Nilson Viazzo: “Ahora tengo la agenda llena ¡y yo ni tenía agenda!”

Cinco Sentidos

30/07/2017 08:54

Nilson Viazzo: “Ahora tengo la agenda llena ¡y yo ni tenía agenda!”

Captura de video

El ganador de Masterchef no para un minuto. Planifica su futuro, quiere seguir en la Policía y allí aplicar lo que aprendió de cocina.

El uruguayo más buscado esta semana (además del vicepresidente Sendic y la novela de su renuncia sí/no/todavía no) ha sido Nilson Viazzo. “A las corridas”, de su ciudad a la capital, ida y vuelta, entre cámaras, autógrafos, entrevistas y fotos, el floridense parece no perder la calma y sencillez que lo llevaron a ser el preferido de la gente para ser campeón en Masterchef.

“Es una locura. Tengo la agenda llena, pero en lo posible quiero cumplir con todo el mundo. ¡Y yo ni tenía agenda!”, dijo al concederle la entrevista a ECOS tras varios días de búsqueda de un “huequito”.

“Mi vida era plana, como la que tenemos todos. Ir a trabajar, los horarios, la casa. Pero esto que está pasando, lo que generó el programa, el cariño de la gente, no estaba en mis planes ni en los de nadie. Creo que ni en los del canal cuando se les ocurrió hacer Masterchef”, reflexionó al encontrar una pausa entre los compromisos que no lo dejan parar un minuto por estos días.

Su idea para el futuro, dijo, es seguir con la cocina y “tomar las mejores decisiones para capitalizar esta experiencia y aprendizaje”. “Porque no soy yo solo, está mi familia y es por ellos que quiero hacer lo mejor”, señaló. “Además, tengo mi trabajo como policía y tengo que cumplir con eso”, acotó.

Es que Nilson, aunque quiere seguir con su nueva faceta de Masterchef, no planea alejarse de su trabajo actual. “Yo estoy muy agradecido con la Policía”, dijo y aseguró que no quiere dejar su trabajo allí. Lo que intentará es combinarlo con la cocina, que es su pasión. “Me gustaría seguir ahí y a la vez desarrollar todo esto que aprendí en Masterchef, que me abrió la mente y un mundo nuevo. Pero es gracias a la Policía que yo puedo estar acá, esa mi profesión, yo crecí gracias a la Policía”, enfatizó.

Contento por lo que le pasa, “con los pies sobre la tierra” y “viendo cómo se presenta todo, porque esto es muy abrumador, es un mundo nuevo”, así marcha Nilson hoy en día. “Es una oportunidad divina la que me dio Masterchef, pero no sé cuánto me puede durar esto y lo quiero capitalizar”, resumió.

Caravana, San Cono y "buena onda"

Recién dos días después de consagrarse campeón de Masterchef, Nilson pudo volver a su casa. Y no fue así nomás. Los floridenses le organizaron una caravana de recibimiento, que alcanzó a los dos kilómetros de vehículos. La plaza de la ciudad explotaba de gente, hasta se vendían vinchas con su nombre y el jefe de Policía salió a esperarlo.

Todo fue especial, pero hubo un detalle destacado: en su honor se abrieron las puertas de la capilla de San Cono. Consultado por este gesto y ante la pregunta de si él cree en Dios, Nilson contestó: “Yo vivo en Florida y ahí no creer en San Cono, no ir a la procesión o a la feria, es como no ser de la ciudad. Yo creo en él”.

“La gente va y le deja cosas o le deja plata. Yo nunca le dejé nada, pero he ido a pedirle y creo que simplemente con ir y acordarme, ya está. Esto es una cuestión de fe, de creer que la cosas te pueden pasar. Tener buena onda y pensar ‘yo quiero esto y me va a pasar’. Así lo tomo yo”, finalizó.