En Ancap "parece que había cosas más importantes que las gabardinas"

Publicado: 19/03/2018 20:18
En Ancap "parece que había cosas más importantes que las gabardinas"
ECOS

La oposición prefiere esperar el fallo de la Justicia pero destacó que el dictamen del fiscal demuestra validez de denuncias presentadas.

Prudencia y satisfacción. En ese tono fue la reacción en filas opositoras luego de conocer que el fiscal de Crimen Organizado, Luis Pacheco, pidió el procesamiento del exvicepresidente Raúl Sendic y de otras ocho personas por delitos cometidos durante su gestión en Ancap.

"El hecho de que existan nueve pedidos de procesamiento es la demostración cabal de la validez de las denuncias que presentamos", dijo a ECOS el senador y líder del Partido Independiente", Pablo Mieres, en el sentido de que le otorga razón a que existieron ilícitos en las últimas gestiones de Ancap.

Mieres concluyó que el pedido de Pacheco demuestra que no existió ningún "circo mediático" en torno al accionar de la oposición en relación a las últimas gestiones en el ente.

"Parece que había cosas más importantes que las gabardinas", ironizó el diputado de su partido Daniel Radío. Se refería al día de abril de 2016 cuando los principales líderes opositores, enfundados en esa prenda, presentaron ante el juzgado las denuncias.

En filas nacionalistas se prefirió esperar a que la Justicia tome una determinación sobre el caso.

"Esperaremos el fallo judicial para pronunciarnos", dijo el senador Luis Lacalle Pou, que de todas formas hizo varias puntualizaciones.

Una es que el dictamen de Pacheco va en el mismo sentido que las conclusiones de la comisión investigadora parlamentaria que derivaron en la presentación de la denuncia penal. Lacalle Pou destacó la "tranquilidad en el acierto de investigar y denunciar".

Desde su sector político, el senador Álvaro Delgado llamó a manejarse con cautela y responsabilidad ante el caso.

Delgado fue uno de los principales promotores de la formación de la investigadora.

En la misma línea, el senador Jorge Larrañaga señaló que corresponde esperar el dictamen judicial, aunque expresó que el pronunciamento de Pacheco" "confirma que había fundamentos para la denuncia penal".

En tiendas coloradas, Pedro Bordaberry se llamó a silencio.

Por su parte el diputado Eduardo Rubio (Unidad Popular), sostuvo una visión diferente a de los partidos tradicionales.

"El pedido de procesamiento a Raúl Sendic Rodríguez, confirma nuestra lucha en defensa de las empresas públicas, en defensa de la transparencia y contra la corrupción", recalcó.

La mención al ex presidente de Ancap por sus apellidos tiene una explicación: la intención de diferenciarlo de su padre, Raúl Sendic Antonaccio, fundador del Movimiento de Liberación Nacional - Tupamaros.

Rubio, integrante del Movimiento 26 de Marzo, había presentado la denuncia sobre Ancap en forma separada al resto de la oposición.

Predicar con el ejemplo

El pedido del fiscal Pacheco también implica a varios dirigentes colorados, entre ellos Juan Justo Amaro Cedrés, sobre el cual se pidió procesamiento por abuso de funciones al estar implicado en la firma del acuerdo con Trafigura que derivaron en irregularidades en la triangulación de petróleo ecuatoriano.

"De confirmarse el procesamiento, el Partido Colorado deberá ser implacable. Hay que predicar con el ejemplo", pidió el diputado Fernando Amado.

Luego de conocido el dictamen de la Fiscalía, el ex director se comunicó con el secretario general colorado, Adrián Peña, que afirmó que Amaro solicitó el pase inmediato de su situación a estudio de la Comisión de Ética y Conducta partidaria. Además, aseguró que no cometió "ningún ilícito" durante su gestión en el ente.

Cuando tuvo que declarar ante la Justicia, Amaro había defendido la actuación de Sendic al frente de Ancap.