Vuelve La Bohemia de la mano del Pato Celeste

Por: Cristian Panzardo
Publicado: 25/01/2018 08:34
Vuelve La Bohemia de la mano del Pato Celeste
La Bohemia vuelve al Carnaval. Foto @bohemiamurga

Gustavo Torena será el director responsable de esta murga, que vuelve al Carnaval tras once años, y cuenta con grandes figuras.

Se viene un nuevo Carnaval a Montevideo, y este contará con un retorno de un título muy especial, ni más ni menos que el de murga La Bohemia. Este conjunto supo quedarse con el primer premio en 1987 y volverá a las tablas tras once años de ausencia.

Gustavo Torena, más conocido como “El Pato Celeste”, será el director responsable, de la murga, que cuenta con figuras históricas de este género, como Juan Ángel “Peladito Díaz” en los arreglos corales y dirección escénica, Eduardo “Tanito” Di Lorenzo en los textos, Luis y Damián Laforia, Walter “Cucuzú” Brilka, Marcelo y Pablo Iribarne, Jorge “Loquillo” Garrido, entre otros.

La murga ensaya en el club Uruguay Montevideo, y el nombre del espectáculo se llama "El Ministerio de Momo", en el que se criticará al gobierno y a varios de sus ministros, así también como a varios comunicadores uruguayos. ECOS conversó con Torena, quien analizó todo este proceso previo al inicio del Carnaval.

-¿Cómo lleva esta previa al inicio de un Carnaval tan especial con el regreso de la murga?

-Con las dos puntas, con nerviosismo y con tranquilidad. Ya más no se puede hacer de lo que se ha hecho, estamos en los últimos retoques. Estamos con mucho optimismo tratando y tratando de brindar lo mejor, ansiosamente desfilar para después arrancar los tablados y ver si la murga funciona.

-Descríbanos como fue el proceso de la vuelta de la murga


-La locura de sacar nuevamente a La Bohemia después de muchos años, con unas ideas que veníamos pensando hace dos o tres años atrás, hasta que este año nos decidimos y empezamos a armar la comparsa como se dice.

-La murga cuenta con figuras que vuelven al Carnaval luego de muchos años, ¿tiene un condimento especial eso también?

-Si, ha costado mucho todo este proceso de formación de la murga. Por suerte tenemos una barra de amigos que nos acompaña en este emprendimiento, y algún sponsor que anda ahí en la vuelta. Como dice el dicho, esto es por plata. Hemos tenido mucho tiempo de ensayo, no te olvides que tuvimos que dar prueba de admisión, todo eso cuesta, no solo dinero, sino sacrificio, trabajo, peleas, discusiones, de todo. Pero somos muy optimistas y queremos salir a la cancha. Por suerte tenemos una semanita para trabajar, tendremos doce tablados para ir ajustando más las cosas.

-Usted es el director de la murga, pero como espectador carnavalero que es ¿cómo vio el desempeño de la murga en la prueba de admisión?

-Bien. Nosotros igual para la prueba de admisión hicimos un espectáculo que era tratar de hacer una buena presentación, cantar bien fundamentalmente, que el popurrí criticara mucho y después la retirada, que está muy bien afinada y muy emotiva. Pensamos que con eso podíamos pasarla, teníamos poco tiempo porque también venía el Sapo desde España (Luis Laforia que está radicado en ese país y se integró semanas previas). Fue todo un tema complicado armar todo esto, pero teníamos serias esperanzas que por lo menos la prueba la íbamos a superar, y así sucedió. Ahora a redoblar esfuerzos y buscar ingresar a la liguilla.

-La despedida tiene un homenaje muy especial y recomendable, ¿a quien está dedicada?

-Es un homenaje a todos los directores de oído, los que dirigieron siempre con batuta y también al último director con ese estilo que es el Peladito Díaz, que por suerte lo tenemos nosotros con sus 74 años, que canta y baila mejor que todos los murguistas.

-¿Qué siente usted al verlo con esa energía?


-Vos fijate que hace quince años estaba para irse al baúl de los recuerdos, y para mí en lo personal que tengo una amistad muy profunda con él es un orgullo que esté. El Pelado es como esa gente que todo el mundo la quiere, no tiene contras, y aparte siempre fue un director de excelencia. En ese sentido lo admiro mucho, se lo que es no solo como persona, sino como un eterno carnavalero. Tiene cincuenta y pico de años de Carnaval, ¿Qué le vas a discutir? Es uno de los últimos murguistas de estirpe que están quedando.

-En cuanto al espectáculo que estrenarán el viernes en los distintos escenarios, ¿qué detalles le estarían faltando para redondearlo?

-Tuvimos que sacar mucho, el domingo hicimos toda una pasada y llegamos casi a cincuenta minutos. Sacamos seis, vamos a tener que sacar algo más. Es una murga que critica, somos optimistas de que va a hacer reír, que eso es también fundamental.