Della Valle: "Si había banderas en la sede lo desconocemos"

Sociedad

25/05/2017 15:21

Della Valle: "Si había banderas en la sede lo desconocemos"

Ministerio del Interior

Hincha de Nacional detenido dijo que las banderas de Peñarol incautadas por la Policía antes se guardaban en la sede de 8 de Octubre.

Declaran este viernes ante el Juzgado en lo Penal de 10° Turno el presidente de Nacional, José Luis Rodríguez, y el jefe de seguridad de la institución, Wilson Miraballes, por las banderas de Peñarol encontradas en el allanamiento a la causa de un empleado "eventual" del club.

La Policía llegaron el miércoles 24 a la vivienda en Colón con la idea de encontrar una bandera robada de Peñarol. No hallaron una, sino treinta y tres.

Por este caso, el presidente de Nacional, José Luis Rodríguez, ya había declarado este jueves ante la Dirección Nacional de Inteligencia de la Policía. El motivo es que el hincha tricolor detenido por la causa dijo que esas banderas habían estado guardadas anteriormente en la sede de los tricolores.

Rodríguez estuvo 20 minutos en Inteligencia, acompañado por el abogado Víctor Della Valle, asesor legal de Nacional e histórico dirigente del club. El presidente negó a la prensa que ahí hubiera bandera de Peñarol alguna. "Lo desmiento tajantemente, no voy a decir más nada", indicó el jueves. Consultado por ECOS, Della Valle también negó primero que esas banderas hubieran estado en la sede, aunque reconoció que por el tamaño del edificio no puede descartarse que alguien las haya escondido, en desconocimiento de la directiva.

"En la sede (las banderas) no estaban. Y si estaban, lo desconocemos totalmente. Se habla de un sótano y solo tres personas tienen el acceso a ese sótano. Luego de lo que pasó en Santa Lucía, ese lugar fue revisado y se sacó todo lo que no correspondía estar. Y no se encontró nada. Ahora, la sede es muy grande", afirmó Della Valle.

El detenido con las banderas en su casa, que tiene antecedentes penales y colaboraba con el club en cuestiones de seguridad, cobrando por ello, dijo que estas estaban antes en un subsuelo en la sede de Nacional. De ahí fueron retiradas luego del mencionado episodio en Santa Lucía, el 28 de setiembre del año pasado, cuando fanáticos tricolores atacaron a tiros a hinchas de Peñarol que celebraban el aniversario de su club, matando a uno e hiriendo de gravedad a otro. De acuerdo con Subrayado, declaraban dejar ahí a las banderas que quitaban a los hinchas que querían ingresarlas al Parque Central.

El episodio comenzó el martes 23, cuando la hinchada de Nacional, equipo que disputaba un partido por la Copa Libertadores ante el argentino Lanús, desplegó una bandera de Peñarol en la tribuna locataria del Parque Central. Eso fue captado por la televisión y las cámaras de seguridad, lo que dio comienzo a la investigación popular, según un comunicado de esa cartera.

Las autoridades lo consideraron "un acto de provocación innecesario que contraviene las medidas que vienen aplicándose para la erradicación de la violencia de los escenarios deportivos".

Las investigaciones individualizaron al responsable, un hombre mayor de edad, residente en Colón, fanático de Nacional y poseedor de antecedentes penales. Cuando fueron a su casa, los policías se dieron cuenta que esta persona tenía 33 banderas de Peñarol, considerados "trofeos de guerra" en el argot de las barras bravas.

El individuo estuvo declarando este jueves ante la jueza en lo Penal de 10° Turno, Dolores Sánchez, y la fiscal Mónica Ferrero. También declaró el hincha de Peñarol que denunció la bandera robada, le dijo Ferrero a ECOS.