En “cruzada” contra la corrupción, Salle será candidato presidencial

Actualidad

18/01/2019 16:23

En “cruzada” contra la corrupción, Salle será candidato presidencial

Captura Teledoce

Autodefinido “combatiente, asumió el “desafío” de luchar contra la “maquinaria de impunidad” en la que englobó a todo el sistema político.

"Querían una opción contra la corrupción, la politiquería, el colaboracionismo, la alternancia, la demagogia y la mentira. Bien, la tendrán”.

Así se pronunció este viernes el polémico abogado Gustavo Salle, que se incorporará a la carrera electoral como candidato a la Presidencia de la República.

O, más precisamente, como “combatiente”, como prefirió denominarse en la conversación que mantuvo con ECOS.

Es que, según afirmó, el Uruguay vive una “guerra fratricida” a raíz de una “desaparición” del Estado de Derecho.

Para Salle, la aprobación en 2015 de la Ley 19334, que supuso la creación de la Fiscalía General de la Nación, significó en la práctica la desaparición de
Poder Judicial a través de un “golpe de Estado técnico”, propinado por el “Fraudeamplio” con el aval de todos los partidos con representación parlamentaria.

Salle, que en los últimos tiempos ha estado al frente de múltiples denuncias contra diversas acciones de gobierno, consideró que esa fue una lucha estéril.

Es que, según sostuvo, fueron archivadas por la “maquinaria de la impunidad” impulsada por Tabarė Vázquez a través de su “empleado de lujo”, el fiscal general Jorge Díaz.

Según relató, el “click” que lo decidió a postularse fue el 11 de enero, en el sepelio de su madre.

“No sé si tendré éxito, pero la vida es efímera y los desafíos hay que enfrentar”, expresó. “Y mi desafío es luchar contra la corrupción y contra esta asociación para delinquir que se ha enquistado en el poder”.

Una asociación en la que englobó a todo el sistema político. Como prueba, mencionó la comisión multipartidaria que en 2016 y a instancias de Vázquez, al que describió como “el máximo delincuente del país", reunió a todos los partidos, “que fueron a legitimarlo como si fuera honesto”.

Frente esa realidad, la opción de Salle deberá pasar necesariamente por un nuevo lema.

“Lo mío es una cruzada, una salida a la intemperie”, dijo. “No tengo ningún respaldo, apoyo económico ni cobertura”.

Más allá de comprender de que carece de chances de triunfo, la intención de Salle es confrontar y debatir. Y lo hará, dijo, de igual a igual con el resto de los precandidatos.

En la conversación, puso el foco en el frenteamplista Daniel Martínez, del que dijo está involucrado en las “inmundicias” de Aratirí, Ancap y la regasificadora” , y al que acusó de “dejarle su banca en el Senado” a Gonzalo Fernández, para que éste pudiera redactar la ley que “salvó a los Peirano”.

Salle también marcó la responsabilidad de blancos y colorados en el “desastre” en el que se ha convertido el Uruguay.

Se preguntó en ese sentido “dónde estaban Carlos Camy y Juan Justo Amaro cuando Raúl Sendic saqueaba Ancap”.

Salle concluyó el diálogo afirmando que su misión es “reconstitucionalizar” al país.