Jerusalem: gobierno discrepa con EEUU; Comité Israelita saluda a Trump

Publicado: 7/12/2017 15:07
Jerusalem: gobierno discrepa con EEUU; Comité Israelita saluda a Trump

Mientras el Ejecutivo mostró su preocupación por la decisión estadounidense, el Comité Central Israelita del Uruguay aplaudió la decisión.

El gobierno expresó su "preocupación y discrepancia" con la decisión tomada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, este miércoles, de declarar a Jerusalem como capital israelí, y ordenar el traslado de su embajada norteamericana a la ciudad santa.

A través de Cancillería, el Ejecutivo reafirmó "su apoyo a la Resolución 181 (1947) De la Asamblea General de la ONU que establece la creación de un Estado judío y un Estado árabe en el territorio de Palestina, con Jersualem como corpus separatum sometido a un régimen internacional especial; a la vez de expresar su compromiso con la Resolución 478 (1980) del Consejo de Seguridad de la ONU".

De acuerdo al comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores, la decisión estadounidense "no contribuye al imprescindible clima de paz y respeto mutuo necesario para alcanzar una solución justa, completa y duradera en Medio Oriente".

"Jerusalem es la capital de Israel".

Casi en simultáneo y en sentido opuesto a lo expresado por Cancillería, el Comité Central Israelita del Uruguay (CCIU) saludó con beneplácito la decisión del presidente Trump, que se limita a "dar cumplimiento" a una ley votada por el Congreso de los Estados Unidos en 1995 pero cuya vigencia ha sido pospuesta desde entonces.

"Jerusalem es la capital de Israel y, como siempre ha sido bajo su soberanía, continuará siendo centro espiritual de musulmanes, cristianos y judíos, con plena libertad de culto", aseguró el comité.

El organismo que nuclea a la mayor parte de la comunidad judía uruguaya formuló su "reiterado anhelo" por un proceso que conduzca al entendimiento entre israelíes y palestinos. "Por la convivencia. Por la paz", concluyó.

Este miércoles, el presidente del Comité Israelita, Israel Buszkaniec, dijo a ECOS: "El traslado de una embajada a Jerusalén no cambia lo que negocien las dos partes y no impide el proceso de paz. Este proceso no se lleva adelante porque los palestinos han buscado siempre argumentos para no reunirse".