pero queremos llegar al 100%. Es importante completar el proceso porque una vez que aparece un caso humano hay que extremar las medidas de precaución", afirmó a ECOS el subsecretario de Salud Pública, Jorge Quian.

Cuando un dueño sabe que su perro es portador de la enfermedad pero se niega a sacrificar al animal se enfrenta a un proceso judicial.

Esta política generó el rechazo de dos grupos de presión: los dueños de los perros contrarios a sacrificar a sus mascotas y los grupos de activistas de bienestar animal.

"Nosotros estuvimos trabajando la problemática en 2016 y estuvimos reunidos con Quian en su momento por los casos ocurridos en Salto para insistir en que el foco de la política pública no podía estar centrado en eliminar a los perros. No podemos contar como un éxito la muerte de animales. Hay un debe enorme en la educación de la sociedad para que estos animales no estén expuestos a la enfermedad y para trabajar desde el paradigma de una única salud, porque la salud animal está relegada y si no es protegida termina afectando a la humana", dijo a ECOS la directora de la Asociación por el Trato Ético Hacia los Animales, Rita Rodríguez.