Exesposa de profesor de inglés pidió la libertad y Justicia se la negó

Sociedad

10/08/2018 18:07

Exesposa de profesor de inglés pidió la libertad y Justicia se la negó
Mansión Gipsy Queen, donde vivía la ex mujer que habría contratado a los sicarios.

La defensa de la mujer pidió el sobreseimiento por faltas de pruebas y la libertad ambulatoria, alegando que tiene problemas psicológicos.

Este viernes se le negó a "Lulú", la exesposa de Edwar Vaz, acusada de contratar a dos sicarios para asesinar a quien fuera su pareja hasta 2016, el sobreseimiento y también la libertad ambulatoria.

La defensa de la mujer, solicitó el sobreseimiento considerando que "no existían elementos que habilitaran a confirmar" su participación en el episodio, dijo a ECOS la fiscal del caso, Alejandra Naupp.

Sin embargo, el juez Diego González rechazó el pedido por lo que se continuará con la investigación. A su vez, la defensa también solicitó la libertad ambulatoria alegando que la imputada tiene problemas psicológicos.

Esto fue descartado en base a una pericia que realizó la psiquiatra del juzgado el 18 de julio, donde determinó que estaba en condiciones de realizar cualquier tratamiento en prisión, señaló la fiscal.

La Fiscalía está trabajando con el objetivo de juntar el resto de las evidencias en relación a la responsabilidad de la mujer en torno al crimen del profesor de inglés que iba a presentar una demanda por un millón y medio de dólares derivados de una simulación de la compraventa de algunos bienes.

La justicia había dispuesto 120 días de prisión preventiva para Lulú, una amiga de esta y el chofer de los sicarios. A los tres se les imputó una coautoría de homicidio especialmente agravado por premeditación y complicidad de homicidio.

Este homicidio reveló una trama de ribetes cinematográficos que incluía prostitución, fiestas swingers en la mansión de Punta del Este, "Gypsy Queen", fiestas swingers, exaltos funcionarios gubernamentales argentinos, gitanos y mucho dinero.

Los autores materiales del asesinato del profesro de inglés, de 45 años, aún siguen prófugos.