Pudo haberse operado a diez cuadras: terminó viajando 400 kilómetros

Por: Fabian Cambiaso
Publicado: 20/08/2018 21:27
Pudo haberse operado a diez cuadras: terminó viajando 400 kilómetros
ASSE

Investigación administrativa procura aclarar confuso episodio en Hospital de Flores, enmarcado en un enfrentamiento con la mutualista local.

El Directorio de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) encomendó una investigación administrativa para aclarar un confuso episodio ocurrido en el Hospital de Flores, enmarcado en medio de un duro enfrentamiento político y comercial entre ese centro de salud y la mutualista local.

El domingo 12, poco después del mediodía, una funcionaria de ese mismo centro de salud llegó a la puerta de emergencia con un cuadro digestivo agudo. Examinada por un cirujano de guardia, se le diagnostica apendicitis y se decide su intervención quirúrgica de inmediato.

En ese momento el hospital carecía de anestesista, que recién se reintegró el miércoles siguiente. Tampoco había guardia de ecografía, por lo que la realización de la operación se hizo imposible.

Frente a la situación, el cirujano le ofrece trasladarla a Paysandú para operarla. La paciente, por el contrario, plantea ser intervenida en COMEFLO, la cooperativa médica local.

Según la denuncia realizada, a la que accedió ECOS, la funcionaria ofreció asumir el costo de la intervención, sin tener conocimiento de que esa alternativa está prevista en la ley de complementación de servicios médicos, vigente desde el 1 de julio.

La paciente asegura que no fue asesorada al respecto por las autoridades del hospital, que prefirieron el riesgo de un traslado de 200 kilómetros en lugar de uno de diez cuadras.

Coordinada de manera inmediata su intervención en COMEFLO, la respuesta de esa institución fue positiva.

Con la paciente en la ambulancia a punto de ser trasladada, el cirujano a cargo recibió una llamada de la adjunta a la dirección del hospital, “amenazándolo” con que si la operaba en COMEFLO, iba a ser objeto de severas sanciones.

Ante la violencia de la presión que sometió el equipo de gestión al médico, y la patotogía que lo ameritaba, se terminó coordinando el viaje a Paysandú para realizar la intervención en ese lugar.

Según la denuncia el traslado se terminó efectuando a las 20:15 de ese domingo, cuando llegó el equipo a cargo. Entre ellos, un chofer que venía trabajando en forma continua en las últimas 16 horas.

Se arribó a Paysandú a las 22:30. Una vez allí, “se la deja en camilla más de tres horas hasta que la trasladan a una sala de cirugía”, donde le informan que el cirujano la vería al otro día.

A la jornada siguiente y, consultado, el enfermero de sala dijo desconocer si la iban a operar. La licenciada de sala, por su parte, explicó que no había coordinada ninguna intervención.

“Ante tanta descoordinación e inoperancia”, la usuaria exige ser vista por un cirujano. Ante la demora, establece la denuncia, se decide ir de alta contra la voluntad médica, negándole el servicio que firmara la historia clínica correspondiente.

La paciente decide entonces hacer otros 200 kilómetros de retorno a Trinidad en taxi, para consultar de manera particular en COMEFLO, donde durante toda la jornada anterior hubo un cirujano de guardia.

Consulta en la puerta de Emergencia de la cooperativa a las 11, y se la interviene quirúrgicamente a las 15.

Cuarenta y cinco minutos después culmina la operación con una apendicitis inflamada, a punto de devenir en una peritonitis.

Una versión diferente

Desde el Directorio de ASSE se afirmó que las autoridades están en conocimiento de la situación. A la investigación administrativa, se la agrega la orden de revisión de todo el proceso asistencial que se desarrolla en el Hospital de Flores para conocer eventuales aspectos a corregir.

De todas formas, se sostuvo que la dirección del centro de salud mantiene una “versión muy diferente” que la afirmada por la denunciante.

En diálogo con ECOS la adjunta a la dirección del hospital, Lucía Bentancor, negó haber amenazado con sanciones al cirujano de guardia.

Según su sostuvo, jamás se le negó a la paciente la posibilidad de asistirse en forma particular en la cooperativa local, aunque se le informó que no podría ser derivada a cuenta de ASSE.

La razón, explicó, es que su patología no correspondía a una emergencia, que requiriera una asistencia inmediata. Una apendicitis aguda, señaló, es considerada una urgencia, que puede resolverse en las siguientes horas de ser detectada.

Bentancor aseguró por otra parte que la paciente aceptó en un primer momento ser derivada al Hospital de Paysandú. Pero, cuando estaba en la ambulancia, cambió de opinión y reclamó ser trasladada a la mutualista.

La adjunta a la dirección remarcó que, el día anterior, hubo un caso similar que también fue derivado al centro sanducero. “ASSE actúe en red y brinda una solución siempre”, dijo.

Desde el Directorio de la institución se aseguró, por otra parte, que la situación en Flores es muy problemática, “con intereses políticos y comerciales muy fuertes”.

Los conflictos entre la dirección del hospital y la administración de la mutualista se arrastran desde hace varios años, e implican que en la práctica la complementación de servicios sea nula.

La base del enfrentamiento, reconocida por las autoridades locales, radica en que el Ministerio de Salud Pública elude desde hace años habilitar el tomógrafo que COMEFLO tiene instalado.

Deberán informar

La situación cobró relevancia y llegó a conocimiento del diputado nacionalista Martín Lema, que cursó un pedido de informes para que las autoridades explican su actuación en el caso.

El legislador procura saber con detalle el protocolo de actuación que se sigue para derivar intervenciones quirúrgicas, incluyendo los procedimientos utilizados para coordinaciones con otras unidades ejecutoras.

También en lo relativo al control que realiza el hospital en relación a la extensión horaria de los choferes de ambulancias y su correspondiente descanso.

Lema demandó que se le informe sobre la solicitud para coordinar la operación en Paysandú, la evaluación que se hizo sobre los riesgos que implicaría el traslado y si se realizó con un móvil propio o contratado.

En particular, el diputado solicitó explicaciones sobre si dichas condiciones indicaban que la intervención debería haberse realizado en COMEFLO.

Su colega frenteamplista por Flores, Federico Ruiz, afirmó por su parte que el conflicto entre los prestadores se arrastra desde hace varios años, motivado por la “renuncia” de la cooperativa a complementar servicios.