Lilián Celiberti: "No se trata de perversión ni de un caso aislado"

Publicado: 23/11/2017 21:31
Lilián Celiberti: "No se trata de perversión ni de un caso aislado"
ECOS

Activistas consideraron que el homicidio de Brissa González respondió a una "ideología de género" que "cosifica" el cuerpo de las niñas.

"Este femicidio responde a una ideología de género", dijo muy segura este jueves la activista Lilián Celiberti, al repudiar el asesinato de Brissa González, la niña de 12 años cuyo cuerpo fue hallado, después de varios días de desaparecida, en la zona de Las Vegas.

En seguida aclaró que se trataba de una ideología muy particular. "La que mata a las mujeres y menosprecia el cuerpo de las niñas. Es esa ideología de género y no nosotras, que estamos acá reunidas para combatir la violencia y gritar nuestra indignación".

Junto a otras militantes, Celiberti estuvo presente en el Teatro Solís, en el marco de la primera jornada del XIV Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe (EFLAC), que se desarrollará hasta el sábado en Montevideo.

Un encuentro que será inevitablemente marcado por la muerte de Brissa, y que se agrega la larga lista de femicidios registrados en lo que va de este año. Con el agravante, si cabe, de ser el el segundo caso de una niña asesinada en diez días.

"Basta de impunidad, basta de hombres intelectuales que hablan de las feministas como un cuco y una ideología peligrosa", afirmó. "Lo peligroso son estas muertes, y es algo que no podemos tolerar como sociedad".

Por lo pronto, el encuentro latinoamericano se cerrará el sábado con una movilización que ya estaba programada pero que se hará bajo el lema "Todos somos Brissa".

La red también resolvió adherirse a una "megamarcha masiva", programada para el 1 de diciembre y convocada a través de las redes sociales.

La proclama llama a rodear el Palacio Legislativo con el objetivo de "hacerse oír en nombre de Brissa y las demás víctimas para que el "Parlamento se ponga las pilas y actúe severamente con las leyes".

La convocatoria exige modificaciones "a la hora de hacer justicia con estos enfermos, pedófilos y violadores que el sistema ampara".

Celiberti sostuvo que "la calle" es solo uno de los ámbitos donde se debe dar la lucha. También mencionó la familia, los lugares de trabajo y la discusión con la gente común, que entiende que hechos como estos no son aislados o producto de una perversión.

"Esto no es perversión, esto se llama patriarcado", aseguró. Lo graficó en el hecho de que, poco antes de Brissa, fuera asesinada en Rivera Valentina Walter, de nueve años.

"Es una sucesión que nos habla de nosotros mismos. Tenemos que reaccionar fuertemente", pidió.

Celiberti consideró que, si bien la Justicia tiene su cuotaparte y debe garantizar que no exista impunidad para los culpables, su postura tampoco es punitivista. "Creemos en otra sociedad, construida de otra manera", dijo.

La senadora frenteamplista Carmen Beramendi también estuvo presente en el encuentro, y coincidió en cuestionar una entendible "reacción primaria que, ante la indignación, lo que pide es quemar al asesino.

En su opinión, lo que se impone es una condena absoluta de la sociedad al discurso que "cosifica" al cuerpo de las niñas, y que valida que un adulto "se sienta propietario" de su cuerpo.

Para Mariella Mazzotti, directora del Instituto Nacional de las Mujeres, se deben fortalecer las políticas públicas para prevenir este tipo de hechos. Pero, sobre todo, se debe trabajar en educación.

"Estos casos se sustentan en un sistema de valores que educa a los hombres, y que hace que algunos hombres asuman conductas agresivas y se sientan con el derecho de agredir el cuerpo de las mujeres de distintas maneras", aseguró.