"Estoy arrepentido", dice el principal emplazado por paliza a rapiñero

Por: Leonel García

Sociedad

3/08/2018 19:37

"Estoy arrepentido", dice el principal emplazado por paliza a rapiñero

Google Maps

Sede de la Fiscalía en Toledo.

Toledo está conmovido. Uno de los emplazados sufrió amenazas. Un edil asegura que la vio venir. La fiscal resuelve qué hacer el viernes.

“Estoy recontra mal. Desde el domingo, que pasó todo, estoy sin descansar. El lunes fui a trabajar, pero ya sabía que venía la citación. Desde ese momento estoy sin comer, ni dormir, mal”.

Llamémosle M. Es un vecino de Casarino, Toledo, de 54 años. De las tres personas que aún quedan emplazadas para este viernes por la fiscal Sylvia Lovesio, es el que estaría más complicado por la tremenda paliza propinada a un rapiñero que asaltó una pollería de esa localidad, el domingo. Según el abogado que lo patrocina, Juan Pablo Rodigari, se entretejió en torno a él y a los otros implicados una historia “que no es tal”, pero que las filmaciones que se viralizaron les juegan muy en contra.

“Por supuesto que estoy arrepentido. No soy agresivo ni justiciero. Soy un padre de familia. Lo que me duele es que traten de matar a gente que yo quiero. Sí, se me fue la mano, usé fuerza de más... ¡pero nadie se pone de nuestro lado!”, relata a ECOS.

M es casado y tiene tres hijos. Fue policía, pero asegura que se dedicaba a tareas como “pintar, cocinar y limpiar baños” en la Escuela Nacional de Policía. Es obrero pintor. Pero también hace pesas, es instructor en fitness y es profesor de bailes al estilo zumba en un gimnasio. Tiene un porte físico más que importante.

Según su abogado, M es un hombre muy querido en esta localidad de Canelones. Este miércoles, varios vecinos se dieron cita en la Fiscalía de Toledo para darle ánimos a los nueve que fueron indagados por Lovesio como imputados. Hubo necesidad de vallar la sede. Este viernes, tres de ellos deberán regresar, nuevamente acompañados por sus abogados, emplazados por la fiscal. Nuevamente se les tomará declaración y se sabrá si hay formalización o hay un juicio abreviado por las lesiones sufridas por delincuente.

Consultada por ECOS, Lovesio dijo que los tres que siguen emplazados no tienen el mismo compromiso en los hechos. “Hay que ver cuál es el móvil que tuvo cada uno y cómo fue su participación. Hay distintos grados de responsabilidad, conductas y móviles”, excusándose de dar más información por tratarse de una investigación en curso. Este jueves escuchará de nuevo los audios y ordenará de nuevo los papeles en un caso de arresto ciudadano que culminó con una violencia que la magistrada admitió como desusada y desmedida, tal cual quedó registrado en los videos viralizados.

Abogado: solo se ve el final

En estos videos se ve al rapiñero ya reducido, golpeado con saña por sus captores, que incluso sumergen su cabeza en el agua (una tortura conocida como el “submarino”) repetidas veces. El asaltante, que ya tenía varios antecedentes y que por este intento de rapiña fue condenado a seis años de prisión, sufrió fractura de cráneo.

De acuerdo con el abogado Rodigari, solo se filmó el final del arresto, la parte de las torturas. “Pero lo que no se ve es toda la situación espantosa anterior”, explica. El hombre asaltó la pollería junto con una mujer (que fue condenada a tres años de cárcel por este episodio) y luego se dan a la fuga en una moto.

“El hombre se tira de la moto, se mete en las casas, tira seis balazos en el camino a quienes lo persiguen, se mete por las casas y luego se tira al agua, en una cañada. Mi cliente quedó del otro lado de la cañada y todo el resto al otro lado. El tipo está apuntando con sus dos armas a un policía que está del otro lado. Mi cliente se le tira arriba y pelea. ¡Y el hombre pelea, no es que se entrega enseguida! Cuando empieza la filmación, ya lo tenía agarrado y tratan de llevarlo con el policía. En ese interín salta el papá del nene (N. de R. Hay testimonios que sostienen que el ladrón, en la pollería, le apuntó a la cabeza a un niño de cinco años), salta también uno al que le intentó pegar dos tiros y no salieron las balas, y hacen esos actos de violencia medios tontos (sic)”.

El abogado se refiere así a la golpiza registrada en videos, a la que catalogó como “arresto ciudadano”. Aclara que no fue su defendido el que practicó el “submarino”. Añade que todos los involucrados, incluso los todavía emplazados, son “personas laburadoras y sacrificadas”.

Los policías que intervinieron en el caso, que en los videos parecieron hacer más bien poco por evitar la tortura, fueron dejados en libertad por la fiscal, sin consecuencias. “Los agentes policiales fueron deslindados. El contexto fue mucho mayor a lo que se vio (en las filmaciones)”.

Esos fueron los mismos conceptos que manejó el miércoles el abogado de los uniformados, Washington Abdala, quien dijo que detrás del policía que aparece en el archivo había unas quince personas enardecidas. "Si no hubieran estado ellos, no creo que este hombre hoy estuviera vivo", expresó.

La fiscal Lovesio no quiso decir si se comprobó a nivel judicial que el ladrón apuntó a un niño con su arma. “Eso surgirá de la resolución de mañana (por el viernes)”.

Edil: esto se veía venir

“Yo no vi el borbollón en la pollería”, admite M. “Pero el padre gritaba que habían apuntado a su hijo”, añade.

Ha sufrido amenazas de muerte, dice. “Una moto entreparó frente a casa y gritaron que a mi familia le queda poco. Toda la gente está conmigo, haciendo guardias en la noche frente a mi casa, con estos fríos…”.

En Toledo, una población de 4.400 personas según el censo de 2011, hay indignación y miedo por este episodio. Y la gente más cercana ha manifestado su solidaridad con los emplazados.

A M, el abogado se lo facilitó el edil colorado Alfredo Silva, quien durante junio impulsó un patrullaje vecinal en esta ciudad de Canelones, que duró menos de un mes luego de las duras críticas que recibió del ministro del Interior, Eduardo Bonomi, y de la vicepresidenta Lucía Topolansky, citación a la Jefatura de Policía de Canelones incluida. Luego de decir que se manifiesta “a favor de los arrestos ciudadanos y en contra de los linchamientos”, el curul señaló a este portal que lo ocurrido el domingo era algo que se veía venir.

“Nosotros veníamos previniendo que esto podía pasar. Esta es la punta del hilo, va a haber mucha madeja para recoger. Y no solo en Toledo sino en todo el país. La gente no aguanta más, ha llegado el límite por no tener respuesta”, expresó Silva.

Fiscal: todos tienen que cumplir la ley

El edil, que ha realizado duras críticas a la actuación policial y que promovió el patrullaje ciudadano ante lo que consideró una inacción del Estado, rechaza que prédicas como la suya puedan haber ayudado para que la gente tenga los ánimos crispados.

“En absoluto, nosotros estamos a favor de los arrestos ciudadanos y en contra de los linchamientos. Pero también hay que ponerse del lado de las personas, ¿qué pasa si le ponen a tu hijo un revólver en la cabeza? La gente tiene miedo y, ante la desesperación, dice, como dijo (el intendente de Canelones, Yamandú) Orsi, ‘ellos o nosotros’. Y la gente se cansó”.

Antes de enfrentarse a un día largo de revisión del material recabado, una jornada antes de una fecha tan o más intensa que la del miércoles, la fiscal Sylvia Lovesio deja en claro cuál es su postura: “La Fiscalía tiene que dar una señal. Todos estamos afectados por la violencia, todos vivimos en un Estado de Derecho y todos tenemos que cumplir con la ley”.