Nuevo mecanismo permitirá a FFAA contratar a retirados especializados

Publicado: 22/07/2018 20:20
Nuevo mecanismo permitirá a FFAA contratar a retirados especializados

No afectará sus haberes jubilatorios. Se procura “llenar un vacío” y la necesaria capacidad operativa.

Es un secreto a voces que, pese a los esfuerzos realizados en los últimos años, la escasez presupuestal y los magros salarios conspiran contra la intención del Ministerio de Defensa de retener a su personal especializado que, apenas puede, se va al sector privado en procura de mejores horizontes.

Es por eso que, a través de un mecanismo legal, la cartera intenta ahora paliar esa situación.

El artículo 42 de la Rendición de Cuentas a estudio del Parlamento habilita al ministerio a contratar a término, en régimen de arrendamiento de servicios, a personas físicas a jurídicas que posean especialidades e idoneidades técnicas en áreas específicas.

Será a través de un contrato por escrito, que podrá acordarse por el término de un año, prorrogable por idénticos períodos, ajustado a las normas del Texto Ordenado de Contabilidad y Administración Financiera (Tocaf).

Los contratados bajo este régimen en ningún caso adquirirán la calidad de funcionario público. Lo novedoso es que será una modalidad abierta a los retirados militares, que podrán seguir percibiendo su haber jubilatorio sin que el contrato modifique sus derechos ni su condición.

Según explicaron las autoridades ministeriales ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, será para tareas “puntuales y muy necesarias” para las Fuerzas Armadas.

Permitirá, "por muy poco dinero” contar de vuelta con personas altamente especializadas y relativamente jóvenes, que pasaron a retiro porque así estaba establecido en la normativa, pero que constituyen un activo como recursos humanos calificados y se quiere volver a contar con ellos.

El ministro de Defensa, Jorge Menéndez, puso como ejemplo la necesidad de contar con un aerotécnico altamente capacitado en los motores de los A37 Dragonfly que le está reclamando la Fuerza Aérea.

“También existen otras situaciones no de ahora ni de los años recientes, sino desde hace mucho tiempo y fruto de lo que es el propio funcionamiento, ya que hay ciertas áreas en las que ha habido contratación de personal propio cuya situación no está debidamente reglamentada ni blanqueada porque la propia capacidad ha hecho que no se hayan podido desprender de él y se lo mantenga en un limbo de actuación”, explicó.

Ante esa situación, dijo, se abrían dos opciones: que se fueran o idear un mecanismo para contratarlos en debida forma.

Menéndez insistió en que este nuevo mecanismo responde a un planteo muy concreto de las Fuerzas Armadas, relativo a mecánicos y especialistas en determinadas áreas, destinado a “llenar un vacío y poder tener la capacidad operativa necesaria”.

La Rendición de Cuentas establece que se podrán celebrar bajo este régimen un máximo de 80 contratos en forma simultánea, por un monto de hasta $ 26 millones.

Así, para el ejercicio 2018 la cartera asignará $ 9,5 millones a estos efectos.