Vecinos de Canelones se movilizan por seguridad y reclaman soluciones

Publicado: 22/01/2019 16:31
Vecinos de Canelones se movilizan por seguridad y reclaman soluciones

El lunes se manifestaron en Toledo y este martes en Casarino; le exigen al ministro Bonomi una reunión para plantear sus inquietudes.

La muerte del comerciante Leonardo Rivero y la aparición del cuerpo de Gabriel González, un funcionario del Inisa desaparecido desde el 8 de enero, fueron los episodios que colmaron la paciencia de los vecinos de Canelones, que volvieron a salir a las calles para manifestarse pidiendo seguridad.

En la noche del lunes un grupo de 350 personas se reunió en Toledo frente a la Ferretería que tenía Rivero y donde el pasado viernes tres delincuentes terminaron con su vida.

"Nos manifestamos frente a la Ferretería como punto simbólico de una situación angustiante y que no da para más en materia de inseguridad. Fuimos 350 vecinos que reclamamos justicia y les pedimos a las autoridades que nos reciban y que nos escuchen porque como ciudadanos también somos oferentes de posibles soluciones", dijo a ECOS el referente barrial Diego del Valle, líder del grupo Vecinos en Alerta.

Para del Valle es fundamental "tener una mesa de diálogo con las autoridades" ya que considera que los vecinos están desesperados, que las localidades de la periferia necesitan de un patrullaje más intenso y que el silencio de las autoridades no es justo.

Lea también: Abrió su ferretería para trabajar y lo mataron de un tiro en la cabeza.

"Con las comisarías locales tenemos una muy buena relación, con la seccional 20 de Toledo o la 16 de Suárez. Es una relación muy fluida con los comisarios y no tenemos nada que decir, el problema es que ellos dependen de ordenes y recursos del Ministerio del Interior y hacia ahí es donde apuntamos. Queremos tener una mesa de diálogo con las autoridades, la pedimos varias veces y nunca tuvimos respuesta", agregó del Valle.

El vocero de la Jefatura de Policía de Canelones, Hugo Saracho, dijo a este portal que hubo efectivos que monitorearon la manifestación de los vecinos y que la relación es puntual con la familia de las víctimas, a quienes se les pone al tanto de los pasos de cada investigación.

Los vecinos se reunieron en el mismo local comercial donde Leonardo Rivero, un vecino de 48 años, fue asesinado en el transcurso de una rapiña estando delante de su esposa.

Hacía pocas semanas que Leonardo Rivero había adquirido el local comercial en Camino del Andaluz.

Algunos de los vecinos que estuvieron el lunes en la manifestación fueron los que participaron del grupo de rastrillaje que el pasado domingo encontró el cuerpo de Gabriel González, un funcionario del Inisa desaparecido el ocho de enero.

"Hay faltas de gestión que son muy graves. En la comisaría 18 por ejemplo, cerca del lugar donde el grupo de rastrillaje encontró el cuerpo de Gabriel, no estaban enterados de que había una persona desaparecida. Esos errores de gestión o fallas por la burocracia son muy dolorosas", agregó el vecino.

Lea también: Encontraron en Manga el cuerpo de un trabajador del Inisa desaparecido.

Este martes el diario El País informó que en Toledo un grupo de vecinos liderados por el edil colorado Alfredo Silva está dispuesto a retomar los patrullajes vecinales.

Sin embargo esto fue desalentado por del Valle: "Nosotros nos deslindamos completamente porque consideramos que el monopolio de la violencia lo debe tener el estado. La Policía es la entrenada y la adecuada para ejercer la violencia ante el crimen y no los ciudadanos. Nosotros pagamos impuestos para que nos protejan".

Este lunes a partir de la hora 17.30 los vecinos de Canelones volverán a concentrarse en la calle, esta vez en Casarino, para volver a hacer sus reclamos.