Sectores del FA pedirán libertad de acción y no votar ajustes al CPP

Publicado: 18/06/2018 20:04
Sectores del FA pedirán libertad de acción y no votar ajustes al CPP
Pl

Bancada oficialista redacta un proyecto alternativo para reducir lista de delitos en los que la Justicia deberá dictar prisión preventiva.

La bancada de senadores del Frente Amplio comenzó a analizar este lunes las modificaciones que introducirá al proyecto de ley que, enviado por el gobierno, propone algunos "ajustes" al nuevo Código del Proceso Penal (CPP).

Es que la iniciativa, elaborada por el Poder Ejecutivo en base a una visión que indica que la aplicación del flamante sistema ha llevado a una descoordinación entre la Policía, la Justicia y los fiscales a la hora de combatir a la delincuencia, no convence a casi nadie en el oficialismo parlamentario.

El Movimiento de Participación Popular (MPP) quedó prácticamente solo en la defensa del articulado tal cual ingresó al Legislativo, por lo que los cambios son un hecho y quedarán definidos en los próximos días.

La intención es que las modificaciones sean votadas en el Senado en el mes de julio, dijo a ECOS Marcos Otheguy (Rumbo Izquierda). En su mayoría, pasan por lo relacionado con la obligación de dictar en forma preceptiva la prisión preventiva para los involucrados en delitos graves.

Es que, según el artículo 6 del proyecto del gobierno, dicho dictamen será obligatorio para los jueves en delitos en los casos de "reincidencia, reiteración y habitualidad" en violación, abuso sexual, atentado violento al pudor, lesiones graves y gravísimas, hurto con agravantes, rapiña, extorsión, secuestro y homicidio.

En el artículo siguiente se establece que la prisión preventiva puede caber además si se teme la fuga del implicado o el entorpecimiento de la investigación, aunque sea primario.

Las dudas de la bancada parten de lo explicitado por organismos como la Institución Nacional de Derechos Humanos y varias agremiaciones de actores judiciales. Entre ellos la Asociación de Defensores Públicos cuya presidenta, Adriana Berezán, cuestionó duramente el proyecto del gobierno.

"La esencia de este proceso penal es que la prisión preventiva es una medida cautelar. La privación de libertad debe estar directamente relacionada a la necesidad de que el sujeto no se fugue, entorpezca la investigación o amedrente a testigos o víctimas o a la gravedad del hecho", recordó semanas antrás ante el Parlamento.

En ese sentido, expuso una visión lapidaria de la modificación propuesta. ·"Ya teníamos bastantes elementos para imponer la prisión preventiva, pero los señores legisladores no se habían animado a violar la Constitución. Con este artículo, que incluye reiteración, reincidencia y habitualidad, lamento decirles que todos le estamos metiendo una gran mano violatoria a la Constitución", aseguró.

Según su visión, el artículo 6 del proyecto guarda muchas similitudes con el articulo 1 de la ley 19446 de Libertades Anticipadas y Penas Sustitutivas, sobre el cual hubo varias sentencias de inconstitucionalidad por parte de la Suprema Corte de Justicia.

La razón, sostuvo, es que la modificación planteada choca con el artículo 47 de la Carta Magna que establece que "en cualquier estado de una causa criminal que no haya de resultar pena de penitenciaría, los jueces podrán poner el acusado en libertad, dando fianza según la ley".

En ese marco, uno de los cambios que discute el oficialismo pasa por eliminar este dictamen obligatorio para los delitos cuya pena mínima sea inferior a los 24 meses y que, por lo tanto, no impliquen penitenciaría.

Pese a todo, hay sectores que discrepan incluso por las modificaciones y se negarán a votar lo referido a la prisión preventiva. Es el caso de Casa Grande y el Partido Socialista, que tienen definido pedir libertad de acción a la bancada.

Según Otheguy no sería un problema mayor, tomando en cuenta que las modificaciones planteadas cuentan con los votos asegurados para prosperar en el Senado.