“Sarmiento fue la mente más brillante de Latinoamérica en educación"

Cinco Sentidos

23/04/2016 06:00

“Sarmiento fue la mente más brillante de Latinoamérica en educación"
"Sarmiento también dijo que había que educar a las mujeres en las escuelas, porque las mujeres eran quienes iban a educar a sus familias. Por estas ideas absolutamente revolucionarias es que era un loco."

La uruguaya Mercedes Vigil afirma que es "de las pocas escritoras nacionales que ha logrado separar su obra de cualquier interés político.”

Por Jorge Sarasola

La prolífica autora uruguaya invade librerías rioplatenses con su última novela histórica: una reconstrucción de la vida del periodista, educador y expresidente argentino Domingo Faustino Sarmiento, un personaje tan admirado como denostado en la historia de la región.

Por la mitad de la novela, Sarmiento se encuentra con un amigo de la infancia en
Brasil, un episodio narrado de la siguiente manera: “Quien escuchara esa conversación extremadamente coloquial no podría reconocer en aquel hombre al ya célebre Domingo Faustino Sarmiento que públicamente se mostraba arrogante, ególatra, cínico, de exagerada autoestima, autorreferencial, vanidoso e incluso algo violento.”

La concatenación de adjetivos enfatiza la distinción entre el Sarmiento de la esfera
íntima y aquel del dominio público, una dicotomía capturada con precisión por Mercedes Vigil en su última novela, “El Loco: Luces y Sombras de Domingo Faustino Sarmiento”, publicada por Editorial Planeta.

La reconocida novelista histórica nos traslada a un turbulento siglo XIX y acompañamos al prócer sanjuanino por todo Sudamérica: desde su innovadora reforma educativa en Chile, pasando por el exilio político en Uruguay, su presidencia en Argentina, hasta su muerte en Paraguay en condiciones muy modestas.
Sarmiento dijo que había que educar a las mujeres en las escuelas, porque eran quienes iban a educar a sus familias. Por estas ideas revolucionarias es que era un loco

-¿Por qué la novela se titula “El Loco”?

-En plena vigencia de la escuela lancasteriana – donde una clase de quinientos chicos repetía tres palabras de memoria – que alguien dijera que había que enseñar a aprender, era totalmente novedoso. A su vez, Sarmiento también dijo que había que educar a las mujeres en las escuelas, porque las mujeres eran quienes iban a educar a sus familias. Por estas ideas absolutamente revolucionarias es que era un loco.

-Al leer la novela no cabe duda que las luces de Sarmiento fueron sus innovaciones en materia educativa donde se incluye una especie de feminismo matizado. ¿Pero cuáles fueron sus sombras?

-Sarmiento ha padecido quizás como ningún personaje el anacronismo histórico. Porque él decía todo lo que pensaban los intelectuales de la época. Todos odiaban a los negros, a los indios, a los judíos, a los paraguayos y a los españoles. ¿Pero por qué? Primero, porque era lo que pasaba en la época. Segundo, porque regía una antigua bula papal en la cual se declaraba que los negros no tenían alma, que las mujeres no teníamos alma y que los indios tenían media alma.

-Luego de trabajarlo por tanto tiempo, ¿cuál es su veredicto sobre esta polémica figura?

-Para mí fue la mente más brillante que dio América Latina en educación, y esas fueron sus luces. Pero cuando lo empecé a trabajar, me resultó un personaje totalmente odioso, y ahí encontré su oscuridad.

Otras voces

Como en tantas otras de sus novelas, Mercedes Vigil le otorga un gran espacio a las voces femeninas. El texto comienza y termina con la perspectiva de Aurelia Vélez Sarsfield – la amante de Sarmiento – una mujer de enorme influencia en la historia argentina.

“Lo cierto es que conocía poco de ella hasta que se me presentó en un sueño, hará un par de años. A mí siempre se me aparecen los personajes en los sueños.Fíjate que Aurelia Vélez Sarsfield redactó el Código Civil, dictado por su padre que escribía muy mal, cuando ya estaba viejo y veía poco. Ella tuvo un rol muy importante en lo que fue un trabajo de cuatro años fundamental para la Argentina.”

-¿Sarmiento también surge de un sueño?

-No, este personaje lo estoy trabajando desde el 2004. Fue una figura que siempre me interesó, pero que en un inicio creí que no iba a poder abarcar.”
La crítica uruguaya no comprende que la novela histórica es un género totalmente distinto a la novela ficcional

La novela histórica

Las últimas dos décadas han visto un auge de la novela histórica, este género híbrido
donde se reconstruye la vida de un personaje real utilizando técnicas narrativas características a la ficción, pero siendo estrictamente fiel a las fuentes históricas. Basta ver la cantidad de premios Oscar que van a actores y actrices que encarnan a personajes históricos para percatarse de que este género también domina al cine. ¿Pero cuál es la misión del novelista histórico?

“La crítica uruguaya no comprende que la novela histórica es un género totalmente distinto a la novela ficcional. El eje central es encontrar la alteridad con el personaje.
¿Qué es la alteridad? Si ustedes están leyendo el libro de Sarmiento, y en la cuarta página siguen escuchando la voz de una escritora del siglo XXI, significa que en algo me equivoqué. El lector debe sentir que está navegando dentro del personaje,” afirma la autora de "El Loco".

-¿Qué explica el “boom” de la novela histórica en nuestra época?

“Creo que la gente tiene menos tiempo para todo. Entonces, cuando uno compra un libro hay una mezcla de querer solazarse y disfrutar, pero también de aprovecharlo para aprender. Eso solo lo logra la novela histórica.

Que no se malentienda lo que digo: los historiadores son fundamentales y los necesitamos. Leo todo lo que escriben, y mis novelas siempre son corregidas por historiadores.Pero vamos a ser sinceros. Si alguien está contando un viaje: ¿tú que preferís? ¿Qué lo cuente ameno o aburrido? Es clarísimo que el receptor quiere saber cómo es la ciudad de Madrid a través de los olores, sabores y experiencias, no que es una penillanura con 3 millones de habitantes.”
En la época de la dictadura, la historia se contaba de un lado. En la pos dictadura, la historia se cuenta exactamente del otro. Y está en el medio

La historia y la actualidad

A pesar de que Vigil ha hecho un arte de resucitar la historia, también es una voz polémica en temas de actualidad. Un artículo en su blog sobre Lucía Topolansky fue respondido con el oprobio de gran parte del Frente Amplio. ¿Cómo se maneja esta relación entre la historia y la actualidad?

“Soy una de las pocas escritoras nacionales que ha logrado separar su obra de cualquier interés político, porque eso es lo que destruye la cultura de un país. El grave problema del Uruguay es que no tenemos una mirada histórica. En la época de la dictadura, la historia se contaba de un lado. En la post-dictadura, la historia se cuenta exactamente del otro. Y la historia está en el medio", asegura.

Respecto a la clase política de nuestro país, no se muestra muy optimista: “Pasé por un
desencanto por lo que hoy llaman clase política. En la radio me preguntaron si hay problema de género en la política, y contesté que hay problema de especie.”

La escritora levanta la voz y se acalora cuando describe el fastidio con el que no se respeta el apoliticismo: “Creo que en Uruguay se perdió algo que existió hasta el 50, que es que el ciudadano podía opinar. Ahora si la ciudadana común tiene la vereda llena de ratas y basura, paga unos impuestos espantosos, y dice en la televisión que eso está mal, la tildan de blanca o colorada porque está atacando al gobierno.”

Este profundo interés con asuntos sociales desde un ángulo apolítico la ha llevado a presidir una asociación que intenta facilitar el diálogo interpartidario para lograr que los más vulnerables de la sociedad puedan obtener los medicamentos necesarios para tratar enfermedades graves:

“Queremos que no pase lo que hasta ahora, donde es más probable que alguien se muera de cáncer o esclerosis múltiple cuando es pobre porque no llega a comprar los medicamentos. Cuando uno cree que no debería haber diferencia entre los derechos fundamentales de los ricos y los pobres (que hoy la hay en nuestro país), esto no es un tema político, es un tema filosófico.”

Por las limitaciones del idioma español, la autora se ve obligada a inventar un nuevo término para dar un diagnóstico de nuestra sociedad: “Siento que los uruguayos estamos padeciendo una gran “ajenidad”. Esto es tanto y en cuanto el problema le afecte al otro, yo me preocupo ocho horas y al otro día me olvidé.”

Ping-pong literario

-¿Un personaje vivo sobre el que le gustaría escribir?

-No, a mí me gustan los muertos. Me gustan los finados, y cuanto más lejos mejor.

-¿Tres autores latinoamericanos que admire?

-Gabriel García Marques, Mario Vargas Llosa y Susana Cabrera.

-¿Tres autores de habla no hispana?

-Shakespeare, Dante y Oriana Falacci.

-¿Dos novelas predilectas?

-Amor en los tiempos de cólera (García Marques) y el Ulises (James Joyce).

-¿Un biopic histórico del cine?

-La Dama de Hierro (reconstrucción de la vida de Margaret Thatcher).

-¿La próxima novela que va a leer?

-Un Amor en Moscú.

-¿Algún texto que debería haber leído pero todavía no lo ha hecho?

-Alguna novela de Cervantes que no haya sido el Quijote.

¿Un autor/a uruguayo/a?

-Susana Cabrera.