PIT analiza paro parcial y marcha si hay agresión militar a Venezuela

Actualidad

21/02/2019 18:07

PIT analiza paro parcial y marcha si hay agresión militar a Venezuela

Pit-Cnt

La central sindical dice que la posibilidad de una intervención militar extranjera en ese país está disfrazada de "ayuda humanitaria".

La Mesa Representativa del PIT-CNT resolvió este jueves proponer a todos los sindicatos afiliados que en la reunión de la Mesa Representativa Nacional Ampliada (MNRA), del 7 de marzo, realizar un paro parcial con movilización ante cualquier agresión militar que sufra Venezuela.

Ese fue uno de los puntos de la resolución en el cual reiteró los conceptos ya conocidos de la central sindical en lo que refiere a la situación en Venezuela: rechazar "la política intervencionista" de Estados Unidos y sus aliados y el respaldo al llamado Mecanismo de Montevideo (impulsado por Uruguay, México, Bolivia y el Caribe) como vía de salida a la "crítica situación en la hermana República Bolivariana de Venezuela".

También exigió "a los gobiernos injerencistas", poniendo al de Jair Bolsonaro en Brasil, Ivan Duque en Colombia y Mauricio Macri en Argentina a la cabeza, "terminar con los planes de agresión militar". Finalmente se resolvió realizar la mayor campaña de difusión y propaganda.

Si bien en el texto no se menciona un apoyo explícito al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, el PIT-CNT cuestiona al "ilegalmente autoproclamado Guaidó", en referencia a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional quien apeló a unos artículos de la Constitución para declararse presidente de Venezuela.

La central sindical sostiene que "la creciente escalada intervencionista del imperialismo estadounidense", sostenida por sus aliados, que también implica una "ofensiva política, económica, diplomática y mediática para avasallar el derecho a la autodeterminación del pueblo venezolano" en favor de Guaidó, además de alimentar las posibilidades de "una intervención militar disfrazada de 'ayuda humanitaria'".

Esa intervención militar generaría "graves consecuencias para todos los pueblos de la región" incluyendo Uruguay, ambientando "una mayor ofensiva para terminar con los derechos conquistados y la aplicación de las políticas neoliberales que tantas miserias ha acarreado".