“Es un mensaje al futuro”: Antía aprobó proyecto para el ex San Rafael

Sociedad

5/07/2018 19:05

“Es un mensaje al futuro”: Antía aprobó proyecto para el ex San Rafael

Intendencia de Maldonado

El intendente de Maldonado refrendó la última iniciativa del grupo Cipriani y el arquitecto Rafael Viñoly, presentada hace quince días.

El intendente de Maldonado, Enrique Antía, anunció este jueves la aprobación del nuevo proyecto para recuperar al ex Hotel San Rafael, ubicado en esa zona de Punta del Este.

La iniciativa fue enviada rápidamente a la la Junta Departamental, que tendrá a su cargo la ratificación definitiva de la inicativa, presentada hace quince días por el grupo inversor italiano Cipriani y que tiene el objetivo de recuperar el emblemático emprendimiento turístico.

Es una muy buena inversión”, se preocupó en destacar el jefe comunal, en una conferencia de prensa convocada especialmente.

Además de recuperar un área deteriorada hace años, Antía destacó que significa un “mensaje al futuro” para la ciudad y el departamento.

Se trata de un proyecto muy polémico y resistido, aunque el intendente prefirió resaltar lo que representa una inversión de US$ 400 millones y la generación de cientos de fuentes de trabajo.

En ese sentido Antía estimó en 1,5 millones los jornales que se necesitarán para construir el emprendimiento, en un plazo estimado de cuatro años.

“Es un mensaje que damos hacia afuera” dijo el jefe comunal en relación a la aprobación del proyecto. “Es una señal de que tenemos futuro. Es esperanza y es trabajo”, afirmó.

En ese marco destacó además que el grupo inversor apuesta a un público diferente al que tradicionalmente visita el lugar. “Entienden que hay una marca Punta del Este a nivel mundial, que hay que capiltalizar”, aseguró.

Lo que aprobó Antía es el segundo proyecto que grupo Cipriani presentó para remodelar el ex Hotel San Rafael, a cargo del arquitecto uruguayo Rafael Viñoly.

Comprende dos torres horizontales levantadas sobre basamentos sobre el viejo edificio del hotel, en una superficie total de 183 mil metros cuadrados.

Una de ellas, de 100 metros de altura, estará en paralelo a la rambla. La otra, construida en forma perpendicular, tendrá 60 metros.

Viñoly debió cambiar el proyecto original que tenía pensado para el lugar y que comprendía cuatro edificios. Uno de ellos era un rescacielos de 300 metros de alto y 67 pisos.

También habia ideado un puente que conectara el hotel con la playa, algo que tenía pocas posibilidades de prosperar teniendo en cuenta que iniciativa de ese tipo ya habían sido rechazadas anteriormente.