Vázquez coordinó con varios organismos medidas contra la inseguridad

Por: Fabian Cambiaso
Publicado: 22/05/2018 19:58
Vázquez coordinó con varios organismos medidas contra la inseguridad
SCI

El mandatario se mostró preocupado y les dijo a un grupo de jerarcas que la insatisfacción de la población es “real”. Habrá más encuentros.

“Estoy preocupado. Hay una sensación clara de insatisfacción en la sociedad en lo que tiene que ver con la seguridad. Es real y me hago eco de esa preocupación”.

En estos términos se expresó este martes el presidente Tabaré Vázquez ante representantes de varios organismos estatales, a los que convocó especialmente para delinear medidas que arrojen soluciones reales a este tema.

En un encuentro que se prolongó por más de dos horas en su despacho, el mandatario hizo una puesta a punto con los diferentes actores que, según considera, deben trabajar en forma conjunta para llegar a este objetivo.

Allí estaban el secretario de la Presidencia, Miguel Toma y el prosecretario, Juan Andrés Roballo. También el ministro del Interior, Eduardo Bonomi y su colega de Desarrollo Social, Marina Arismendi. De la reunión participó además el fiscal general de la Nación, Jorge Díaz.

Como Vázquez pretende, más allá de medidas puntuales, una solución integral al problema, convocó a otras entidades que, entiende, deberán tener una actuación central.

Por eso fueron invitados el presidente del Banco de Previsión Social, Heber Galli, la consejera de la Administración Nacional de Educación Pública, Laura Motta, y la consejera general de Primaria, Laura Motta.

Según pudo saber ECOS, una de las principales preocupaciones planteadas por Vázquez fue la problemática en cuanto a la forma en que los distintos organismos compartían sus datos y las dificultades que eso traía a aparejado con respecto a la necesaria coordinación para la implementación de políticas públicas efectivas.

Este había sido un inconveniente planteado por el director nacional de Policía, Mario Layera, que entrevistado por El Observador, se quejó de que la “compartimentación” de información, en particular desde el Mides, le dificultaba a la Policía realizar su labor.

Lo que el presidente pretendía era que se le informara de primera mano cómo trabajaban en forma interinstitucional los diferentes organismos.

Para diseñar una solución a ese tema Vázquez pretende una labor central por parte de la Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y el Conocimiento (Agesic), que también fue convocada a la reunión.

Más allá de la discusión de políticas referidas estrictamente relacionadas con la Policía o la Fiscalía, para lo cual el gobierno viene anunciando una serie de medidas concretas, el presidente se mostró preocupado por atacar las causas sociales del delito.

Vázquez puso un énfasis importante en conocer la forma en que se georreferencian los datos referidos a las prestaciones sociales y cómo se monitorea, por ejemplo, la asistencia de los niños a la escuela, cuántos días falta o cuáles fueron las razones.

Precisamente, Vázquez le adjudicó a los centros educativos una importancia primordial en la lucha de base contra la delincuencia.

Allí intervino el ministro Bonomi, para puntualizar que el Uruguay se está replicando un fenómeno común en la mayor parte de América Latina: cada vez es más notoria la presencia de delincuentes de menor edad.

En ese sentido Vázquez recibió de muy buen grado la idea de convertir a las escuelas en “centros de promoción de la paz”. Se trata de una iniciativa presentada en su momento por la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM), que fue recordada este martes por el fiscal Díaz.

Según explicó la consejera Buzetti, el objetivo es reactivar la vieja idea de que la escuela es el lugar que generaba un vínculo concreto y diferente con la comunidad. En ese sentido, la figura del maestro cobraría una importancia primordial.

Con esta reunión, y las próximas que ya fueron pautadas, Vázquez se puso al hombro y en forma personal la respuesta del gobierno a la preocupación de la sociedad con respecto a la seguridad.

El presidente ya lo había dejado en claro este lunes, luego de recibir los planteos de un grupo de vecinos de San Luis. “El gobierno se compromete a combatir sin concesiones el delito, así como las causas que lo provocan”, aseguró.