Coronavirus en Uruguay
764

Confirmados

22

Fallecidos

616

Recuperados

Coronavirus en el mundo
5.379.886

Confirmados

344.345

Fallecidos

2.209.422

Recuperados

Editorial:
La otra cara del Mayo francés Ver historial
Policía de Hong Kong reprimió a manifestantes que protestaban contra ley de seguridad /// Hay cinco nuevos casos de coronavirus en Uruguay y 618 recuperados /// Bolsonaro ignoró recomendaciones y se mezcló con cientos de seguidores /// La música no para en tiempos en los que las escasez aprieta en Bolivia /// Una fotografía de jugadores reunidos generó polémica por confinamiento en España
Sociedad

20/10/2018 07:00

A 25 años de su muerte, reclaman un espacio de homenaje a Rosa Luna

Piden renombrar en su honor una calle del barrio en el que nació. El intendente accedió pero la rígida normativa municipal lo impide.

A 25 años de su muerte, reclaman un espacio de homenaje a Rosa Luna
"Ochenta años de una leyenda y 25 en la memoria popular". Con ese lema y apelando a las cifras redondas por los aniversarios respectivos de su nacimiento y muerte, un grupo de ciudadanos pretende por estos días impulsar una serie de homenajes y reconocimientos a Rosa Luna.

Figura emblemática de la cultura popular uruguaya, existen hasta el momento más de diez solicitudes, por parte de diversas organizaciones, para que una calle de Montevideo reciba el nombre de una de las vedettes y de las figuras más importantes del candombe uruguayo.

Todas ellas están sin una respuesta favorable. Pese a que las iniciativas fueron aprobadas por la Junta Departamental, luego han sido rechazadas por la Comisión de Nomenclatura debido a la normativa que impide el cambio de un nombre por otro.

Una normativa que, empero, ha sido violada "alrededor de trescientas veces", según dijo Raúl Abirad, integrante de la Comisión Rosa Luna, que asistió esta semana a la Comisión de Educación y Cultura del Senado a solicitar ayuda.

Es que, si se propusiera usar el nombre Rosa Lula para un Pasaje A o una Calle 1, no habría inconveniente. Pero lo que quiere la comisión es homenajearla en un lugar en particular.

"No estamos hablando de 18 de Julio ni de Isla de Flores", aclaró Abirad. Lo que piden es un calle de tres cuadras, con pavimento irregular, llamada hoy José María Roo y que está al lado del Cementerio Central.

"Rosa es la única referente importante que nació en el Conventillo Mediomundo, en una de sus piezas", apuntó Abirad. "Además, está comprobado que su fallecimiento fue el de mayor congoja, no solo para una mujer y una artista, sino para una figura popular", afirmó.

Abirad señaló que los integrantes de la comisión se resisten a aceptar el impedimento. Recordó que el intendente Daniel Martínez, por decreto, nombró Rosa Luna a un espacio público ubicado justo donde nace la calle en cuestión.

Por ese motivo es que pidió renombrar la calle. "Nos hemos encontrado con la negativa, aun cuando fue el propio intendente quien lo pidió. Él fue el que elevó la nota para que esa calle llevara ese nombre", dijo.

La vieja pensión

Ante los legisladores, Abirad se lamentó por la falta de espacios en la ciudad que reconozcan la trayectoria y la significación popular de la artista. Por ejemplo, en la Peatonal Sarandí de la Ciudad Vieja: "Nos tomamos el trabajo de ir porque hay algo que no se previó cuando se hizo la ley para poder colocar los soles", dijo Lilián Flores, una mujer que conforma la comisión. " Me refiero a que las personas tienen que estar vivas. Rosa no lo está, pero ella merece tener un espacio", señaló.

Es por eso que los que pretenden homenajearla están detrás de la idea de que le ponga su nombre a una calle, en el lugar donde ella nació.

"Es un lugar de concentración y el impacto no solo sería para los vecinos, porque también sería atractivo para el turismo lo cual, además, generaría fuentes de trabajo y permitiría que a Uruguay se lo mirara desde otro lugar y que la figura de Rosa trascendiera", explicó.

Según la comisión, en esa calle el intendente cedió, por decreto, un predio que está justo detrás del viejo conventillo, para hacer una plaza en memoria de la artista.

Precisamente, en diciembre de este año se cumplirán cuatro décadas de que otro intendente, en plena dictadura y también por decreto, ordenara demoler el Mediomundo.

Flores planteó a su vez la necesidad de contar con un espacio en el que se enseñe candombe y que permita mantener viva a Rosa Luna. "Queremos levantarla de la nebulosa en que se encuentra", explicó.

En ese marco la comisión tiene elegido el lugar: Paysandú 828. Allí estaba ubicada una pensión en la que Rosa Luna vivió muchos años durante su juventud, donde conoció a Gloria Pérez Bravo, una venezolana que pasó a la historia como "la Negra Johnson", la primera gran bailarina del Carnaval uruguayo.

En ese lugar la comisión pretende instalar una casa de cultura itinerante, con paseos.

También existe una idea para generar puestos de trabajo integrando a los componentes de la comparsa Rosa Luna, capacitándolos en gestoría cultura para que, cuando las personas lleguen a recorrer el espacio, sean ellos quienes las guíen. Se pretende también poner un espacio gastronómico e instalar talleres. "Rosa es mucho más que candombe", señaló Flores.

"Se trata de una mujer negra, una mujer que merece un espacio", dijo. "No queremos que quede nada más como una figura del Carnaval. Es un pilar fundamental de la comunidad negra, y la comunidad negra también aportó a la sociedad".

El Pepe y el Negro Jefe

te los senadores, los integrantes de la comisión aportaron algunos datos para resaltar la trascendencia de Rosa Luna en la cultura popular.

Según Norberto Ferreira, el velatorio de la artista fue uno de los dos más multitudinarios en la historia del Uruguay. El otro fue el del expresidente José Batlle y Ordóñez, en 1929.

"Algo tiene que haber dejado. Esa semilla tenemos que regarla para que florezca un poco más", pidió.

También el hecho de que la estatua que la recuerda en la Terminal Tres Cruces tuvo 95 mil visualizaciones en dos días de exhibición. En comparación, la de Obdulio Varela, ubicada en el mismo lugar, tuvo 22 mil en cuatro meses.