Jardines del Hipódromo: desarticulan banda de usurpadores, 8 detenidos

Sociedad

4/10/2018 16:53

Jardines del Hipódromo: desarticulan banda de usurpadores, 8 detenidos

Unicom

Tal como lo anunció Vázquez, los operativos realizados en Casavalle iniciaron a trasladarse a otros barrios.

En la mañana de este jueves, el Ministerio del Interior realizó una serie de allanamientos en el barrio Jardines del Hipódromo ante nuevos casos de denuncias de viviendas usurpadas por delincuentes. El saldo fue de ocho personas detenidas y varias armas incautadas además de drogas, según informó el ministerio a través de su Unidad de Comunicación (Unicom).

Tal como lo había anunciado el presidente de la República, Tabaré Vázquez, y lo había confirmado el asesor del ministerio Gustavo Leal, los operativos de similares características a los desarrollados en la Unidad Misiones de Casavalle se trasladarán a otros puntos del país.

Los trabajos de esta jornada se centraron el Complejo Quevedo, ubicado en la intersección de Juan Quevedo y Barrios Arana, a pocas cuadras del estadio del Danubio Fútbol Club.

En el operativo trabajaron diferentes dotaciones de la cartera como la Guardia Republicana, el plantel de perros, la Policía Científica, la Brigada Antidrogas, acompañados de personal inspectivo de la Intendencia de Montevideo, como también personal de OSE y de UTE.

Según informó Unicom, se detectó que un “clan familiar” dominaba una parte de las viviendas allí dispuestas y que habían desalojado de forma violenta a los anteriores moradores.

Dicho complejo habitacional es propiedad de la Intendencia de Montevideo y se construyó a partir del realojo de los habitantes del asentamiento “Siete Manzanas” del barrio Ituzaingó. En la actualidad viven 149 personas que se reparten en 50 apartamentos.

Este grupo delictivo había construido un muro perimetral sin la autorización de la Intendencia, colocado un portón automático y controlaban la entrada y salida con una guardia armada las 24 horas y un sistema de videovigilancia.

La banda tenía el control absoluto del complejo y amenazaba a los vecinos para que no realizaran denuncias sobre lo que allí sucedía. Contaban con la llave de todos los espacios comunes y en uno de los apartamentos funcionaba una boca de venta de drogas.

De las ocho personas detenidas, tres cuentan con antecedentes penales. Además, se incautaron un revólver calibre 38, un revólver calibre 32, una pistola calibre 22, un ladrillo de 215 gramos de cocaína, 633 gramos de marihuana, 627 envoltorios de pasta base y otros tanto de marihuana y cocaína prontos para comercializar.

A su vez los funcionarios de UTE detectaron 25 conexiones irregulares que fueron cortadas y denunciadas a la justicia.

La fiscal Mónica Ferrero, misma magistrada que estuvo a cargo del caso de Los Chinga en Casavalle, fue quien tomó cartas en el asunto. Los detenidos fueron trasladados a las oficinas de la Fiscalía General de la Nación y se espera por su declaración en las próximas horas.