Mercosur acéfalo

Actualidad

29/07/2016 16:23

Mercosur acéfalo

Uruguay entrega la presidencia con un informe final sobre su actuación. Paraguay dice que no hay traspaso a Venezuela.

Uruguay envió una nota diplomática a los países que integran el Mercosur en la que confirma el fin de su mandato al frente del bloque, por lo que la presidencia del mismo, que le correspondería a Venezuela, queda pendiente por las diferencias internas.

En la nota, la Cancillería presentó también el informe final de la actuación del país durante su presidencia frente al Mercosur, integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Venezuela.

En un comunicado, este viernes, el Ministerio anunció que "habiendo vencido el período de seis meses consagrado en los arts. 12 del Tratado de Asunción y 5 del Protocolo de Ouro Preto - ha finalizado su Presidencia Pro Témpore del MERCOSUR. En tal sentido, en el día de la fecha el Sr. Ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, ha comunicado este hecho por nota a los demás Cancilleres de los Estados Partes del MERCOSUR, adjuntando el Informe de la Presidencia Pro Témpore Uruguaya sobre las actividades desarrolladas durante dicho período".

Según autoridades uruguayas se entiende "que al día de hoy no existen argumentos jurídicos que impidan el traspaso de la Presidencia Pro Témpore a Venezuela".

Asimismo - indica el comunicado- "Uruguay destaca que, en el desempeño de dicha Presidencia Pro Témpore, se ha guiado en todo momento por el máximo respeto de la normativa institucional del Mercosur, del derecho internacional y de la soberanía de los demás Estados Partes, siguiendo los principios permanentes de la República en el ejercicio de su política exterior".

Este miércoles se informó de la cancelación de la reunión del Consejo del Mercado Común -el principal órgano de decisión del Mercosur- que estaba prevista para mañana y en la que se iba a buscar un consenso en cuanto a si proceder o no al traspaso del mandato del bloque a Venezuela.

El motivo de esa cancelación fue que tanto Paraguay como Brasil, que consideran que en Venezuela no se dan unas condiciones políticas y económicas propicias para ostentar la presidencia del Mercosur, comunicaron a Uruguay su intención de no acudir a la cita.

Por su parte, el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, dijo hoy que "no hay traspaso de la presidencia" del Mercosur a Venezuela y que queda "vacante", después de que Uruguay enviara una nota a los miembros del bloque confirmando el fin de su mandato.

"Quiero también dejar en claro que no hay traspaso de la presidencia a quien debería seguir en el ejercicio de la misma, que sería Venezuela", declaró Loizaga.

Loizaga hizo esas declaraciones tras comunicar que Paraguay recibió una nota diplomática de Uruguay en la que confirma el fin de su mandato al frente del bloque.

Paraguay se opone a que Venezuela asuma esa presidencia y defiende que debe estar en manos de un país que cumpla con los derechos humanos.

Loizaga explicó que para Paraguay la presidencia del Mercosur no se traspasa de forma automática, e insistió en que es necesario que exista un consenso para que otro miembro del bloque se haga cargo de ese mandato.

En el artículo 37 del Protocolo de Ouro Preto se estipula que "las decisiones de los órganos del Mercosur (como el Consejo del Mercado Común) serán tomadas por consenso y con la presencia de todos los Estados partes".

En ese sentido, dijo que si se busca ese consenso para trasladar la presidencia a Venezuela, Paraguay "no va a acompañar ningún quórum".

Respecto a esa oposición, Loizaga indicó que la postura de su Gobierno es coincidente con la Brasil, tras hablar con el canciller brasileño, José Serra.

"Ellos también tienen una posición en el sentido de que no acompañan el traspaso de la presidencia a Venezuela", informó.

Además hizo mención al precedente de 2013, cuando Argentina no tomó el relevo de Venezuela y el país caribeño siguió al frente del Mercosur durante un año, a pesar de que la presidencia temporal es de seis meses.

Loizaga explicó que el siguiente paso es iniciar contactos entre los miembros para ver cómo "enfrentar esta situación" y puntualizó que existe un consejo permanente del Mercosur en Montevideo que "tendrán su parte de trabajo que tendrán que hacer para seguir adelante con los procesos y proyectos".

En caso de que se mantenga la situación actual, con Paraguay y Brasil oponiéndose a que Venezuela asuma el mandato del Mercosur; con Argentina en una posición indefinida y con Uruguay apoyando que la asuma el país al que le corresponde, se espera un momento de incertidumbre en el grupo regional.

Las desavenencias del bloque se refieren, además de a una posible presidencia venezolana, a la interpretación que cada país hace del protocolo para la transferencia del mandato, que se refleja de forma difusa tanto en el Tratado de Asunción (acuerdo fundacional del grupo firmado en 1991) y en el protocolo de Ouro Preto (1994).

En ambos documentos lo que se especifica es que "la presidencia del Consejo del Mercado Común será ejercida por rotación de los Estados partes, en orden alfabético, por un período de seis meses".

Asimismo, en el artículo 37 del Protocolo de Ouro Preto se estipula que "las decisiones de los órganos del Mercosur (como el Consejo del Mercado Común) serán tomadas por consenso y con la presencia de todos los Estados partes".

Venezuela entiende que el proceso de traspaso de la presidencia es automático, mientras que Paraguay y Brasil entienden que para ello es necesario que haya consenso entre los Estados y una reunión para efectuar la transferencia.

Asimismo, Uruguay no considera que la transferencia sea automática, pero sí tiene claro su decisión de dejar la presidencia, asuma quien la asuma.

En tanto, la posición de Argentina ha sido ambigua durante todo el proceso de debate sobre el traspaso.

Lo que se prevé, de mantenerse la situación como hasta ahora, es que Venezuela reclame la presidencia, algo que provocará el rechazo de Paraguay y de Brasil.

Precisamente hoy el presidente interino de Brasil, Michel Temer, dijo que Venezuela debe completar primero el proceso de adaptación al Mercosur, para luego ser considerado como miembro pleno del bloque y entonces poder asumir su presidencia rotativa.

"Brasil no está exactamente oponiendose a que se transfiera la presidencia a Venezuela", pero "está ponderando que, para ser parte integral" del bloque, "tiene que cumplir requisitos pactados hace cuatro años, que aún no ha cumplido", declaró Temer en una rueda de prensa.

En base a Cancillería de Uruguay, Brasil, Paraguay y EFE