Alberto Restuccia: "Estoy desahuciado, desesperado"

Por: Leonel García
Publicado: 25/07/2017 05:49
Alberto Restuccia: "Estoy desahuciado, desesperado"

Ojalá fuera una performance de un verdadero border. "Es real dice", el dramaturgo. "Estoy pasando muy mal".

La voz suena desgastada al otro lado de la línea poco antes de las diez de la noche del lunes. Es Alberto Restuccia, el transgresor, una leyenda viva del teatro nacional, el dramaturgo de las más de cien obras registradas, el fundador de Teatro Uno. El mismo también que hacía menos de tres horas había posteado en su cuenta de Facebook: “A los 75 estoy en la indigencia. Se agradece una ayudita”. Ojalá fuera una performance de un verdadero border.

“Es real”, dice. “Estoy pasando muy mal”, añade. Hoy por hoy solo percibe 15 mil pesos de una pensión que el Estado uruguayo le dio por su contribución a la cultura nacional. “Pero no me alcanza para fin de mes. O sea, no me da ni para llegar al 15. No puedo afrontar los gastos de una casa. Y vivo solo”.

Hubo un “accidente” de salud, el que no quiere comentar, “que hizo que la situación se agravara en las últimas semanas”. Eso precipitó todo. El recorte que sufrió “Rompekbzas”, el programa de Daniel Figares por radio El Espectador, tuvo su columna cultural como una de las damnificadas. Su participación en “Abrepalabra”, en Océano FM, está tras un sponsor que aún no aparece. El cierre de Casa del Teatro, sede de Teatro Uno, en Mercedes y Tristán Narvaja, fue otro golpe que lo terminó haciendo girar por el circuito underground. Hasta el mes pasado, cuenta, estuvo presentándose en el viejo bar Coruñés, en Maldonado y Río Branco.

“Pero eso se cortó y no me volvieron a llamar. Y era mi único ingreso aparte de la pensión. Y yo necesito trabajar”, dice. “Lo cierto es que preciso alguna ayuda, igual que esas personas que se suben a los ómnibus y dicen que cualquier monedita sirve. Eso y alimentos no perecederos”. Cuenta también que “una persona” lo contactó y le pidió su número de cédula. “Supongo que será para abrir una cuenta…”.

Alberto vive solo en su casa del Barrio Sur y está desconectado “por diversas circunstancias” del resto de su familia. “Ellos han cortado conmigo”. Solo se comunicó con su hijo más chico, un músico de 25 años. ”Un artista también”. Ergo: no es alguien a quien le sobre plata.

“Esto me tocó a los 75 años. Publiqué eso en Facebook porque estoy desahuciado, desesperado. Todavía no sé si hice bien”. La voz de un artista transgresor como ninguno, ese que junto a Luis “Bebe” Cerminara destruyeron los cimientos del teatro uruguayo para reconstruirlo de nuevo, suena apagada, igual de desgastada. “Capaz que alguien tiene algún trabajo para mí, no sé…”.