Venezuela pasa otro día sin respuestas en medio de crispación popular

Publicado: 9/06/2016 07:51
Venezuela pasa otro día sin respuestas en medio de crispación popular
Miembros de la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía Nacional Bolivariana detienen a un manifestante. EFE/Miguel Gutiérrez.

Habría que validar 1,3 millones de firmas entre el 15 y 22 de junio para activar referéndum pero todo se dilata.

La oposición venezolana pasó otro día sin recibir una respuesta formal de cuándo podrá acudir a validar las firmas con las que espera iniciar la solicitud de un referendo revocatorio del Gobierno de Nicolás Maduro.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) no dijo ni cuántas de las firmas opositoras eran válidas para pasar al siguiente paso del referendo revocatorio ni cuándo esas rúbricas podrán ser validadas, un anunció con el que, según la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), las autoridades se habían comprometido.
Capriles: esto es por la actitud temeraria de cuatro señoras que se creen con el derecho de violar los derechos de los venezolanos

En ausencia de información oficial, el secretario de la MUD, Jesús Torrealba, desveló que de acuerdo con la información que les había hecho saber Luis Emilio Rondón, el único de los cinco rectores del CNE que es próximo a los opositores, entre los días 15 y 22 de junio debería realizarse la validación de 1,3 millones de firmas que, según ellos, fueron formalmente verificadas.

Torrealba dijo que el CNE tiene que convocar a este proceso en el que se requiere la presencia del firmante para que, con su huella dactilar, valide su rúbrica, y confirme que respalda a la MUD para que esta solicite el revocatorio.

"Tras este proceso de validación vendría de inmediato la convocatoria para recabar las expresiones de voluntad del 20 % del Registro Electoral, este 20 % serían aproximadamente cuatro millones de personas", recordó el vocero de la MUD que apuntó que al finalizar esta última fase ya se estaría a las puertas del referendo.

Apuntó, sin embargo, que hay que "tener claridad" en que la mayoría de los que conforman el directorio del CNE supuestamente busca poner obstáculos a este proceso.

"Estamos trabajando con hampones, estamos trabajando con un régimen malandro (delincuente)", opinó.

Sin embargo, ninguna autoridad del Poder Electoral hizo pronunciamiento alguno sobre este trámite que quedó en un punto muerto el pasado 2 de junio cuando concluyó el cronograma anunciado por el CNE para procesar las firmas.

La oposición culpa del retraso de la información y del proceso a cuatro de los cinco rectores del Poder Electoral, que, aseguran, están identificados con el Gobierno chavista.

A juicio del excandidato presidencial Henrique Capriles esto es por la "actitud temeraria" de cuatro señoras "que se creen con el derecho de violar los derechos de los venezolanos".

Lea también: Henrique Capriles "Carta Democrática no cambia al Gobierno; la solución es el revocatorio"

Mientras los opositores insisten en ese reclamo el Gobierno de Maduro volvió a llamar a sus partidarios a las calles para que demuestre su respaldo a la revolución bolivariana.

Para ello varias decenas de chavistas marcharon en Caracas en apoyo a los llamados Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) creados por el Gobierno de Maduro para distribuir los productos básicos que han desaparecido de los comercios, un sistema que ha sido criticado por la oposición.

El ministro venezolano de Alimentación, Rodolfo Marco, dijo, desde la manifestación, que los CLAP son "el poder popular llevándole el alimento al pueblo", un sistema creado "para combatir la guerra económica".

Apoyo internacional

En el plano internacional el Gobierno venezolano recibió también un espaldarazo de una docena de países sudamericanos y caribeños que dejaron claro que respaldarán a la nación petrolera frente a la decisión de la Secretaría de la Organización de Estados Americanos (OEA) de activar la Carta Democrática a Venezuela.

Los representantes de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP) se reunieron en Caracas en un consejo político presidido por Venezuela para crear "estrategias en común para la defensa de la región" y cerrar filas con la nación petrolera en un momento en el que, aseguraron, está siendo amenazada por fuerzas extranjeras.

Al término de ese encuentro la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, aseguró que los países miembro de la ALBA-TCP acudirán a la Asamblea General de la OEA la próxima semana en República Dominicana para rechazar la activación del mecanismo invocado por el secretario general de la organización hemisférica, Luis Almagro.

Todo se desarrolla en medio de un clima de crispación en el que las calles de Caracas fueron escenario de nuevas protestas de ciudadanos que exigían, por separado, alimentos y repuestos para vehículos.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) reveló a la agencia de noticias EFE que, según sus cuentas, el país petrolero enfrenta a diario un promedio de 19 protestas en medio de un clima de conflictividad en ascenso por la escasez de alimentos y la demanda de servicios básicos, por lo que se contabilizan 2.779 manifestaciones en los primeros cinco meses del año.

EFE