Falta y Resto fuera de la Liguilla: la gran polémica de este Carnaval

Por: Leonel García

Cinco Sentidos

23/02/2018 17:01

Falta y Resto fuera de la Liguilla: la gran polémica de este Carnaval

Captura VTV

La Falta 2018, en el Teatro de Verano

Con un coro paritario y un texto actual y elogiado, la murga de Raúl Castro no clasificó y sorprendió. Los especialistas opinan del tema.

La no clasificación de Falta y Resto a la Liguilla, conocida este viernes de mañana, compite por ser la mayor polémica del Concurso Oficial del Carnaval 2018. Así lo reflejó Twitter, donde el grupo de Raúl Castro se transformó en tendencia, con mensajes en su casi totalidad muy críticos hacia la decisión del jurado.

La propuesta de la Falta de este año incluyó, por primera vez en su historia, un coro paritario, integrado en igual número por hombres y mujeres. Y el espectáculo, titulado “Misa murguera”, contiene un fuerte mensaje contra la desigualdad entre géneros, la violencia de género, el patriarcado, los femicidios y las mujeres que ya no están. Mujeres que son nombradas para que no las cubra el anonimato, en la canción "Ni un paso atrás".

En líneas generales, era un espectáculo muy elogiado cuya ausencia entre las 10 murgas que disputarán el título causó estupor entre los carnavaleros. Es la misma sorpresa que expresaron a ECOS casi todos los periodistas especializados consultados por este tema.

Marcelo Fernández, periodista de “Pasión de Carnaval”, por VTV, no se imaginaba la ausencia de la Falta de la definición. “Era una propuesta que había ganado con creces su participación en la Liguilla, yo no tengo ninguna duda de eso”.

Esta propuesta, resalta el periodista, no solo se basaba en una buena intención sobre un tema de mucha actualidad, en tiempos de más conciencia e indignación social del tema: también, fundamental, estaba bien hecho. “Las propuestas solas, por mejores que sean, no alcanzan. Si no las ejecutás bien, no van a tener suerte. Además, no existe algo así como una ‘bajada de línea’ al jurado para estar atentos a determinados temas. Y este año lo de la Falta era muy atendible, eso de ser una murga paritaria, predicar con el ejemplo y no solo con el discurso; ¡pero además tenía muy buena calidad artística!”.

Ana Laura de Brito, de “Colados al camión”, por la emisora Sport 890, no solo opina que era una murga para clasificar a la Liguilla sino para haberlo hecho con total comodidad. “No era la, digamos, ‘murga 10’, la que clasificaba raspando. Siempre que hay un conjunto que queda afuera, la pregunta ingrata que surge es: ¿a cuál hubieras sacado? Bueno, en este caso, ¡a varias! Estaba mucho más para un lugar 5 que para un 10”. En lugar de eso, quedó fuera de carrera.

Para ella hubiera sido un buen mensaje, además, que Falta y Resto clasificara debido, justamente, a su mensaje. “Más allá de las valoraciones artísticas, tenía un discurso ajustado a la época. De todos los textos que atravesaban el tema de género era el más claro, era coherente en toda la propuesta y estaba muy bien planteado como hecho artístico, no lo hacía desde lo absoluto ni desde la soberbia”.

El periodista de Canal 12 Diego Castro, que en febrero se reparte entre la crónica policial y el Teatro de Verano, no entiende cómo la Falta quedó afuera. Y tiene una consideración muy parecida a De Brito: “De las 10 que pasaron, para mí estaba arriba de tres o cuatro, por lo menos”. Tampoco se queda solo en el discurso. “Era un tremendo texto. Pero todo lo que se hablaba y se decía estaba bien armado. Además, en vestuario estaba excelente”.

Castro concluye que hubiera sido una “excelente señal” una mejor suerte para la Falta que hizo, a su criterio, “el espectáculo más inclusivo de la historia del Carnaval” por el protagonismo de las seis mujeres de su coro.

Cristian Panzardo, uno de los periodistas de “Calle Febrero”, de Emisora del Sur, fue el único de los consultados por este portal que estuvo de acuerdo con la decisión del jurado. “No era un espectáculo para pasar a la Liguilla. En lo personal, no es un espectáculo que quisiera ver de vuelta. Yo soy muy clásico y a mí me gusta que la murga suene bien coralmente, eso es fundamental; y en un concurso (donde ese rubro es puntuado) tener seis mujeres puede afectar”. El especialista recordó que en el pasado murgas completamente integradas por mujeres, Cero Bola y La Bolilla Que Faltaba, no clasificaron a la ronda final.

Si bien consideró que el vestuario de la Falta es el mejor “en años”, para él el texto de la “Misa murguera” tenía altibajos. No cree que la eliminación del que algunos colegas consideran el espectáculo más inclusivo hecho por murga alguna sea una mala señal. “La violencia de género, por ejemplo, es un tema muy mencionado. Muchos conjuntos apelan a él y han clasificado. El jurado se basa en rubros y acá faltaban rubros. Seis mujeres en un coro es arriesgarte mucho. Para un espectáculo en el correr del año se puede, pero en un concurso no. Ahí te das cuenta que a la Falta quizá no le interesaba tanto el concurso”, concluyó.

En un optimista mensaje publicado este viernes al mediodía apelando a lenguaje no sexista, el director de Falta y Resto Raúl Castro dijo que fue el carnaval “más feliz” de su vida y que su pelea, “NO ES POR PLATA NI POR TÍTULOS”.



El presidente del jurado, Ramiro Pallares, por su lado, señaló a ECOS que "por reglamento" a la hora de anunciar el pasaje a la Liguilla se hace público quién clasifica a ella pero no los puntajes, lo que no se divulga hasta que se conoce el fallo final. "Por lo tanto, hasta que no termine el concurso no se puede emitir opiniones".