IM planea instalar medidores automáticos de sonido en discotecas

Sociedad

8/07/2017 13:04

IM planea instalar medidores automáticos de sonido en discotecas

Intendencia de Montevideo

Comienzan a encontrarse caminos para dar solución a los ruidos nocturnos que imposibilitan el sueño de varios vecinos.

En el proyecto de decreto de reglamentación de la vida nocturna que la Junta Departamental votará en las próximas semanas, está contemplado la instalación de medidores de sonidos internos a los locales bailables que permitirán el control inmediato de la contaminación sonora, si se supera el límite de decibeles permitidos. Así lo confirmó a ECOS el prosecretario general de la Intendencia de Montevideo, Christian di Candia.

Se trata de una tecnología que no es compleja y que está presente en el mercado –en Argentina, por ejemplo, ya está dispuesto por ley desde hace varios años–. Estos dispositivos, explicó, serán obligatorios en aquellos casos donde se constate una violación permanente a la normativa ambiental.

Sin embargo, admitió que no será una solución perfecta, ya que el principal problema referido a los ruidos nocturnos proviene de la actividad generada por las aglomeraciones formadas en las veredas y en las puertas de los locales, y no especialmente del sonido interno de las discotecas.

De cualquier modo, la actual administración considera que comenzó a dejar atrás los dolores de cabeza producidos por el enojo de varias comunidades vecinales que hasta el año pasado planteaban no poder dormir debido a una laxa regulación de la actividad nocturna.

Fue crucial en la superación de ese escollo, contó el prosecretario, la conformación de mesas de mediación –según el barrio y los problemas específicos– con representantes de los vecinos afectados, responsables de los locales y autoridades de la Intendencia.

“Desde 2016 se conformaron tres de esos espacios y en todos los casos se ha llegado a un buen entendimiento”, aseguró. Así, se produce el acercamiento entre las partes antes de que estallen los conflictos y no cuando las rispideces ya hacen irreconciliables las posturas.

Gracias a esas instancias, dijo, fue posible la inauguración de la Plaza Mateo –centro de eventos y actividades varias– en el Parque Rodó, “sin que se constatara un enfrentamiento aguerrido y mediático entre vecinos y empresarios”, como era habitual hasta hace unos meses.

Descenso en denuncias

El corolario de todo ello, sostuvo Di Candia, es la disminución de las denuncias vecinales elevadas a la comuna en lo que va del año, a lo que también contribuyó la diversificación de los espacios en donde se crean los locales bailables, evitando las concentraciones en unos pocos puntos. “Hoy la oferta está distribuida en la Ciudad Vieja –donde abrieron nuevos locales–, en la Plaza Mateo, y otro barrios que, como el Prado, ahora tienen más movimiento”.

E inexorablemente ese será el camino que continuarán impulsando las autoridades departamentales, desatendiendo a un viejo reclamo vecinal –aunque al momento apaciguado– de que se determinara una única zona para la actividad nocturna, alejada de las residencias. “Eso nunca será posible –concluyó el prosecretario–, porque esta ciudad no tiene sectores en que no haya zonas residenciales".