Justicia argentina rechazó excarcelación de Leandro Santos

Sociedad

2/11/2017 17:27

Justicia argentina rechazó excarcelación de Leandro Santos

Captura TV

Es el representante de modelos cuya extradición fue pedida por Uruguay para que responda en un caso de trata y explotación de mujeres.

El argentino Leandro Santos, manager de cotizadas modelos, seguramente espere entre rejas el juicio para su extradición a Uruguay, donde se ha pedido su captura por su presunta responsabilidad en una trama de prostitución VIP, trata y explotación de mujeres.

Este jueves, el juez federal argentino Claudio Bonadío rechazó el recurso de excarcelación que había presentado la defensa de Santos.

"Esto quiere decir que sigue bajo arresto preventivo. Parecería que el juicio por extradición se hará con él en esa condición. Esto se suele dictar para asegurar la efectividad de la cooperación internacional, evitando que la persona se escape", le dijo a ECOS el fiscal Carlos Negro, quien había solicitado la captura internacional de Santos, y fuera detenido el pasado martes en Buenos Aires. También pidió que sea traído a Uruguay para ser juzgado.

Ese pedido de captura había llegado desde Montevideo, desde el despacho de la jueza especializada en Crimen Organizado Beatriz Larrieu, el pasado 20 de setiembre, por "proxenetismo" y "explotación sexual de menores", según indica la resolución de Bonadío, publicada por la Agencia de Noticias del Poder Judicial de Argentina. Desde esa misma sede ya se envió a ese país el pedido de extradición.

"La Justicia uruguaya ya cumplió con los plazos", indicó Negro.

El miércoles 1 de noviembre, los abogados de Santos, Fabián Améndola y Fernando Burlando -uno de los más mediáticos de Argentina-, solicitaron su excarcelación. Pero "en atención a la gravedad de los hechos", se estimó que "de recuperar su libertad, intentará eludir el accionar de la justicia". Por eso, este recurso fue denegado.

El caso

Santos es considerada la punta de una investigación comenzada a fines de 2010, a través de la denuncia de cuatro jóvenes que habían sido reclutadas en Uruguay para hacer carrera en el mundo del modelaje. Pronto supieron que para ascender había que pagar un precio. Y ese precio era la prostitución.

“En dicho contexto, las víctimas –chicas muy jóvenes e inexperientes- eran entonces seducidas con triunfar en la carrera de modelaje, para luego ser introducidas progresiva y hábilmente en el mundo de la prostitución en ambos márgenes del Plata, a través de promesas inexistentes, manipulación, el abuso de la posición, el engaño, la presión, e incluso las amenazas, todo ello en un contexto de vulnerabilidad y desprotección de las víctimas al estar alejadas de su familia y centro de vida", expresó el fiscal Negro en su solicitud de captura internacional y extradición.

En Uruguay actuaron como reclutadores dos hombres que en la jerga son conocidos como "perejiles", de iniciales J.M.A.D. y R.R.F. Ellos -sobre todo el primero- estaban ligados con Santos, que originalmente actuaba desde Argentina y Punta del Este. Los tres vinculaban a las jóvenes con clientes de alto poder adqusitivo. Las chicas no convenían el precio por sus servicios sexuales (que giraba en torno a los 3.000 dólares) y percibían alrededor del 10% (US$ 300). La agencia de modelos de Santos era la plataforma de lanzamiento y el anzuelo, señaló el texto del fiscal.

El argentino hacía el filtro de las chicas "examinándolas físicamente en ropa interior".

Los denominados "perejiles" fueron procesados con prisión en 2012. Uno de ellos le aseguraba incluso que gracias a ellos iban a poder llegar a relacionarse con el conductor argentino Marcelo Tinelli. En ese mismo año hubo una orden de captura para Santos a nivel nacional.

En su solicitud, el fiscal Negro señala que la participación de Santos en la trata está debidamente probada y que no puede desprenderse del reclutamiento efectuado por J.M.A.D.