Polémica por un feriado pago para homenajear a “Pepe” D’Elía

Sociedad

19/12/2018 07:08

Polémica por un feriado pago para homenajear a “Pepe” D’Elía

Empresarios rechazan un proyecto de ley que plantea la creación de un día no laborable para los trabajadores del comercio y los servicios.

Este miércoles será una jornada decisiva para saber si prosperan las negociaciones que, a instancias del gobierno, mantienen la Asociación de Supermercados y los trabajadores nucleados en la Federación Uruguaya de Empleados del Comercio y los Servicios (Fuecys).

El diferendo gira en torno a un incremento salarial reclamado por el sindicato y resistido por la patronal, que lo considera excesivo. De no llegar el acuerdo, la Federación anunció la ocupación de locales en los próximos días.

La situación se torna más compleja si se considera que, a iniciativa de Fuecys, el Senado discute por estas horas la aprobación de una ley, promovida por el Frente Amplio, que declara cada 21 de julio como feriado no laborable y pago, y lo declara el “día de la trabajadora y el trabajador del comercio y los servicios”

Una iniciativa que, ya refrendada en Diputados, según los empresarios les generará un perjuicio millonario.

Variar gremiales empresariales concurrieron esta semana a la Comisión de Asuntos Laborales de la Cámara Alta para exponer su visión sobre el proyecto.

“El sector comercial y de servicios está en un momento en que no da abasto para tener más días libres o pagos”, advirtió el gerente general de Cambadu, Adrián Cabrera.

Sería, dijo, como crear “otro primero de mayo”, algo que las empresas no están en condiciones de asumir.

Cabrera llamó a tener en cuenta los jornales que, por diferentes motivos, “todos bienvenidos”, se otorgan a los funcionarios: la licencia por maternidad, paternidad, estudio, enfermedad e infinidad de conceptos, muchos de los cuales están a cargo del empleador, del comerciante, “que en la mayoría de los casos que representamos no son más que trabajadores”, apuntó.

El asesor jurídico de la institución, Fernando Menéndez, sostuvo que sus asociados verían como “un nuevo impuesto” la creación de este feriado.

Eso, dijo, sin tomar en cuenta que ya existen el Día del Panadero, del Pastero, del Almacenero, y los cinco feriados nacionales no laborales anuales, a los que a mediano plazo se deberá agregar el 1 de marzo de 2020, fecha de la asunción del nuevo gobierno.

Menéndez agregó que más días especiales, “con toda razón”, se les otorgan a los trabajadores por diferentes circunstancias.

Un día para el examen de próstata, otro para la prevención del cáncer genito-mamario y otro para hacerse el PAP.

“Si un empleado va a sacar el carné de salud o de manipulador, también lo paga el comercio chico y a veces se hace cuesta arriba”, señaló.

Por otro lado, dijo, está la semana de carnaval, la semana de turismo o la licencia sindical, “que está bien pero son costos que deben asumir las empresas”.

En muchos casos , relató, hay hasta cinco días en otros, para los padres con hijos con discapacidad, convenio que se firmó en base a la ley, y hay diez días de licencia por paternidad. A su vez, están los cinco días relativos a la violencia doméstica que prácticamente está en todos los convenios.

“Además, tenemos la licencia maternal de 14 semanas para la mujer, los seis meses, tanto para el hombre como para la mujer, y los 42 días por adopción. Todo esto, más algún paro, hace que en definitiva nos complique mantener una línea económica”, aseguró Menéndez.

El asesor de Cambadu hizo mención a que la fecha elegida, 21 de julio, pretende homenajear al histórico dirigente sindical José D’Elía, y sugirió que el feriado podría ser laborable.

¿Cuántos feriados hay?

Desde la Cámara de Importadores de Calzado, Herminio Castro sostuvo que el comercio no está en condiciones de soportar más costos o pérdida de ventas por días no laborables.

Los empresarios del comercio afirmaron emplear al 60% de los trabajadores del país en firmas que, en un 95%, son familiares o microempresas.

Desde la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas, Julio Durante alertó sobre la informalidad que afecta al sector, que según una reciente encuesta llega al 60% de los emprendimientos.

De ese estudio surge que existen en el país 360 mil microempresas y la mitad opera “en negro”.

“Eso significa que todo aumento de impuestos, salarios y cargas sociales sea un palo en la rueda para que el microempresario intente formalizarse”, afirmó.

“Habitualmente nos estamos preguntando, en tono de afirmación y en charlas informales, qué cantidad de feriados que tenemos en Uruguay, y ahora se quiere agregar uno más”, apuntó desde la Cámara Nacional de la Alimentación Marcelo Ríos.

“No nos parece razonable, por más que entendemos y reconocemos la persona de José D'Elía”, agregó. Consideró en ese sentido que podría existir un día de reconocimiento pero no de incremento de costos para el comercio, o de detrimento de ventas por culpa de la obligatoriedad implícita de cerrar las puertas ese día.

“Creemos que este proyecto no tiene como objetivo establecer condiciones dignas de protección del trabajo o fomentar el trabajo, sino que se trata de otorgar un beneficio adicional y acumulativo”, afirmó Ríos, que volvió a apelar a la figura del histórico dirigente sindical para reclamar la marcha atrás en el feriado no laborable.

“Qué mejor que trabajando reconocemos a un trabajador que luchó por condiciones y por la dignidad de este trabajo que hoy se está realizando día a día”, remarcó.

Ríos afirmó que el país atraviesa un período en el que la cultura de trabajo, de asistencia al mismo, ha mermado y está en niveles mínimos.

“Podríamos decir que más abajo no se debería de ir”, aseguró. “El promocionar por una ley, el no trabajar, declarando no laborable dicho día, estaría enviando una muy mala señal a la sociedad, además de que también se estaría enviando una señal en detrimento de los consejos de salarios pues se debe apostar al diálogo”.

La postura de los empresarios fue remarcada por el presidente de la Unión de Vendedores de Carne, Heber Falero. Una gremial que, aseguró, perdió en lo que va del año treinta afiliados, el 10% de su masa social.

Falero apuntó también al aumento de costos, con un énfasis especial en los efectos de la inclusión financiera.

“Para ilustrar un poco esto, en un kilo de milanesas representa $ 14, este es un ejemplo real”, dijo. “ Sé que acá no viene al caso, pero ha influido mucho eso; el porcentaje con el que se quedan las emisoras de tarjetas es demasiado alto”.

Falero afirmó que no es momento de agregar más costos al comercio.

Si se aprueba el feriado no laborable, la Cámara de Comercio estimó que se traducirá en un sobrecosto de US$ 20 millones anuales para el sector.