Dylan: Cabrera lo vaticinó; para Drexler la elección dignifica el premio

Publicado: 17/10/2016 06:55 | Actualizado:
Dylan: Cabrera lo vaticinó; para Drexler la elección dignifica el premio

Tras el Nobel, músicos uruguayos opinan sobre la influencia de Dylan y de la polémica sobre si merecía o no esa distinción.

Por Alejandra Volpi

El Nobel de Literatura otorgado a Bob Dylan desató una gran polémica, sobre la que también opinan destacados músicos uruguayos. Fernando Cabrera, Jorge Drexler, Laura Canoura, Jorge Nasser, Martín Buscaglia , Federico Lima y Pájaro Canzani aportan sus puntos de vista desde distintas partes del mundo.

Un vaticinio claro

Un día antes de que le fuera otorgado el Premio Nobel de Literatura a Bob Dylan, el cantautor uruguayo Fernando Cabrera, por primera vez de gira por Europa, aparecía en un diario local con un título que ahora cobra otro significado: “Dentro de 300 años se hablará de Dylan como ahora se hace de Cervantes”.

En comunicación con ECOS desde Estocolmo, Cabrera resaltó la excelencia y valentía de la Academia Sueca: “El otro día me adelanté fruto de la casualidad y dije en un diario de Santander que Dylan será recordado dentro de algunos siglos como hoy recordamos a Cervantes o a otros grandes escritores del pasado. Al día siguiente le dieron el Nóbel. Como pensamiento extra, y muy personal, creo que de algún extraño modo también están recibiendo esto junto a él Joan Manuel Serrat, Chico Buarque, Violeta Parra, Athaulpa Yupanqui, Leonard Cohen y otros que han hecho y difundido la mejor poesía en las últimas décadas, por medio de la canción”.

“Dylan dignifica al Nobel más que viceversa”

Para Jorge Drexler, quien respondió al llamado de ECOS previo a su actuación en el festival “Rise up as one”, en la frontera de San Diego, donde justamente interpretó “Frontera”, esta premiación es algo positivo. “Me alegra mucho obviamente, que de la mano de Dylan la canción popular entre en ese espacio hasta ahora reservado a la literatura y a las ciencias. Todas las puertas que se abren son bienvenidas. Pero pienso que la verdadera beneficiada en esto es la Academia Sueca. En mi opinón: Dylan dignifica al Nobel más que viceversa”.

“Los puristas que están en contra no entienden”

La cantautora Laura Canoura, que incluso grabó una versión en español del clásico “To make you fell my love” (Para hacerte sentir mi amor), opinó que el premio le parece “justo”.

“Los puristas están en contra de que se premie a un escritor de canciones -como algunas personas lo han simplificado- y no entienden el nivel de importancia que ha tenido su música para varias generaciones y para la poesía. Un género tan marginado como puede ser la poesía puede volverse tan popular gracias a un músico. Yo no soy angloparlante, así que lamentablemente me pierdo la mitad de las cosas que dice una canción en inglés pero trabajando sobre la letra de “Para hacerte sentir mi amor” junto a Alfonso Carbone, que es un experto en el tema Dylan me di cuenta de lo difícil que es versionar a un poeta y especialmente a Dylan”.

“Es un Nobel tramposo”

En contrapartida, Martín Buscaglia le restó total solemnidad a la distinción:

“Sinceramente me resbala, ni me emociona ni me indigna”. Para el creador de “El Evangelio según mi jardinero” “es evidente que el jurado no entiende cabalmente de qué se trata la música, por eso cae rendido ante su embrujo. Lo cual me agrada, claro. El argumento de compararlo con Homero es bastante irrisorio, y es buscar algún ejemplo antiquísimo, para intentar validar el premio. Me cae simpático que se lo hayan dado pero el Nobel a Dylan es tramposo. Lo de Dylan son las canciones, grabadas y tocadas en vivo, lo cual incluye mucho más que el mero texto. Una gran canción no necesita una gran letra, es una suma de letra, ritmo, arreglo, sonoridad, una voz cantante y como pronuncia las palabras, su corte de pelo, la melodía que uno canta en la ducha y más más. O sea, Dylan corre con ventaja porque se vale de toda una parafernalia extra, de la cual carecen los escritores de libros. Deberían premiar a continuación a Chico Buarque, Tom Waits, Caetano, Charly García, Ruben Blades y Maslíah. Y a Woody Allen, Lous CK y algún escritor de discursos. Y te apuesto que se forma un grupo para nominar al Indio Solari”.

“Es un premio que no debe explicarse”

Jorge Nasser no le da tantas vueltas: “desde mi punto de vista es absolutamente lógico, porque se trata de un artista mayor en cuanto a textos se refiere. No necesita ser explicado este premio. En este caso se trata de un merecimiento que va para el lado de las letras de canciones entendidas como piezas de arte, como cuadros, y para mí ‘Like a Rolling Stone’ es como ‘La Gioconda’. Está más allá de cualquier premio”.

"No estoy de acuerdo"

Federico Lima, el creador de Socio, asegura que la elección para el Nobel le pareció "algo raro".

"No estoy muy de acuerdo", arriesgó, a pesar de confesar que le encanta Dylan. "Me parece que no es lo mismo hacer canciones, por más maravilloso que sean sus textos, que escribir novelas o lo que sea. Hay autores increíbles que nunca lo han ganado y que seguro se lo merecen, caso de Murakami. Para mí los libros son mundos, con personajes que tienen un desarrollo largo. Las canciones creo no permiten eso por una cuestión del tiempo que manejan, son cosas distintas".

“Bob Dylan nos cambió la vida”

Desde París, Pájaro Canzani hizo un relato bastante extenso sobre el camino recorrido por el premiado artista, hasta concluir que “le cambió la vida a Mateo, a Dino, al Darno, a Caetano, a Jimi Hendrix, a los Rolling Stones, y sin que vos lo supieras a vos mismo, porque desde siempre los artistas iban de tribu en tribu, de pueblo en pueblo, como juglares, payadores o griots africanos contando, cantando su poesía oral antes de que fuera escrita. Y es justicia que un día la literatura reconozca que la canción también es escritura y que la escritura universal es nobel literatura. A mí nadie me motivó tanto a escribir canciones y a ser exigente con las letras como cuando era adolescente y viajaba con Nicolás Guillén, Violeta Parra y Bob Dylan”.

El caso emblemático de su influencia en Uruguay fue Darnauchans

“Yo toda mi vida intenté ser algo así como un Bob Dylan, pero no me dio. En primer lugar no cantaba en inglés y no pertenecía a la zona geográfica de él; entonces salí yo”, confesó una vez Eduardo Darnauchans en una entrevista.

Para el crítico Guilherme de Alencar Pinto, no caben dudas de que el caso emblemático de la influencia del norteamericano en Uruguay fue Darnauchans. “Pero Dylan ejerció una influencia más diluida, menos específica, sobre todo el mundo, y que puede haber alcanzado a muchos otros uruguayos que no necesariamente lo tienen en cuenta como modelo directo”, agregó.

A su entender, “sus letras siempre fueron ampliamente reconocidas como textos que tenían un estatus de poesía seria, pero eso no era problema mientras él actuaba en un ámbito respetable, como lo era el folk de protesta. De pronto, al migrar hacia el ámbito mucho menos prestigioso del beat, Dylan alimentó en forma decisiva con un elemento de “arte” ese espacio que solía ser considerado pueril y comercial”.