Bajará el boleto para los usuarios de la tarjeta STM

Sociedad

15/06/2017 16:35

Bajará el boleto para los usuarios de la tarjeta STM

El intendente de Montevideo, Daniel Martínez, anunció que, además, bajará la carga mínima de la tarjeta prepaga.

El intendente de Montevideo, Daniel Martínez anunció una rebaja del boleto para quienes posean la tarjeta del Sistema de Transporte Metropolitano (STM). "El boleto que se quiere priorizar", en palabras de Martínez, será de $ 29 a partir del primero de julio, dos pesos menos que lo que sale actualmente, en el marco de una política que continúa desincentivando al uso de efectivo en los buses. La brecha con respeto al precio del boleto común ahora se extenderá EN cuatro pesos.

En conferencia de prensa, el director de Movilidad Urbana, Pablo Inthamassou, dijo que esto responde a un trabajo grupal "de mucha intensidad" por parte del Consejo Consultivo de Transporte, que se reúne periódicamente desde diciembre del año pasado.

"En la reunión de hoy nos hicimos la autocrítica de que a veces los tiempos trazados para realizar los cambios son más extensos de lo que pretendemos, pero la verdad es que todos los actores estamos trabajando a fondo y dejando el alma en la cancha para mejorar el sistema de transporte", expresó el jerarca. Y una parte sustancial de esas modificaciones, prosiguió, tiene que ver con el costo del boleto, el precio más visible de la economía del país, sobre el que la ciudadanía tiene la lupa puesta".

Al respecto, el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, dijo que la calidad del servicio y el precio del boleto son dos temas muy importante que están relacionados. "Sabemos que el precio tiene mucho impacto, sobre todo en los sectores de menores ingresos, algo que desvela y preocupa", aseguró.

Martínez recordó que desde 2013 la venta de boletos ha caído sistemáticamente y de "forma muy significativa", hasta llegar a la actual merma del 5% anual. "Esto hace que en definitiva, la torta de dinero que se recauda se achique y genere un montón de problemas", explicó.

Pero hoy se ha dado "un paso", dijo. Y es en la dirección de la "masificación" del uso de la tarjeta STM. "Es que eliminar el dinero de los ómnibus –dijo– es un objetivo para nosotros porque aporta a la reducción de costos; pero sobre todo porque permite la generación de un montón de información sobre el rendimiento del sistema, y que servirá de base para la introducción de nuevas aplicaciones".

Asimismo, el intendente señaló que se redujo a $ 100 la recarga mínima del abono, que hasta ahora era de $ 150, a pesar de que esto contraerá mayores costos operacionales para la Intendencia. "Los asumimos para favorecer a aquellas personas que no cuentan con 150 pesos para recargar su tarjeta; todo apunta –añadió– a priorizar y a invitar a que los ciudadanos utilicen cada vez más la tarjeta STM".

"Sin duda –concluyó–, dos pesos de reducción del valor del boleto creo que es una muy buena señal que nos alegra comunicar".

Optimización de recursos

A partir del primero de julio, además de las reducciones los precios, los ómnibus urbanos dispondrán de otra frecuencia y sistema de horarios, de forma de “racionalizar” los recursos.

Es decir, atendiendo a las “horas valle” y los periodos “picos” del día, habrá una mayor cantidad de buses en los momentos de más demanda, y una frecuencia menor en aquellas horas en que la venta de boletos es más baja, dijo al presidente de Cutcsa, Juan Salgado, presente en los anuncios y muy de acuerdo con todas las medidas implementadas.

“Yo los invito a mirar los ómnibus que pasan por 18 de julio en algunas horas de la mañana y en la mitad de la tarde. Van vacíos”, describió Salgado. Para esos momentos, se prevé espaciar la frecuencia de algunas “líneas troncales”, separando las unidades un minuto más de lo que están actualmente. “Para el caso de la línea 103, las unidades en lugar de demorar cuatro minutos, demorarán cinco; pero no van a faltar ómnibus en esas horas”, dijo.

Esto, agregó, al optimizar el uso de las unidades, a Cutcsa le reportará un “ahorro genuino”, con independencia de factores externo “como la inflación, el tipo de cambio o el precio del combustible”. Se produce un efecto similar, de acuerdo a sus cálculos, al de la rebaja del boleto. “Siempre supimos que subirlo no nos sirve y que repercute en una menor recaudación para nosotros”, expresó.

También está en el horizonte del sistema de transporte la introducción de otros cambios, como las “líneas rápidas”, con menos paradas, que lleguen a destino “un 20% más rápido”.

Mientras Cutcsa celebraba los anuncios, las cooperativas de transporte se pronunciaban en contra.