"Soy un fantasma que todavía no entiende en qué consiste la realidad"

Cinco Sentidos

24/04/2019 17:20

"Soy un fantasma que todavía no entiende en qué consiste la realidad"
Ida Vitale junto a la poeta Clara Janés a su llegada a un homenaje que ha recibido Vitale este miércoles en la Residencia de Estudiantes,e n Madrid

Emocionada y sonriente, Ida Vitale asistió a un homenaje que le rindieron amigos y poetas en la Residencia de Estudiantes de Madrid.

La flamante Premio Cervantes aseguró, cuando fue invitada a hablar, que había caído en una trampa: "me habían dicho que venia a oír". "Tendría que empezar por decir que no soy yo. Soy un fantasma que todavía no entiende en qué consiste la realidad, cuánto dura, cuándo termina. Estos días han sido una sorpresa, imprevisto, algo inventado por los dioses del momento. Me pregunté: ¿Cómo salimos de esto? Pues leyendo algo", dijo entre las risas del público que abarrotaba la sala.

Y lo que leyó fue un poema, "Sinsontes y margaritas", del que explicó que no sabía lo que era un sinsonte, un pájaro de Estados Unidos, "casi como un ángel que canta todo el tiempo, que prescinde de los hombres y de la comida".

Un poema sobre la naturaleza que tanto ama y que tan presente está en su obra, aunque no lo supo enlazar con Cervantes, con la imagen de Sancho caminando en la noche sin saber dónde iba a parar.

Tras su intervención, música carnavalera sorprendió a la poeta, que reconoció que nunca tuvo que salir a bailar este ritmo, aunque seguía los acordes moviendo la cabeza mientras el público animaba con las palmas.

Un cierre festivo y musical a un emotivo acto, en el que los versos de Ida Vitale, leídos por poetas y amigos, llenaron de poesía la Residencia de Estudiantes.

"Ida fue poeta" en la residencia, resaltó Javier Rodríguez Marcos, encargado de iniciar una lectura que bajo el título "Las palabras son nómadas" rindió un sentido homenaje a Vitale.

Frágil de aspecto a sus 95 años pero con la tremenda energía que está demostrando estos días en Madrid, donde no para de recibir homenajes desde el lunes, Ida Vitale siguió atenta la lectura del poema "Abuela" por parte de Rodríguez Marcos, al que conoció precisamente en la residencia.

También participaron en la lectura Aurelio Major, Orlando González Esteva, Clara Janés y Jesus Cañete, que recorrieron varias obras de Vitale y concluyeron su lectura con poemas propios.

Major destacó el "ejemplo moral" de Vitale y González rindió además homenaje al poeta y crítico literario Enrique Fierro, marido de la uruguaya, fallecido hace tres años.

Entre anécdotas y recuerdos transcurrió un homenaje con un público entregado que escuchó a Clara Janés decir que Vitale ha sido su inspiración porque lo que ha escrito "se basa en sus poemas".

Un ausente Antonio Gamoneda envió los poemas que tenía previsto leer y señaló, en un breve mensaje: "Tomo palabras prestadas para mostrar mi admiración hacia Vitale. Gracias por tu hermosa lección de vida y tu generosidad".

EFE