120 días de prisión preventiva a tres personas por muerte de Edwar Vaz

Sociedad

4/08/2018 21:55

120 días de prisión preventiva a tres personas por muerte de Edwar Vaz

A casi un mes de la muerte del profesor de inglés, fueron formalizados la amiga de "Lulú", su actual pareja y el chofer de los sicarios.

La justicia dictaminó 120 días de prisión preventiva a tres personas vinculadas por homicidio del profesor de inglés Edwar Vaz, el pasado 9 de julio en la puerta de su casa en Maldonado, tal como había adelantado a ECOS la fiscal que lleva la causa, Silvia Naupp.

El pedido de formalización fue aceptado por el juez Diego González Camejo.

En ese lapso, se preparará la acusación contra la actual pareja de la exesposa del docente asesinado, contra "Leticia", la gran amiga de ella (además de vivir con ella en una fastuosa mansión llamada "Gypsy Queen") y contra un hombre de iniciales M.G.

A los tres se les imputó coautoría de homicidio especialmente agravado por preeditación, complicidad de homicidio muy especialmente agravado por premeditación y complicidad de homicidio, respectivamente, afirmó Naupp a este portal.

M.G. fue el que llevó desde Montevideo a Maldonado, y después trajo de vuelta, a los autores materiales de la muerte del docente. Estos últimos, indicó Naupp, aún no han sido detenidos.

La actual pareja de la exesposa de Vaz habría contactado y contratadó a los sicarios. Por llevarlos y traerlos de Montevideo y Maldonado, le pagó 5.000 pesos a M.G., añadió la fiscal.

En las horas previas, se había informado que presuntos sicarios habían sido detenidos en Montevideo. Pero al momento no hay más detenidos.

Por este caso, ya hay prisión preventiva para "Lulú", la exesposa de Vaz, y un empleado de ella que fue quien trasladó a los dos sicarios de la rambla de la Playa Mansa a la casa del infortunado. Esta mujer los había contactado para que le "dieran un susto" a su exmarido, que poco antes había iniciado un trámite judicial en su contra reclamándole 1,5 millones de dólares.

Este homicidio reveló una trama de ribetes cinematográficos que incluía prostitución, fiestas swingers, exaltos funcionarios gubernamentales argentinos, gitanos y mucho dinero.

Los autores materiales del homicidio de Vaz, de 45 años, están prófugos desde entonces.