Procesan con prisión cautelar al hombre que prendió fuego a su pareja

Sociedad

6/11/2018 18:59

Procesan con prisión cautelar al hombre que prendió fuego a su pareja

Google Maps

Centro de Treinta y Tres.

Un albañil de 45 años de Treinta y Tres quiso matar a su pareja, tras rociarla con nafta. Habían ido a bailar, y discutido por "celos".

La Justicia decretó la prisión preventiva por 180 días para un hombre de 45 años de iniciales S.L.G.M., un albañil residente en Treinta y Tres, como medida cautelar tras ser formalizado por la tentativa de un homicidio muy especialmente agravado por femicidio. La solicitud fue hecha por el fiscal Maximiliano Sosa, que fue aceptada por el magistrado Diego Meilán.

Según el petitorio del fiscal, el hombre hacía cuatro meses que tenía una relación con M.C.B.B., de 22 años. Convivían. El sábado habían ido a bailar a la Sociedad Criolla de Treinta y Tres. Estaban acompañados por la madre y una amiga de la joven. El texto de Sosa señala que en ese lugar "el imputado discutió con la víctima en reiteradas ocasiones por motivos de celos".

A la salida, ambos fueron a lo de su amiga. Ella pretendía quedarse ahí. El hombre se fue hasta la casa en la que vivían y regresó en tres oportunidades para exigirle que se fuera con él. Ella accedió para no seguir incomodando a su anfitriona.

Una vez donde vivían, la joven empezó a empacar sus cosas para poner fin a la relación. Eso desencadenó el ataque. Eran las ocho de la mañana del domingo 4. El albañil tomó una botella con nafta, roció el dormitorio donde se encontraba su pareja y le arrojó un encendedor.

Ella, desesperada, intentó escapar, pero su cuerpo tomó fuego. Trató de apagarlo arrojándose al pasto en el patio delantero de la casa y quitándose el pantalón. Los vecinos, alertados, debieron saltar los muros para apagar el fuego.

El 25% del cuerpo de la joven quedó quemado. El fuego tomó contacto en los miembros inferiores (la pierna derecha presenta quemaduras de segundo y tercer grado), rostro, mano izquierda y glúteos.

Ella fue trasladada al Hospital de Treinta y Tres y, finalmente, derivada al Centro Nacional del Quemado (Cenaque) en Montevideo. Según el fiscal del caso, si bien se encuentra estable aún no está fuera de peligro.

No había antecedentes de violencia en la pareja. Sí la había sufrido una mujer que anteriormente había estado vinculada con el ahora procesado.