Prendió un cigarrillo y la válvula de la garrafa estaba rota

Publicado: 22/10/2018 18:33
Prendió un cigarrillo y la válvula de la garrafa estaba rota

La víctima está intubada, delicada, en el Cenaque. Se cayó el techo de la casa donde vivía y se clausuraron cuatro habitaciones.

El hombre, de 61 años, se acostó en su cama y prendió un cigarrillo. No había sentido el olor a gas. Algunos de los integrantes de las tres familias que vivían de forma independiente en esa casa, en Iberia y Saint Bois, en barrio Ituzaingó, sí lo habían sentido, pero no dijeron nada.

El hombre prendió el cigarrillo y enseguida hubo una deflagración. Se quemó la cara, el tórax y también se lesionó las vías respiratorias. La casa, un inmueble grande, de paredes de bloque y techos de dolmení, también sufrió. El techo, literalmente, se le vino arriba aunque no llegó a aplastarlo.

Según el parte de la Jefatura de Policía de Montevideo, el hombre quedó atrapado entre escombros, restos del techo, tirantería y enseres. Los bomberos lograron rescatarlo, vivo y consciente, mediante una moto amoladora y huligan.

Según dijo a ECOS Mariela Vivone, portavoz de Bomberos, el hombre está en estado delicando, intubado y en coma inducido en el Centro Nacional de Quemados (Cenaque).

En la inspección realizada posteriormente, se detectó que la válvula de una garrafa de 13 kilos que había en el lugar estaba rota, así como la manguera. Ni bien saltó una chispa se provocó la deflagración.

La Intendencia de Montevideo clausuró cuatro habitaciones del inmueble, en riesgo de derrumbe.