Gremio policial pide a Presidencia habilitación del "servicio 223"

Sociedad

26/06/2018 16:45

Gremio policial pide a Presidencia habilitación del "servicio 223"

Ministerio del Interior

Sifpom quiere que legalice una situación hoy prohibida pero que ocurre "de hecho": que los policías realicen tareas de seguridad privada.

Todos los sectores piden algo en la Rendición de Cuentas. Los sindicatos de la educación quieren el 6% del PIB para invertir en la enseñanza más otro 1% para investigación. Los de Salud Pública exigen doce millones de dólares. El Poder Judicial quiere casi 950 millones de pesos sólo para atender las situaciones comprendidas por la Ley de Violencia de Género. Y un gremio policial quiere que los uniformados puedan realizar tareas de seguridad de forma privada, lo que hoy se denomina "artículo 223" y que está prohibido.

Este miércoles, el Sindicato de Funcionarios Policiales de Montevideo (Sifpom), con presencia en los órganos de conducción del Pit-Cnt, presentará un petitorio en Presidencia de la República para que se derogue el inciso F del artículo 37 de la Ley Orgánica Policial (19.315). Esta disposición indica que está prohibido para un funcionario policial "realizar tareas de vigilancia, custodia o asesoramiento en materia de seguridad, fuera del ámbito del Ministerio del Interior".

El documento está firmado por la presidente y el secretario general del Sifpom, Patricia Rodríguez y Fabrizio Ríos, respectivamente, y por su asesor jurídico Washington Abdala.

El llamado "artículo 223", derivado del servicio 222, hoy limitado, ha estado en el ojo de varias polémicas. Las crónicas policiales están repletos de hechos en los cuales un asalto a un comercio tiene como uno de sus protagonistas a un policía que de una forma u otra estaba en el lugar. No debería estar y eso, subrayó Rodríguez, limita mucho su accionar a la hora de repelir un robo armado: es que de ser descubierto trabajando como agente de seguridad es sumariado y, eventualmente, destituido.

El Ministerio del Interior ha justificado esa prohibición habiendo aumentado el sueldo de los policías y habiendo topeado a los funcionarios en 50 horas mensuales al servicio 222. Para los trabajadores, si bien lo sueldos han mejorado están muy lejos de ser suficientes.

"Cuando el Ministerio saca esa norma, lo justifica diciendo que el Policía así va a tener más horas de descanso y estar más con su familia. La realidad nos ha demostrado que este artículo no frenó el multiempleo. No logró lo que el Ministerio quería. Y muchos compañeros que han fallecido murieron por esta causa", dijo a ECOS Patricia Rodríguez.

Un caso paradigmático fue el ocurrido hace casi un año, en la madrugada del 10 de julio de 2017. Un cabo de 43, de nombre Wilson Coronel, fue abatido durante un robo a la pizzería Amauri, de 26 de Marzo y Buxareo, en Pocitos. Hacía poco que había comenzado a trabajar ahí.

"Se trataba de un policía experiente. Y si vos ves el video (la filmación del robo), no actúa de inmediato. Titubea porque sabe que puede ser sancionado. Hoy, con la delincuencia que hay, no podés dudar ni un minuto. Si esa norma fuera derogado, el compañero podría defenderse de otra forma", agregó.

Para el Sifpom, el ilegal servicio 223 se da de hecho. Los comerciantes quieren (y contratan ilegalmente) a policías porque son los que están más entrenados en temas de seguridad. Y el funcionario accede por necesidad. "A veces lo ponen en caja figurando en otras tareas -el petitorio habla de "ficción jurídica" y "formas laborales encubiertas"- como reposición, organización, caja y similares.

Si bien reconocen como muy difícil que esto se contemple en la próxima Rendición de Cuentas, que el gobierno tiene plazo para presentar hasta el sábado 30, en Sifpom esperan que quede sentado un precedente para que el tema pueda tener una discusión parlamentaria.