La Suprema Corte decide esta tarde el destino de María y su hija

Sociedad

4/06/2018 18:19

La Suprema Corte decide esta tarde el destino de María y su hija

El máximo órgano judicial decide si ambas permanecen en Uruguay o si son restituidas a España. Feministas organizan concentración de apoyo.

La Intersocial Feminista convoca para este jueves a las 16 horas a una concentración frente a la sede de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) en apoyo a María, la madre de la niña de seis años a quien la corporación decidirá si es restituida o no a España.

A esa hora está prevista la lectura del fallo de la SCJ. Según expresó a ECOS el portavoz del Poder Judicial, Raúl Oxandabarat, esa sentencia, al ser decretada por el máximo órgano de Justicia del país, ya no es apelable. A lo sumo se podrán presentar recursos de aclaración y ampliación de algunos puntos, añadió.

Claudia Olivera de Las Puñadito, una de las organizaciones que integra la Intersocial Feminista, dice que la idea de la concentración es "apoyar" a María, quien se encuentra con su hija -hoy de seis años- en Uruguay desde abril de 2016.

Una concentración similar se había producido el 3 de octubre del año pasado, cuando se diseminó el hashtag #MaríaNoSeVa. Originalmente, esa reunión había sido convocado para pedir que María y su hija no fueran enviadas de regreso a España, como sí había solicitado la Justicia. Pero cuando horas antes la SCJ decidió revistar esa restitución y suspender el viaje hasta analizarlo, el encuentro se transformó en una celebración de un centenar de personas.

"No creo que haya tanta gente ahora, sobre todo por la hora. Además, la gente creo que ni se acuerda de este caso", reconoció Olivera.

María, uruguaya de 34 años, que actualmente trabaja como moza, había venido con su hija en abril de 2016. Tenían pasaje para volver a España para el 25 de ese mes. Allá residían con el padre de la pequeña, que entonces tenía cuatro años, en la localidad catalana de Vielha, en Lleida. Fue acá que María comenzó a notar comportamientos “extraños” en la pequeña por lo que decidió hacerle unas pericias psicológicas primero y quedarse en el país después.

Se constató que la niña percibe a su padre como “peligroso”, se dio por hecho que presenció situaciones de violencia doméstica, aunque el abuso sexual denunciado no fue probado a nivel judicial. Desde España, el padre –que siempre negó haber dañado a su hija-, un técnico radiólogo, comenzó a accionar legalmente la restitución internacional para que su situación sea resuelta allá, lo que le fue concedido en primera instancia y también durante la apelación.

El 3 de octubre, la SCJ aceptó el recurso de revisión del caso en base a una eventual "colusión de intereses" entre el primer abogado que defendió a la niña y a los representantes del padre.

Luego de que las partes presentaran sus pruebas y sus alegados, la actual abogada de la niña, Luz Calvo, señaló -como ya había publicado ECOS el 28 de abril- que "en atención a un interés supremo de la niña" lo mejor sería para ella permanecer en Uruguay, aunque no habría hecho eco en una presunta colusión de intereses e indefensión de la pequeña en el proceso anterior.

La última palabra, judicial y definitiva, de un episodio que lleva ya más de dos años se sabrá el jueves.