Bergara dice que viene del "trabajo" y de "vivir de su salario"

Publicado: 12/10/2018 15:27 | Actualizado:
Bergara dice que viene del "trabajo" y de "vivir de su salario"

En el lanzamiento de su precandidatura, el expresidente del Banco Central dijo que entiende las problemáticas sustanciales de los uruguayos.

Mario Bergara se describe a sí mismo como un político que viene de "un barrio de trabajadores", de la "educación pública", del "trabajo" y de "vivir de su salario durante toda la vida"; que entiende de las problemáticas sustanciales de los uruguayos en una sociedad que ha cambiado.

Este viernes dejó de ser el presidente del Banco Central (BCU) para lanzarse como precandidato a la presidencia y, en esta línea, oficializó públicamente su "su disposición a competir en la interna frenteamplista".

"Tenemos que ser implacables con las faltas éticas y de corrupción. Es un compromiso de nuestra precandidatura trabajar con absoluta transparencia", aseguró Mario Bergara en el lanzamiento de su precandidatura, esta mañana en la sede central del Frente Amplio.

"Hemos decidido participar en la interna frenteamplista porque creemos que podemos hacer una contribución en la renovación de la visión del mundo, de la agenda del gobierno, en el proceso de construcción de nuevos liderazgos dentro del Frente Amplio", anunció.

"Siento que pertenezco a esa generación de relevo en la estructura de liderazgos", aseguró el ahora precandidato. "Definitivamente entiendo que (la interna) debe ser competitiva porque eso es lo que le va a hacer bien al Frente Amplio, desde el punto de vista político, electoral y organizacional", explicó.

Rodeado de compañeros de la coalición de izquierda, entre ellos el expresidente José Mujica y el propio precandidato Óscar Andrade, sostuvo que la sociedad está enmarcado "en un mundo muy complejo con mucha volatilidad".

"Lo primero que tiene que hacer cualquier fuerza política es mirar la realidad de frente, tomar nota de los cambios drásticos que se están dando en muchos aspectos y a partir de ese diagnóstico reelaborar el enfoque, las estrategias y la agenda del gobierno manteniendo los objetivos básicos que hemos tenido siempre", afirmó. "La necesidad de la renovación programática es una realidad, no es un eslogan", expresó.

Bergara entiende que en el terreno económico y político, el contexto mundial y regional exacerba la incertidumbre y la inestabilidad y que estos factores "son ineludibles para posicionar a un país pequeño necesariamente inserto en el mundo".

En su primer discurso como precandidato, también se refirió a los "desencantados". "Hay un grado de desencanto, en muchos compañeros, incluso, en compañeros frenteamplistas" y, aseguró que "también procura contribuir a generarle un poco de encanto a los desencantados, incorporando una nueva realidad del mundo".

"Tenemos que entender los problemas de la sociedad, compartirlos y ser críticos también con las cosas que hemos podido avanzar y las que no. Con las que hemos avanzado en la dirección correcta, dando pasos importantes y en otras áreas, quizás, en donde estemos a mitad de camino", sostuvo. Respecto a este último punto, se refirió, específicamente, a la educación y la violencia, dos de los temas que más preocupan a la sociedad.

Por último, hizo referencia a la agenda de derechos. "Sobre el tema derechos humanos tenemos mucho para trabajar, evidentemente, es una de las áreas donde se ha transitado en la dirección correcta pero a un ritmo que en general nos insatisface", señaló.

Pero para Bergara también todas las políticas públicas tienen que estar atravesadas por un enfoque de derechos humanos, que incluye la equidad de género en primer lugar. "La liberación femenina entendida en sentido amplio creo que es la gran reforma cultural que se está dando en nuestra sociedad en el día de hoy", afirmó.

"En Uruguay creo que estamos avanzando en la dirección correcta en ese sentido, pero todos somos mujeres y varones en situación de reforma porque hemos estado criados en una sociedad con valores machistas y patriarcales", concluyó.