MSP apeló sentencia que le obliga a dar medicación a enfermo grave

Sociedad

18/04/2018 19:03

MSP apeló sentencia que le obliga a dar medicación a enfermo grave
Pablo festejando su cumpleaños junto a su pareja y sus hijos. Ahora hace más de tres meses que está internado en una mutualista en Tacuarembó.

Un peón con un sueldo de $8222 deberá esperar al menos un mes más para recibir la medicación y mejorar su calidad de vida.

Pablo Delgado hace casi cuatro meses que está internado en el Sanatorio Comta de Tacurembó esperando por un medicamento de alto costo al que le es imposible acceder con su sueldo de $8.222.

El Ministerio de Salud Pública (MPS) se negó a proporcionárselo y a su familia no le quedó más remedio que abrir una cuenta para solicitar colaboración a la ciudadanía. En pocas semanas reunieron el dinero para dos ampollas -cada una cuesta más de $23.000- pero Pablo necesita 24.

Tiene comprometidos los riñones por una enfermedad poco frecuente denominada amiloidosis renal, y actualmente está en diálisis. Ese medicamento -denominado Bortezomib- recetado por su hematóloga, mejoraría su calidad de vida, y en cuanto a su eficacia, es la mejor opción.

Ante la negativa del MPS, Pablo presentó un recurso de amparo en la Justicia y el juez letrado Gabriel Ohanian Hagopian falló a su favor y condenó al Estado a entregarle el medicamento, con término de 96 horas, según consta en la sentencia con fecha del 12 de abril a la que accedió ECOS.

Pero ante el pedido del paciente desesperado, el Ministerio una vez más le negó a Pablo la posibilidad de mejorar su calidad de vida.

La cartera tenía hasta el pasado martes para apelar la sentencia y sobre las 18 horas, cuando terminaba el plazo legal, decidió presentar el recurso. Paciente, familiares y médica tratante ya confiaban que en unos días contarían con el fármaco. Sin embargo, tras la apelación del MSP tendrán que esperar por lo menos un mes más para la decisión judicial.

En el documento de la sentencia se señaló que Pablo, de 35 años, necesitaba el Bortezomib "en forma urgente porque padece una enfermedad grave, hemato oncológica que avanza en forma depredadora". Pablo trabaja desde los 9 años como peón rural y su salario "no le permite solventar el tratamiento que tiene un costo de $141.372", se añadió.

Pablo empezó a recibir la medicación el sábado pasado, gracias a la colaboración de la ciudadanía. Las dos dosis le alcanzan para dos semanas. La pregunta es qué pasará cuando se le acaben. Su hematóloga tratante dijo a ECOS que no es recomendable, una vez que se inicia con el tratamiento, suspenderlo. Pero esto pasaría si la familia de Pablo no encuentra una solución y si la Justicia demora el tiempo estipulado en analizar el recurso que presentó el Ministerio.

Un consultorio jurídico que busca ayudar a los más necesitados

Juan Ceretta, uno de los abogados del consultorio jurídico de la Facultad de Derecho, fue el encargado de la defensa de Pablo. A este lugar asisten decenas de personas por semana que se encuentran en la misma situación que su defendido. Son atendidos por docentes y estudiantes del último año de la carrera de abogacía.

El consultorio asesora por este tema -y cualquier otro- de forma gratuita a la población de bajos recursos. Por año atienden más de 4000 personas. En 2017, tuvieron 107 casos donde presentaron recursos de amparo para pedir distintos medicamentos de alto costo: en 105 la Justicia falló a su favor y el Ministerio tuvo que otorgar la medicación. En lo que va de 2018 ya pasaron los 50 casos.

Ceretta explicó que, en el caso de Pablo, el MSP le había negado el medicamento, en primera instancia, mediante un procedimiento administrativo. Se lo pidió al Ministro y este le dijo que no. En estas instancias, en general, "nunca dicen que sí", sostuvo.

"Siempre te dan respuesta negativa y terminás teniendo que hacer un juicio contra el Ministerio o contra el Fondo Nacional de Recursos", añadió.

"La jurisprudencia en situaciones como las de Pablo, en general, condena al Estado a dar el medicamento. Nosotros ya teníamos antecedentes similares y era esperable que el Juzgado lo condenara", explicó.

Ante la pregunta de por qué el Ministerio seguía negándose a entregar medicamentos de alto costo si luego la Justicia lo condenaba a hacerlo respondió: "Es una buena pregunta para hacerle a las autoridades".

"Nosotros pensamos que la cuenta que hace el Ministerio o el Fondo es que de esta manera, obviamente, son muchas menos personas las que acceden a la medicación. En plata les sale más barato porque la gente tiene que hacer un juicio, conseguir un abogado, es una lucha más larga y se pasa por obstáculos que no serían necesarios" en ese recorrido quedan personas por el camino, afirmó.

Ceretta señaló que los motivos que el juez tuvo para concederle la medicación a Pablo "fueron sencillos". En el mundo "no hay duda" que para esta enfermedad la alternativa terapéutica más eficaz y común es el Bortezomib "Así se indica y está probado en Estados Unidos y Europa, del mismo modo es recomendado por la Cátedra de Hematología en Uruguay", indicó.

"Lo que invocamos en la demanda de amparo fue el artículo 44 de la Constitución que establece la obligación del Estado para todas aquellas personas que están en la indigencia o que no cuentan con recursos suficientes para acceder a la medicación. El Estado debe proporcionársela", justificó.

El profesional explicó que el Bortezomib es un medicamento que se utiliza para la amiloidosis pero también para el mieloma múltiple. "Es más efectivo para la primera enfermedad que para la segunda. En el mieloma múltiple prolonga la vida entre cuatro y cinco años, en la amiloidosis los pacientes viven 20 años", agregó. Sin embargo, está incluido para ese cáncer y no para la amiloidosis. ¿Por qué para lo que es más efectivo no está incluido y para lo que es menos efectivo sí? "La razón es muy sencilla, cuando le dijeron a los hematólogos que podían incluirla para una de las dos, los profesionales eligieron la enfermedad que padecen más pacientes", comentó.

El número de cuenta de Abitab para colaborar con la medicación que necesita Pablo es 86561.